A lo extenuante de transitar este jueves por el centro de la Ciudad de Buenos Aires, por las altas temperaturas, se le suma ahora una movilización de organizaciones sociales y de izquierda que protesta por los aumentos de los combustibles.

Durante la madrugada las pizarras de las estaciones de servicio incrementaron sus combustibles un 5% en promedio. Los manifestantes denuncian que esos incrementos se trasladan directamente a los precios de los supermercados, en un contexto de emergencia alimentaria y reclaman que se congelen nuevamente los valores de las naftas.

Una larga columna se desplazaba poco antes de las 11:30 por la Avenida Corrientes hacia el bajo porteño. La intención de los manifestantes es llevar su reclamo hasta las puertas de la sede de la petrolera estatal YPF en Macacha Güemes al 500.

Las pizarras ya muestran los nuevos precios (foto: Maximiliano Luna)
Las pizarras ya muestran los nuevos precios (foto: Maximiliano Luna)

Es que tras el vencimiento del decreto que congeló, a mediados de agosto, los precios de los combustibles y del barril de crudo por 90 días, las empresas petroleras decidieron aplicar un nuevo aumento de 5% a partir de esta madrugada.

Las principales empresas del sector actualizaron sus precios a partir de la madrugada y en todos los casos el litro de nafta super quedó por encima de los $50 en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires.

Los nuevos precios ya están vigentes en los surtidores de las estaciones de servicio de la ciudad de Buenos Aires. En el caso de YPF, con este incremento, el litro de nafta super en los surtidores pasó de $47,79 a $50,19 y el litro de premium pasó de $55,14 a $57,94. A su vez, el diesel común se incrementó de $44,74 a $46,99 y el diesel premium, de $52,34 a 54,99 pesos.

Seguí leyendo: