Se multiplican las amenazas de bomba en los colegios bonaerenses
Se multiplican las amenazas de bomba en los colegios bonaerenses

Tres alumnos de una escuela bonaerense quedaron al borde de la expulsión  por inventar amenazas de bomba. La decisión representa un precedente: es poco frecuente que los autores logren ser identificados y se les aplique la sanción máxima en una institución educativa.

Los llamados intimidatorios tuvieron un alto impacto. Fueron seis episodios que se produjeron en poco más de una semana, lo que causó preocupación en las autoridades y un importante despliegue policial.

Todo sucedió en el Liceo "Víctor Mercante", que pertenece a la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y está ubicado entre las calles 1 y 57.

Junto a las sanciones disciplinarias, un alumno de 17 años quedó imputado por el delito de "intimidación pública", luego de que la policía lograra identificarlo con los registros de la empresas telefónicas. Tras conocerse el avance de la causa, otros dos chicos de 16 años, que cursan el cuarto año, admitieron ante la escuela ser los autores de por lo menos tres de los llamados.

Las autoridades escolares resolvieron sancionarlos con 25 amonestaciones, dejándolos libres. Con este castigo quedan habilitados a continuar en la institución en el caso de que rindan todas las materias en marzo, o bien pueden pedir el cambio de colegio.

"En lo personal aconsejé la máxima sanción (expulsión) en virtud de la gravedad de los hechos, pero la directora del colegio decidió aplicarle una sanción intermedia", afirmó al diario El Día Julio Mazotta, secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP.

Las amenazas de bomba son una constante en los colegios de la provincia de Buenos Aires. Y generan complicaciones que van más allá de lo académico.

Uno de los allanamientos por amenazas de bomba
Uno de los allanamientos por amenazas de bomba

El miércoles, un grupo de alumnos de 12 años de la Técnica "Albert Thomas" fue atacado cuando, por prevención, debieron salir de la escuela y ponerse a resguardo en el Bosque platense. El robo fue cometido por otros adolescentes, que les pidieron dinero y los celulares desde un scooter.

"A mi hijo y a su compañerito les robaron sus respectivos tableros de dibujo, que tienen un costo de $2.000 cada uno", lamentó Antonio, padre de uno de los alumnos.

En total ya suman unas 6 llamadas intimidatorias en lo que va del mes en el Albert Thomas. De hecho, por uno de los llamados, la investigación judicial determinó que un grupo de policías irrumpiera en la casa de un menor de 14 años y le secuestraron el teléfono celular, tras comprobar que correspondía al número desde donde provino la amenaza.

Estos operativos se sucedieron a lo largo del mes de junio en distintos puntos de la provincia. Personal de Bomberos contabilizaron "en promedio" unas 15 salidas diarias por amenazas de bomba en distintos edificios públicos.

Algunas escuelas, en tanto, registraron más de 20 llamadas intimidatorias y se extendieron a otras ciudades. Otras dos escuelas, una ubicada en 48 y 17 y la Media Nº 1 de Berisso, recibieron hoy amenazas de bomba y debieron ser evacuadas.

Para desalentar estas prácticas, la propia Policía bonaerense debió inmiscuirse y entrar en las escuelas con charlas de concientización. "No es una broma, es un delito", era el mensaje. Por ahora, el tema no tiene una solución rápida.

La Policía bonaerense dio charlas de concientización a las escuelas críticas
La Policía bonaerense dio charlas de concientización a las escuelas críticas

Seguí leyendo: