El ingreso de la guardia del Hospital Francisco López Lina (Crédito: Diario Río Negro)
El ingreso de la guardia del Hospital Francisco López Lina (Crédito: Diario Río Negro)

En Río Negro, provincia que fue noticia en mayo cuando la Justicia rionegrina declaró culpable al médico Leandro Rodríguez Lastra por negarse a hacer un aborto a una joven de 19 años que había sido violada, una niña de 12 años que fue abusada fue sometida a un aborto legal en el Hospital Francisco López Lima, de General Roca. La práctica fue llevada a cabo el viernes, aunque el caso recién se conoció en las últimas horas.

La operación se realizó días después de que se denunciara la violación y fue llevada a cabo con el consentimiento de la propia víctima y su familia. Según informó uno de los responsables de la práctica a los medios locales, la operación tuvo lugar cuando la niña se encontraba en la fecha límite de gestación para los abortos legales.

En la Argentina el aborto es considerado delito por lo establecido en el Código Penal, en los artículos 85, 86, 87 y 88. Sin embargo, a partir de 2010, se establecieron los casos en los que se interpreta la no punibilidad, entre ellos "si el embarazo proviene de una violación". Es por esto que, en el caso de esta niña, se procedió con el protocolo.

A la niña le habían detectado el embarazo una semana antes en un hospital de la ciudad de Cipolletti, en el mismo lugar donde meses atrás el médico Rodríguez Lastra se negó a practicar un aborto en un caso similar. Los profesionales del centro de salud detectaron que esta niña de 12 años tenía un embarazo producto de un abuso sexual, por lo cual la acompañaron a ella y su familia para radicar la denuncia en la Justicia.

En el caso tomó intervención el Ministerio Público Fiscal, aunque por el momento no tomó determinación alguna y la niña no ha declarado en cámara Gesell, tal cual se prevé en estos casos.

La operación fue confirmada por ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib, quien explicó los pasos que se siguieron: "Rápidamente se puso en marcha la Red de Salud apenas tomamos conocimiento del caso. Por la urgencia y la necesidad de ser sometida a la práctica en el menor tiempo posible, se realizó en General Roca y con médicos objetores de conciencia que no son de este hospital", sostuvo el funcionario.

Los profesionales de la salud también tomaron rastros genéticos del feto al momento de realizar la intervención, que podrían ayudar a corroborar la identidad del abusador una vez que se le pueda tomar declaración a la menor. La niña ya recibió asistencia y contención psicológica por parte de especialistas de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) de Río Negro.

Seguí leyendo: