Sección B: cono de popa, timón vertical, planos de popa, hélice y eje.
Sección B: cono de popa, timón vertical, planos de popa, hélice y eje.

La empresa Ocean Infinity, a cargo del buque Seabed Constructor que encontró al ARA San Juan, enviará a la Justicia federal y al Gobierno nacional 67.000 fotos del submarino hundido a 907 metros de profundidad. Esas fotografías en alta definición serán utilizadas para determinar las causas de su abrupto colapso, que significó la muerte de los 44 integrantes de su tripulación. Las imágenes serán remitidas desde Sudáfrica, adonde el Seabed Constructor navega en estas horas para cumplir tareas de mantenimiento. Si no surgen inconvenientes técnicos o legales, el próximo miércoles llegarán a Buenos Aires las 67.000 fotos en HD del ARA San Juan.

Cinco vehículos submarinos no tripulados AUV (Autonomous Underwater Vehicles) y dos ROV (Remote Operated Vehicle) tomaron las 67.000 fotografías que se usarán para construir en imágenes un modelo en tres dimensiones del ARA San Juan. Ese modelo –que en la jerga técnica se llama Render—permitirá observar cómo quedó el casco del submarino hundido y de qué manera está apoyado en el fondo del mar. Esa información es clave para determinar las causas del trágico naufragio que inició el 15 de noviembre de 2017.

Ocean Infinity enviará las fotografías al Ministerio de Defensa y a Marta Yáñez, jueza federal de Caleta Olivia. En ambos casos, la empresa exploradora con sede en Houston remitirá las 67.000 fotos HD con un dossier explicativo y una reconstrucción digital del ARA San Juan, que permitirá observar cómo quedó su casco con una perspectiva de 360 grados. Hasta ahora, sólo se distribuyeron tres fotos del submarino hundido, que corresponden a la sección de proa, la hélice y la vela.

Sección A: la caleta de proa y tubos lanzatorpedos.
Sección A: la caleta de proa y tubos lanzatorpedos.

Si no se produce un milagro tecnológico, o el avance de la ciencia con el correr de los años, las fotografías HD aportadas por Ocean Infinity serán los indicios más cercanos de los que podrán disponer el Gobierno y la Justicia federal para saber la verdad de los hechos y en consecuencia adoptar sanciones administrativas y penales. A 900 metros de profundidad es imposible que baje un perito a monitorear la situación del casco y menos aún que pueda obtener una muestra del submarino hundido.

El trabajo tecnológico de Ocean Infinity debería servir para reemplazar la imposibilidad de rescatar al ARA San Juan. Sin la nave siniestrada, esas 67.000 fotografías tienen que ayudar a comprobar si hubo un incendio a bordo, si ocurrió una explosión causada por la aparición de hidrógeno y si la presión del agua a más de 600 metros de profundidad fueron hechos sucesivos o simultáneos que condenaron a muerte a los 44 tripulantes del submarino.

Los fotos HD engrosarán un complejo expediente judicial y una minuciosa instrucción administrativa que apuntan a descubrir la verdad de los hechos y determinar la responsabilidad de ex funcionarios de Defensa y oficiales de la Armada que estaban en funciones cuando se conoció la primera alerta emitida por el submarino perdido.

Sección C: vela, chapa naval para protección de los mástiles y la garita de escape
Sección C: vela, chapa naval para protección de los mástiles y la garita de escape

Cuando el ministro Aguad reciba la información de Ocean Infinity se hará una presentación formal al presidente Mauricio Macri, que exigió profundidad investigativa y celeridad para encontrar a los eventuales responsables del hundimiento del ARA San Juan. En cambio, la jueza Yañez analizará las 67.000 fotografías junto a sus colaboradores directos.

La magistrada asumió que es imposible recuperar al submarino apoyado en un cañadón marítimo a 907 metros de profundidad, y aguarda con interés que sean enviadas las imágenes  para descifrar qué sucedió el 15 de noviembre de 2017.

Ese triste día desaparecieron los 44 tripulantes del ARA San Juan. Y todavía no se sabe por qué falló el submarino y quiénes son los responsables de la tragedia en alta mar. Las fotografías serán la memoria indeleble de un hecho que no debió haber sucedido. Y que aún nos golpea por su salvaje crueldad.