Los detalles para no sufrir una gripe con llegada del otoño (iStock)
Los detalles para no sufrir una gripe con llegada del otoño (iStock)

El verano ya quedó atrás. Con la llegada del otoño y el descenso lógico de la temperatura, la gripe vuelve a ser una preocupación. También llamada "influenza", la infección se produce a partir de un virus variable, que cambia constantemente y es capaz de evadir el sistema inmunológico del organismo.

La infección viral afecta sobre todo a la nariz, la garganta, los bronquios y, en ocasiones más severas, a los pulmones. En general, no dura más que una semana y se caracteriza por algunos de los siguientes síntomas:

-Fiebre o sensación de estar afiebrado/con escalofríos
-Tos
-Dolor de garganta
-Mucosidad nasal o nariz tapada
-Dolores musculares y corporales
-Dolores de cabeza
-Fatiga (cansancio)
-Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

El virus se transmite con excesiva facilidad, de una persona a otra a través de gotitas respiratorias y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos. En las estaciones más frías, suele propagarse en forma de epidemias.

¿Cómo evitar contagiarse las infecciones gripales?

-Evitar el contacto estrecho con las personas enfermas
-Quedarse en casa cuando uno esté enfermo
-Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar
-Mantener las manos limpias. Si no se tiene agua y jabón, usar un desinfectante para las manos a base de alcohol
-No tocarse los ojos, la nariz o la boca

Pese a ser vista como una molestia, la forma más eficaz de prevenir la enfermedad y sus consecuencias graves es la vacunación. Mientras más personas se vacunen, menos podrá propagarse el virus a través en la comunidad.

En 2017, hay una nueva denominación de las cepas para las vacunas:

-A/Michigan/45/2015 (H1N1)pdm09 – cepa análoga (A/Michigan/45/2015, NYMC X-275)
-A/Hong Kong/4801/2014 (H3N2) – cepa análoga (A/Hong Kong/4801/2014, NYMC X-263B)
-B/Brisbane/60/2008 – cepa análoga (B/Brisbane/60/2008, tipo salvaje).

La composición de la vacuna cambia año a año. Por tal motivo, resulta necesario renovar la dosis anualmente a otras cepas más recientes. Los virus de la gripe fluctúan, cambian y lo hacen tan rápido que se deben modificar los virus incluidos en la vacuna para que sea efectiva.

Según las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación, las personas que deberían tener prioridad para recibir la vacuna contra la gripe son:
-Personal de la salud
-Embarazadas, en cualquier momento de la gestación.
-Todos los niños de 6 a 24 meses (deben recibir dos dosis separadas por al menos 4 semanas).
-Niños y adultos de 2 años a 64 años con enfermedades respiratorias, cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos y trasplantados, personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, y personas con insuficiencia renal crónica en diálisis.
-Personas mayores de 65 años.
-Convivientes de enfermos oncohematológicos.
-Convivientes de bebés prematuros menores de 1.500 g. entre otros.

¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la gripe?

-Evita contraer la enfermedad.
-Puede reducir los riesgos de hospitalización asociados a la gripe, tanto en niños como en adultos mayores.
-Es una herramienta de prevención importante para las personas con afecciones de salud crónicas.
-Ayuda a proteger a las mujeres durante y después del embarazo. Vacunarse también puede ayudar a proteger al bebé de la gripe luego del nacimiento.
-Puede hacer que la enfermedad sea más leve en caso de que la contraiga.
-Protege a los que lo rodean, incluidas las personas que tienen una mayor vulnerabilidad a sufrir una enfermedad grave a causa de la gripe, como los bebés y los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con afecciones crónicas.

LEA MÁS: