Libertad Norry - Cardiopatia

A Libertad Norry le encanta vestirse de princesa. Se pone su vestido de Cenicienta, los zapatitos de cristal, y le suma su impronta personal: un estetoscopio. Con apenas cuatro años, ya pasó más de tres intervenciones quirúrgicas, dos de ellas a corazón abierto. Antes de su nacimiento, en la panza de su mamá Delfina, fue diagnosticada con Hipoplasia de ventrículo izquierdo (un síndrome que afecta el normal flujo normal de sangre por el corazón). Ahora necesita viajar a Boston, Estados Unidos, para poder seguir con su tratamiento.

Para poder visibilizar su caso, María Sol Herrera, amiga de la familia Norry acercó esta historia a Saun, un ecosistema solidario creado en 2014 por Gonzalo Erize que permite ayudar a otros. Junta la familia lideran la campaña #LiberVaABoston.

Desde hace un año la pequeña tiene un marcapasos que le permite seguir viviendo, pero que debe ser controlado en el Boston Children’s Hospital, centro de referencia mundial de reconocido éxito con pacientes con cardiopatías complejas.

Delfina y Jorge Norry son los padres de Libertad , tiene otros dos hijos:los mellizos Felipe y Helena (7). En el quinto mes de embarazo, una ecografía de control arrojó el diagnóstico menos esperado. La noticia fue devastadora para toda la familia debido a la complejidad del caso y la baja expectativa de vida. Pero Liber luchó con todas sus fuerzas
Delfina y Jorge Norry son los padres de Libertad , tiene otros dos hijos:los mellizos Felipe y Helena (7). En el quinto mes de embarazo, una ecografía de control arrojó el diagnóstico menos esperado. La noticia fue devastadora para toda la familia debido a la complejidad del caso y la baja expectativa de vida. Pero Liber luchó con todas sus fuerzas

Delfina y Jorge Norry son los padres de Libertad. Ella no fue la primera en integrar la familia, antes habían llegado los mellizos Felipe y Helena (7). Pero esta vez todo fue distinto. En el quinto mes de embarazo, una ecografía de control arrojó el diagnóstico menos esperado. La noticia fue devastadora para toda la familia debido a la complejidad del caso y la baja expectativa de vida.

Pero Libertad luchó con todas sus fuerzas. Siempre. Fue operada con apenas días de vida, superó el primer obstáculo y luego debió ser intervenida a corazón abierto a los seis meses y a los tres años. Sin embargo, todas estas intervenciones serían paliativas. Para poder continua con su tratamiento la familia Norry necesita viajar a Boston el próximo 22 de noviembre.

La meta es recaudar 4.400 dólares -antes del 11 de noviembre- para financiar los costos del control en el Boston Children’s Hospital y así darle calidad de vida.

Como en la Argentina no hay marcapasos de última generación, la familia debe hacerlo en el exterior. Este no es le primer gasto que deben afrontar, ya que viajaron en más de una oportunidad. Pero están dispuestos a todo para que Liber esté bien.

Libertad abrazada por sus papás, Jorge y Delfina
Libertad abrazada por sus papás, Jorge y Delfina

“Conocí a Delfina y a Jorge, trabajando en un call center en el año 2005. Nos hicimos muy amigos. Los tres seguimos otros caminos profesionales pero creamos un vínculo muy cercano”, contó María Sol, la responsable de llevar el caso a Saun.

“Viví muy de cerca el embarazo de Libertad. Me acuerdo el día que Delfina recibió la confirmación del diagnóstico con el peor panorama por parte de los médicos. No soy especialista, pero en las imágenes se veía que el lado izquierdo del corazón no estaba desarollándose. Fue muy duro”, recuerda.

Pero la fortaleza de Liber siempre fue notable. “Con este tipo de casos los médicos no daban más de dos años de sobre vida. Y ella está aquí con nosotros y sigue luchando”, dicen sus padres.

A pesar de sus limitaciones de salud, la pequeña lleva una vida activa. “Es un terremoto: alegre, sonriente y lo que más ama es bailar. Va a sala de cuatro, medio turno, en el colegio Buenos Aires en Villa Crespo. Disfruta de participar de todas las actividades, está siempre rodeada de amigos”, resalta su familia.

Salita de cuatro del jardín
Salita de cuatro del jardín

“Debido a su condición se extreman los cuidados de higiene y tiene algunas restricciones en lo que refiere a la actividad física, por todo lo demás es una nena muy alegre”, cuentan.

Entre los las batallas que ganó recuerdan: “En enero sufrió un paro cardíaco estando en casa con sus hermanitos y su abuela. Llegó sin signos vitales al hospital, pero su fuerza es extraordinaria y se recuperó sin secuelas”.

Hoy Liber está fuerte y con ganas de dar pelea. Para eso necesita volver a Boston y controlar el marcapasos, algo que tendrá que hacer por varios años cada seis meses para que su corazoncito siga latiendo. Ya tienen cita en el hospital, y planean que el viaje sea del 22 al 28 de noviembre.

“Se merece el mejor tratamiento que existe en el mundo y es por eso que pido la ayuda de la comunidad Saun para financiar los gastos médicos”, dice Tomás Méndez Trongé, de 31 años, uno de los mentores de este caso e integrante de Saun.

Para ayudar a Liber, podés sumarte a la donación: https://saun.org/casos/caso/liberxmariasol

Libertad con sus hermanos mellizos: Helena y Felipe
Libertad con sus hermanos mellizos: Helena y Felipe

¿Qué es Saun? Un ecosistema solidario donde todos podemos ayudar. Nació en el 2014 y fue creado por Gonzalo Erize, quien descubrió su vocación mientras viajaba por Laos y se involucró en la vida de un chico con el Síndrome de Hirschsprung. Sin conocerlo, se quedó con él hasta que se curó. A partir de entonces, junto a los hermanos Méndez Trongé, surgió una iniciativa con el espíritu de darle la posibilidad a todos de salvarle o cambiarle la vida a una persona vulnerable. En la actualidad ya colaboraron con más de 120 casos.

Más información:

Para ayudar, se puede conocer la página de Saun, compartir causas o anotarse en alguna para ayudar desde el lugar que cada uno pueda. La web es: https://saun.org

SEGUÍ LEYENDO: