El lunes amaneció con intensas precipitaciones en la ciudad de Buenos Aires: las lluvias comenzaron de madrugada y alrededor de las 6 de la mañana un chaparrón sorprendió a la gente que iba a trabajar.

La noticia negra del inicio de la jornada se produjo en La Plata, donde un árbol cayó sobre una casilla y provocó la muerte de dos personas, un hombre y su hijo de 22 años.

La gran cantidad de agua caída generó el anegamiento de varias avenidas importantes en el conurbano y afectó notablemente distintos puntos de localidades como Avellaneda, Quilmes, Lanús, Monte Grande y La Plata. Además, en el Hospital Oñativia de Rafael Calzada hubo un incendio, se cortó la luz y debieron evacuar a los pacientes.

Los pacientes del Hospital Oñativia de Rafael Calzada, a la deriva
Los pacientes del Hospital Oñativia de Rafael Calzada, a la deriva

En tanto, en el distrito porteño, la intensa lluvia provocó la interrupción del Premetro (durante unas horas) por el anegamiento de las vías. El agua también hizo casi imposible transitar por el túnel de avenida San Martín y se produjo un triple choque en la intersección de las avenidas Independencia y Boedo.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había emitido una alerta por tormentas fuertes con lluvias intensas; a eso le sumó otra advertencia por vientos fuertes que por estas horas afectan a diez provincias.

El parte del SMN incluye: norte y este de la provincia de Buenos Aires; centro y este de Catamarca; noroeste y centro de Córdoba; centro y este de La Rioja y San Juan; norte de San Luis; sur de Santa Cruz; Tierra del Fuego;  Río de la Plata y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El techo del Estadio Único de La Plata volvió a verse afectado por un temporal