La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció que personal de Gendarmería detuvo en Rosario al narco Claudio Insaurralde, alias Ranita, de 22 años, uno de los jefes de Los Cambichos, la banda que más fuerte pisa en Rosario tras la caída de Los Monos.

"Acabamos de agarrar a uno de las personas más buscadas en Rosario, de apodo La Ranita, de la banda Los Cambichos, que reemplazó a Los Monos; su apellido es Insaurralde", informó Bullrich por Radio Mitre.

Según contó, el dato que terminó con la caída de Ranita lo aportó el diputado provincial Carlos Del Frade, a quien agradeció. A partir de esa información, comenzó una investigación del fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Pablo Pinto, quien ordenó la captura de Ranita. El supuesto sicario no se resistió.

Los Cambichos es una banda formada por una docena de jóvenes de los barrios Las Flores y La Granada. Muchos de ellos sirvieron como soldados de "Los Monos" y ahora pretenden ganar territorio, siempre a costa de más muertes. La Policía los considera más violentos y peligros. Son sicarios dedicados a matar, robar y "mejicanear" a otras bandas, aseguran desde las fuerzas de seguridad.

Las distintas crónicas periodísticas ubican a Ranita como un autor de varios homicidios y uno de los jefes de la banda hasta que fue detenido en 2012. En ese momento habría tomado la posta su hermana, "La Cambicha".

Otro de los líderes, identificado como Elías Cáceres, de 25 años, fue condenado por matar a tres jóvenes e intentar asesinar a otros dos en sólo tres años. La Justicia lo sentenció a 32 años de cárcel y según definieron su perfil, se trata de un joven que mata con un "alto grado de crueldad". Elegía a sus víctimas, las atacaba por sorpresa y siempre disparaba por la espalda, señalaron en el fallo.

LEA MÁS: