“Monstruario”, la serie de relatos de Zoe Hochbaum que indaga en lo fantástico

La actriz publicó su primer libro en el que describe un conjunto de engendros que no buscan dar miedo. "Es una ficción a la cual hay que entregarse sin conceptualizar", aseguró a Infobae

"Monstruario", la primera publicación de la actriz Zoe Hochbaum
"Monstruario", la primera publicación de la actriz Zoe Hochbaum

“Elmo Braganza solía ser un tipo normal”. Las siete palabras conforman la primera oración del relato que abre Monstruario, el flamante libro de la actriz Zoe Hochbaum. El segundo párrafo entrega un giro inesperado: “Desde que Elmo es un gato las cosas han cambiado radicalmente: la casa dejó de oler a jazmines, ahora predomina el amoníaco mezclado con las piedras donde Braganza hace sus necesidades”.

La escritora Mariana Enríquez, dueña del prólogo que antecede la primera obra literaria de Hochbaum, describe a Monstruario como un agrupador de “reseñas de vidas desoladas porque su diferencia les impide entrar en la normalidad”. También se pregunta qué es ser un monstruo. Para ello, en este caso, responde cuál es el fin de este engendro: “Recordarnos que hay otros a quienes no conocemos, ni sabemos sobre sus dificultades”.

Hochbaum utiliza su libro para contar que los monstruos viven del caos, son viscosos y deformes. Una entidad que le da el asustado. En sus nueve relatos, la transformación kafkiana de sus monstruos es vivaz y graciosa. No generan miedo, aunque sí un rocío de tristeza baña cada historia fantástica. Una fiesta melancólica de la imaginación.

Zoe Hochbaum es actriz y tiene 21 años
Zoe Hochbaum es actriz y tiene 21 años

“Lo escribí el año pasado. Arrancó en mi taller de escritura con Ariel Idez. Los dos teníamos ganas de que surgiera algo así. Me dijo ‘armate un proyecto’ y me di cuenta, a medida de que lo iba escribiendo, de la posibilidad de ir sumando dibujos. Propuse que esos relatos se convirtieran en un libro y me mandé”, dijo la actriz a Infobae.

En su biografía, a la joven nacida en 1999 le sobran clases de baile y de actuación. Su formación de actriz la llevó a trabajar en diversos proyectos cinematográficos, como Abzurdah o Las grietas de Jara. “Siempre me gustó la escritura, desde chica, pero no como una verborragia. Me gustaba escribir mientras estudiaba actuación, casi como algo secundario, con claves diferentes. Me interesaba como un arte más”, recordó Hochbaum, quien tuvo su primer diario íntimo a los cinco años.

El libro de tapa color lila lleva una de las tantas ilustraciones que la propia Hochbaum dibujó. “Me encantó la autogestión porque no soy dibujante. Sí me considero escritora, porque me formé para serlo, pero no dibujante. Fue simplemente para intentar acompañar los relatos. Se trata de explorar los monstruos que tenemos adentro. Nunca estuvo pensado así, sólo tenía que entregar cuentos para corregir y me di cuenta de que eran muchos. Entonces pensé: ‘¿Y si hago las ilustraciones?‘”.

Hochbaum cita al poeta Juan Rodolfo Wilcock, autor de El libro de los Monstruos, a quien recuerda por una célebre frase: “Siempre nos toman por lo que parecemos ser”. Para la actriz de 21 años, cada monstruo es una posibilidad de un mundo distinto al que existe. En su universo existe Porfirogéneto Res, quien tiene una casa en el centro del vacío que pintó de violeta para poder reconocer. O Elías Cremoso, quien está fuera de foco y no es bienvenido ni en su propio hogar.

Las ilustraciones del libro también las hizo Hochbaum
Las ilustraciones del libro también las hizo Hochbaum

“Monstruario plantea una posibilidad de explorar un mundo diferente. Cuenta cómo los seres humanos, de quienes sabemos partecitas de muchas historias monstruosas, se transforman en algo que, por alguna razón, genera empatía y simpatía. Habitualmente proyecto ese tipo de situaciones con mis perros o gatos. Siento que me comunico con ellos. Soy vegana y activista vegana, entonces proyecté cómo el animal puede tener un comportamiento humano y cómo el vínculo que uno genera con ellos los termina humanizando”, reconoció Hochbaum.

Y agregó: “Pensamos una idea para desarrollar, después la misma se transformó en esto. Pero al principio era eso. Acá no aparece el monstruo del miedo, es una ficción a la cual hay que entregarse sin conceptualizar tanto. Actualmente estoy leyendo ensayos. La mayoría de mis escritos más íntimos son eso: ensayos sobre la vida misma. Mucho los llevo a terapia y otros me los quedo para mí. Siempre pienso en lo loco que es escribir desde el dolor, el sufrimiento o la felicidad y alcanzar un alto nivel de productividad. Porque cuando uno descubre las cosas desde el dolor, es para sanar”.

En 2018, Hochbaum protagonizó en La Usina del Arte la obra fílmica teatral llamada La ventana del árbol y Ana Frank. La actriz reencarnó en la piel de la niña judía que se escondió durante casi dos años en el altillo de su casa de Ámsterdam, escapando del nazismo. Desde allí, antes de ser llevada a un campo de concentración, escribió un diario que refleja la atrocidad de la persecución.

“Es difícil saber qué va a pasar con este año pandémico. Al igual que yo, mis colegas están para atrás esperando que pase todo esto. Tenía dos proyectos, uno confirmado para HBO, que ahora está en stand by. Todo quedó ahí. Está imposible proyectar lo que va a pasar en 2021″, completó Hochbaum.

SEGUÍ LEYENDO:

Una hora con Mariana Enriquez: miedos, influencias, nuevos desafíos y deseos de la reina de la literatura de terror en español

“Komorebi”, una historia de fantasmas en el Colegio Nacional Buenos Aires



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos