Dos delfines franciscanas muertos fueron hallados el sábado por veraneantes en la localidad bonaerense de Costa Azul. Los animales estaban atrapados en una red "fantasma" que colgaba de la caldera de un barco hundido.

Según informó la Fundación Mundo Marino, el sábado pasado, la guardavida Salomé Bazan de Costa Azul divisó dos delfines franciscanas atrapados en una red de 80 metros. Por el movimiento de las olas, muchos turistas curiosos se acercaron pensando que ambos cetáceos se encontraban vivos.

Con la ayuda del equipo de guardavidas y la asistencia de varios veraneantes, se extrajo la red del mar y se constató que los animales estaban sin vida. Además, se encontraron gran variedad de peces muertos, entre ellos un chucho, una especie que se encuentra en peligro de extinción.

Sergio Morón, biólogo y jefe del departamento de Educación Ambiental de la Fundación Mundo Marino, explicó a Infobae que "los delfines, como son mamíferos, respiran aire por pulmones". "Estos dos ejemplares quedaron bajo la red y se murieron asfixiados", afirmó.

"Hay una problemática muy importante en cuanto a las redes fantasmas y la basura arrojada por la gente", indicó Morón. "Las redes fantasmas son redes que andan a la deriva, que se han soltado de algún barco y quedan atrapando animales. Están hechas de plástico y pueden dar vueltas por la costa 100 años y siguen cazando", manifestó.

Desde la Fundación consideran que tiene que haber una concientización por parte de los turistas para que no arrojen basura en las costas. "Hace años venimos haciendo campaña para que haya playas limpias. Toda la basura que uno deja en la playa termina en el mar. Una bolsa de nylon, se vuela, cae en el mar y es igual a una medusa. Los animales se confunden, la tragan y les produce serias consecuencias", sostuvo el biólogo.

En este caso, se constató en el momento que ambos animales habían muerto. Pero en otras ocasiones, será clave la intervención inmediata. "Hay otros hallazgos en donde la ayuda de los guardavidas y de los mismos turistas es fundamental. Es importante, si se trata de un delfín, mantenerlo húmedo para que pueda refrigerarse. Se debe hacer un pozo cerca de la costa con un poco de agua, pero dejarlo respirar por el orificio en la parte superior de la cabeza", explicó Morón. "Más allá de lo que se pueda hacer en ese momento, es muy importante acudir a un profesional. En todas las costas del país hay organizaciones que se dedican a asistir animales", agregó.

LEA MÁS: