Foto ilustración de una muestra de sangre para pruebas de coronavirus. Marzo 17, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration
Foto ilustración de una muestra de sangre para pruebas de coronavirus. Marzo 17, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

“En menos de 24 horas se tienen los resultados del coronavirus con el equipo que implementamos”, afirmó, en diálogo con Infobae, Rafael Mariano Grossi, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de la Organización de las Naciones Unidas, con sede en Austria. Grossi además relató que el equipo para detectar el virus que acecha a todo el mundo, ya se lo solicitaron en al menos 46 países. Entre ellos, Uruguay, Colombia, Perú, Paraguay, Ecuador y Venezuela. Y agregó, que ayer se comunicaron con él desde el Gobierno nacional. “En principio querían saber de qué se trataba y mostraron interés”, reveló.

Según explicó Grossi, lo que ofrece el sistema de OIEA es, técnicamente, “reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa en tiempo real (RT-PCR)” (por sus siglas en inglés), lo que quiere decir que se detecta a través de muestras biológicas, hisopados y gracias al engranaje que tiene la metodología permite que el virus de detecte “muy rápidamente porque identifica al virus casi inmediatamente en la cadena genética”.

“El equipo tiene la forma de una fotocopiadora. El material que utiliza es un reactivo químico para diagnosticar”, precisó.

FILE PHOTO: International Atomic Energy Agency (IAEA) Director General Rafael Grossi gestures during an interview with Reuters in his office in Vienna, Austria December 3, 2019. REUTERS/Leonhard Foeger/File Photo
FILE PHOTO: International Atomic Energy Agency (IAEA) Director General Rafael Grossi gestures during an interview with Reuters in his office in Vienna, Austria December 3, 2019. REUTERS/Leonhard Foeger/File Photo

Grossi explicó, además, que no es la primera vez que colaboran ante el diagnóstico de un virus de contagio masivo. “Esto lo hemos hecho en el pasado a través del sistema de diagnóstico molecular basado en la identificación de secuencia genética de un virus con el ébola y la gripe porcina. Y hace menos tiempo, con el caso del zika, chikunguña y dengue. Colaboramos en una cantidad de virus y de patologías en las cuales la identificación de secuencia genómica de detención ha sido de una enorme utilidad. Basándonos en esa experiencia, cuando surgió la pandemia nos pusimos a disposición de los 172 países miembros esta tecnología”.

Aunque ante los problemas que representan la movilidad hoy en el mundo, Grossi contó que están intentando acelerar los tiempos para que el equipo logre llegar a los países que lo solicitaron rápidamente. “Damos el equipo, los materiales que son necesario para los laboratorios y no solamente eso, también entrenamos a los médicos que van a usar el equipo. Con todo lo está sucediendo que estamos en un momento de casi cielo cerrados, entonces trasladar y enseñar a los médicos se nos está complicando un poco más. En tiempo normales enviar una logística así tarda un mes, aunque ahora estamos apurando todo dada la situación de urgencia que se está viviendo en el mundo”, sostuvo.

La idea, según detalló, es enviar lo antes posible los equipos y realizar telecomunicaciones con los médicos para instruirlos en la utilización. Con respecto a la situación en la Argentina y al Instituto Anlis Malbrán, encargada de diagnosticar el virus, Grossi, dijo: Tengo la mejor opinión como ciudadano argentino, así que estoy seguro que están trabajando muy bien. Estamos a disposición aunque sé que están trabajando arduamente”.

Laboratory technicians get ready during a coronavirus analysis simulation at the Malbran institute in Buenos Aires, Argentina February 29, 2020. Picture taken February 29, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian
Laboratory technicians get ready during a coronavirus analysis simulation at the Malbran institute in Buenos Aires, Argentina February 29, 2020. Picture taken February 29, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

En tanto, el especialista contó porque cree que aún no le fue solicitado el kit de diagnóstico desde la Argentina. “Creo que hay unos 50 países que han pedido y hay unos 140 que no, deduzco que es porque algunos tienen la capacidad suficiente como para detectarlo y hay otros países que no la tienen”, dijo. Y agregó: “Ayer se comunicaron conmigo desde el Gobierno nacional. En principio fue para saber de qué se trataba nuestro equipo y mostraron interés”.

El miedo que existe en la Argentina es si la curva de casos se eleva de la misma forma que creció en Italia o en España, entonces el Instituto Malbrán no daría abasto con todos los diagnósticos. Aunque, según publicó Infobae ayer, una fuente de Salud deslizó que a los 3000 reactivos que tiene el Malbrán en estos momentos se sumará la llegada de 12 mil entre miércoles 18 y jueves 19 y 50 mil la semana que viene, para totalizar 65 mil.

La compra de estos insumos para procesar las muestras no se reduce a los reactivos para coronavirus, sino que ocupa 13 renglones del pedido e incluye lo necesario para chequear los casos de los distintos virus respiratorios que circulan habitualmente. Por el total en este rubro se pagarán alrededor de 106 millones de pesos. No es la única inversión que se encarará esta semana.

Télam, Buenos Aires 13/07/06 El complejo de laboratorios de bioseguridad que la ANSIL Malbrán inaugurará el viernes constituye una construcción con infraestructura y equipamiento de avanzada, que demandó una inversión que supera los 14 millones de pesos y representa un sistema de avanzada, sin similitudes en América latina, remarcó el interventor de la ANSIL Malbrán, Gustavo Ríos. Foto: Alejandro Belvedere/Télam/tlp
Télam, Buenos Aires 13/07/06 El complejo de laboratorios de bioseguridad que la ANSIL Malbrán inaugurará el viernes constituye una construcción con infraestructura y equipamiento de avanzada, que demandó una inversión que supera los 14 millones de pesos y representa un sistema de avanzada, sin similitudes en América latina, remarcó el interventor de la ANSIL Malbrán, Gustavo Ríos. Foto: Alejandro Belvedere/Télam/tlp

Desde el Malbrán informan que “se está trabajando al día, no hay muestras en espera”. Además, cuentan que “la semana próxima arranca la capacitación para los profesionales de todo el país, para que comiencen a hacerse las pruebas en las provincias. Se hará vía streaming, ya que por las nuevas disposiciones para que el virus no circule hace imposible que viajen”. Para eso se compraron 25 termicicladores, las máquinas que realizan los análisis.

Ante esta pandemia que también ataca a nuestro país, Grossi dijo: “Creo que la Argentina no escapa a la tendencia internacional, que es preocupante en todas las regiones. Tengo una visión parcial porque no estoy allá, pero sí estoy en contacto con la OMS y Naciones Unidas y creo que nadie está exento de este virus. Lo que lo hay que hacer es arremangarnos y ponernos en modo de situación extraordinaria, eso es lo que hace falta en este momento”, dijo.

Y continuó: “Lo que sí veo de la Argentina es que hay reuniones ministeriales con expertos y se están tomando recaudos con cooperación y opinión de terceros. La Argentina está a la altura, totalmente”.

Laboratory technicians work with samples during a coronavirus analysis simulation at the Malbran institute in Buenos Aires, Argentina February 29, 2020. Picture taken February 29, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian
Laboratory technicians work with samples during a coronavirus analysis simulation at the Malbran institute in Buenos Aires, Argentina February 29, 2020. Picture taken February 29, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

Con respecto a Europa, Grossi, dijo: “Acá está viviendo una situación inusitada porque creo que hubo un factor sorpresa y una reacción en cámara lenta, donde pasamos de escepticismo inicial a una situación de alarma muy fuerte, muy grande y las estadísticas están demostrando que esa reacción de hoy está justificada. Se tiene que tomar medidas draconianas. Aquí, en Austria, todo el mundo está trabajando desde casa, pero no hay nadie en la calle, el complejo de Naciones Unidas está desierto”.

Y agregó: “En el caso austriaco, que está muy cerca del norte de Italia que es el foco más grande de la pandemia , lo que pasó fue que se dio una situación atípica. Al comienzo del pico coincidió con el época de vacaciones de esquí. Acá hay un centro esquí muy al sur de Austria que fue el lugar desde donde esparció muchísimo el virus y hubo más de 1000 casos, por eso Austria está muy tocado. Actualmente tenemos cerrada la frontera con Italia, Alemania y Suiza. Estamos en una situación de cuarentena obligatoria aunque lo que no hay es prohibición de circular, pero no excluye que esa medido pueda llegar en breve. Aquí están pasando los 2000 casos ya”.

En tanto, además, contó que la OIEA continúa con los trabajos de inspección en países que tienen potencial nuclear. “Es más difícil el control ante situación de este estilo, pero me comprometí para continuar con los controles”, concluyó.

Seguí leyendo: