Efectivos del cuerpo de bomberos voluntarios hallaron un cadáver en medio de la búsqueda de la mujer desaparecida
Efectivos del cuerpo de bomberos voluntarios hallaron un cadáver en medio de la búsqueda de la mujer desaparecida

Las autoridades del municipio de Capilla del Monte, ubicado en el departamento cordobés de Punilla, encontraron este martes el cuerpo de una mujer en la zona del dique Los Alazanes e investigan si se trata de Mariela Natalí, la mujer de 44 años que desapareció hace 14 días de la casa que estaba cuidando en esa ciudad.

El hallazgo se produjo “a unos cinco mil metros del punto cero, que es la zona de La Toma, en el tercer descanso del camino a Los Alazanes, a unos 800 metros del dique y próximo al río Calabalumba”, confirmó el director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha. Un equipo de miembros del cuartel de Bomberos de la ciudad y agentes del Grupo Especial de Rescate (GER) divisó el cadáver y dio aviso minutos antes de las 16.

Con la colaboración de personal de la comisaría local, los efectivos trabajaron allí durante algunas horas y comenzaron el descenso al caer la noche. Según está previsto, la escena se preservará así hasta hoy, cuando con la luz del día se reanuden las tareas, ya con la presencia de miembros del gabinete judicial.

Uno de los senderos donde se realizaron los rastrillajes
Uno de los senderos donde se realizaron los rastrillajes

Concha aseguró que por el momento no tienen mayores precisiones de las características y la vestimenta que del cuerpo, por lo cual no se confirmó la identidad del cadáver. “Es muy mala la comunicación en el lugar. De hecho no hay nada de telefonía celular. La comunicación radial solamente se puede hacer por repetidora”, explicó.

Natalí fue vista por última vez durante el mediodía del martes 4 de febrero. A las 13:16 de ese día, una cámara de seguridad ubicada en el ingreso a la zona del Cerro Uritorco y el acceso a La Toma, registró la última imagen de ella.

La última imagen de la mujer desaparecida en Córdoba


De acuerdo con la información que se fue conociendo a partir de la denuncia por averiguación de paradero, se supo que Natalí es oriunda de Santa Fe y se había mudado a Córdoba para hacerse cargo por un tiempo de la vivienda de sus tíos, dos conocidos miembros de la iglesia local de los Testigos de Jehová, religión que ella también profesa.

Previo a su desaparición, se había encontrado con una amiga a la que acompañó a hacer unas cobranzas por unos artículos de belleza que había vendido.

Desde el comienzo de los operativos de búsqueda, los rastrillajes se concentraron en senderos que conducen a La Toma, desde la Senda del Toro y dique Los Alazanes, hasta Casa de Plata en Huertas Malas, el camino del Uritorco, los pencales de Dolores y el camino de San Marcos Sierras.

Fue justamente la amiga de Natalí quien les comentó a las autoridades policiales que la joven le había dicho que pensaba viajar a ese balneario, aunque no estaba segura de hacerlo porque el clima estaba inestable.

Entre bomberos, policías, baqueanos e incluso voluntarios, con la ayuda de perros de la División Canes, drones, y un helicóptero de la policía provincial, los operativos de búsqueda se extendieron al camino que va hacia San Marcos Sierra, a unos 150 kilómetros de la capital provincial.

Este último lugar fue rastrillado debido a que es la zona en la que se activó el celular de la mujer cuando recibió la última llamada de los investigadores, que aseguraron que posterior a la desaparición el teléfono continuó sonando, aunque nadie atendió las llamadas. La pequeña localidad fue revisada, pero no se encontraron indicios de la mujer desaparecida y tampoco se pudo detectar la ubicación exacta del aparato a través de los registros del GPS.

A los procedimientos también se incorporaron buzos tácticos especializados en zonas profundas, para trabajar en la última olla del río Calabalumba, hacia arriba, para luego orientarse senderos abajo por La Higuerita y cauce del curso de agua.


La investigación quedó en manos del fiscal Raúl Ramírez, quien por el momento descarta que la mujer se haya ido con alguien, ya que era nueva en la ciudad y según los testigos no tenía muchos conocidos.

SEGUÍ LEYENDO: