¿Podría ocurrir en la Argentina lo mismo que en Beirut? Qué empresas manejan nitrato de amonio en el país

Son doce compañías las autorizadas a importarlo y comercializarlo, y trabajan en grandes predios alejados de la ciudad bajo estrictas medidas de seguridad establecidas por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC)

Fundada en 1941, Fabricaciones Militares es una organización dependiente del Ministerio de Defensa de la Nación, especializada en el desarrollo, fabricación y suministro de soluciones integrales de productos y servicios para los sectores de: Seguridad y Defensa, Minería, Química y Metalmecánica.
Fundada en 1941, Fabricaciones Militares es una organización dependiente del Ministerio de Defensa de la Nación, especializada en el desarrollo, fabricación y suministro de soluciones integrales de productos y servicios para los sectores de: Seguridad y Defensa, Minería, Química y Metalmecánica.

Desde el martes 4 de agosto, las imágenes de la explosión que sacudió a Beirut circulan por distintos canales de televisión y portales de noticias de todo el mundo. Las redes sociales tampoco son la excepción. De acuerdo con la información que brindaron los directores de Aduanas y Seguridad de El Líbano, la catástrofe (que dejó más de 100 muertos y miles de heridos) se debió a la detonación de un almacén repleto de “materiales de alto poder explosivo”, entre ellos, nitrato de amonio.

El nitrato de amonio es una sal formada por iones nitrato y amonio. Se trata de un compuesto incoloro e higroscópico (N. de la R.: que absorbe la humedad) altamente soluble en agua, que suele ser utilizado como fertilizante. Sin embargo, ese no es su único uso. Sirve también para fabricar explosivos y, por lo tanto, su utilización está regulada por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC).

En Argentina, las empresas que están autorizadas a importar y comercializar nitrato de amonio son doce: Compo Argentina S.R.L.; A.C.A. Coop. Ltda.; Agrefert Arg. S.A.; Austin Powder Argentina S.A.; Bunge Argentina S.A.; Dirección General de Fabricaciones Militares; Enaex Argentina S.R.L.; Nidera S.A.; Orica Argentina S.A.I.C.; Profertil S.A.; Yara Argentina S.A; e Y.P.F. S.A.

Infobae se puso en contacto con dos de ellas para conocer de qué manera trabajan con este producto que, además de ser tóxico al tacto y altamente inflamable, se cree que fue el explosivo utilizado en el ataque contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que se cobró la vida de 85 personas. El gran interrogante: ¿podría ocurrir en Argentina lo que pasó en Beirut?

En Argentina la utilización del nitrato de amonio está regulada por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC). Actualmente son doce las empresas que están autorizadas a importar y comercializar este producto.
En Argentina la utilización del nitrato de amonio está regulada por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC). Actualmente son doce las empresas que están autorizadas a importar y comercializar este producto.

Norberto Muñoz (53) es el director de Agrefert Arg. S.A. Con más de dos décadas de trayectoria, la empresa de fertilizantes está situada en el Complejo Industrial Ramallo–San Nicolás (COMIRSA), en un predio de 50.000 metros cuadrados y cuenta, entre otras cosas, con un depósito de almacenaje de nitrato de amonio de 10.000 toneladas de capacidad.

Según Muñoz existen dos tipos de nitrato de amonio: uno de baja y otro de alta densidad. El primero, dice, tiene porosidad interna y eso lo convierte en la materia prima ideal para la fabricación de explosivos. El segundo es el que se utiliza para los fertilizantes y es el que Agrefert Arg. S.A importa al país para formular sus productos.

En Argentina el nitrato de amonio no se comercializa en estado puro. Sí se puede importar como materia prima, como hacemos nosotros, pero para fabricar fertilizante líquido con un alto componente de agua”, explica Muñoz a este medio.

Agrefert Arg. S.A. está situada en el Complejo Industrial Ramallo–San Nicolás (COMIRSA) posee un depósito de almacenaje de nitrato de amonio de 10.000 toneladas de capacidad.
Agrefert Arg. S.A. está situada en el Complejo Industrial Ramallo–San Nicolás (COMIRSA) posee un depósito de almacenaje de nitrato de amonio de 10.000 toneladas de capacidad.

A la charla se suma el ingeniero Miguel Toselli (59) de Fabricaciones Militares: el organismo estatal argentino que depende del Ministerio de Defensa de la Nación y que también está autorizado a importar nitrato de amonio al país. “Traemos dos tipos y ambos pueden ser utilizados para fabricar explosivos que se utilizan para la minería”, explica Toselli, director de Fábrica Militar Villa María (Córdoba) y Planta Jáchal (San Juan) que, en total, suma 350 empleados.

“En Fabricaciones Militares compramos el nitrato de amonio a las marcas más conocidas mundialmente, como Orica o Enaex, para asegurarnos la calidad del producto. Lo hacemos a través de procesos licitatorios. En la planta de Jáchal (San Juan) tenemos depósitos a cielo abierto, también llamados ‘canchas'. Están protegidas por unos taludes de tierra a los efectos de que, frente a algún tipo de incidente, la detonación se desvíe por ese talud y no propague horizontalmente sino que vaya hacia arriba. En las imágenes que se vieron de Beirut, el explosivo no está confinado sino liberado de ahí que la onda expansiva haya causado un efecto de destrucción”, explica Toselli a Infobae.

En la planta de Fabricaciones Militares de Villa María (Córdoba) los depósitos ubicados a distancias reguladas por ANMaC y protegidos por taludes de tierra.
En la planta de Fabricaciones Militares de Villa María (Córdoba) los depósitos ubicados a distancias reguladas por ANMaC y protegidos por taludes de tierra.

Según Toselli sus empleados trabajan bajo estrictas normas de seguridad. Algunos tienen años de trayectoria. También hay gente joven, pero para manipular el nitrato de amonio reciben una capacitación muy prolongada. El objetivo es que lo hagan de manera segura. “Deben usar elementos de protección personal porque, además, estos productos suelen ser o corrosivos o irritantes. Por eso no es conveniente tocarlos con la mano ni inhalar el polvillo. Por otro lado, hay personas que están permanentemente supervisando que los operadores y sus jefes cumplan con las normas de seguridad. El riesgo se minimiza”, advierte el ingeniero.

-¿Con qué frecuencia se abastecen de nitrato de amonio?

Norberto Muñoz (Agrefert Arg. S.A.): En nuestro caso el abastecimiento está vinculado a la estacionalidad del ciclo agrícola y a la demanda de fertilizantes. De cualquier forma, la ANMaC hace un seguimiento mensual de nuestro stock. Cada remito que sale debe estar nominado e identificado.

Miguel Toselli (Fabricaciones Militares): No podría precisarlo porque depende del momento y las circunstancias. Lo que sí te puedo decir es que la unidad de compra es por tonelada y se comercializa en unos bolsones que se llaman “Big Bag” porque su capacidad es de 1000 o 1250 kilos. Generalmente se hacen compras de volúmenes importantes porque son gestiones que requieren de mucha documentación. Todos los movimientos de los productos y su destino se informan bajo declaración jurada y son controladas por ANMaC.

-Para cerrar: ¿ustedes creen que podría ocurrir en Argentina lo que pasó en Beirut?

Norberto Muñoz (Agrefert Arg. S.A.): No. Para empezar: lo que explotó en Beirut no era una planta industrial, sino un depósito donde se almacenaba nitrato de amonio. Y ahí viene la segunda aclaración. Las empresas que comercializan esta sustancia deben estar estratégicamente ubicadas. Nosotros estamos en un Parque Industrial, alejados de cualquier tipo de zona urbana y cumpliendo con toda la normativa vigente que exige la ANMaC. El depósito que explotó en Beirut, en cambio, estaba situado en una zona altamente poblada. Es como si hubiera un depósito con 2700 toneladas de nitrato de amonio explosivo en Puerto Madero. No puede ser catalogado como un accidente porque esconde un alto grado de negligencia.

Miguel Toselli (Fabricaciones Militares): Por las características del producto que fabricamos la respuesta sería positiva. Pero, por las normas de seguridad con las que cumplimos la respuesta sería negativa. Nuestras instalaciones están a la intemperie y, además, ANMaC nos exige un distanciamiento entre el lugar donde se procesa el nitrato de amonio y el lugar donde se va a almacenar. Tanto la fábrica de Villa María como la de Jáchal tienen predios que superan las 300 hectáreas. Si vos ingresás a una zona de almacenamiento de Fabricaciones Militares vas a ver que hay como pasillos internos, tipo góndolas de supermercado. Esto facilita la ventilación y evita cualquier punto que pudiera generar inflamación. Por otro lado, utilizamos iluminación natural o iluminación con antiexplosivos para evitar, por ejemplo, que una chispa genere un incendio que haga detonar el material, como sucedió en Beirut.

Seguí leyendo

La catástrofe en los hospitales de Beirut, en primera persona: “Llega gente con fotos de sus familiares y no sabemos qué decirle”

Qué es el nitrato de amonio, el químico preferido de los terroristas que causó la explosión en el puerto de Beirut

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos