Alberto Fernández hará un viaje fugaz a Mendoza y se reunirá con el gobernador radical Rodolfo Suárez

La Fiesta de la Vendimia será el marco de la primera visita del Presidente a ese distrito, donde tiene fuerte ascendencia Alfredo Cornejo, referente duro de Juntos por el Cambio. Ocurre tras el escándalo del vacunatorio VIP y del endurecimiento de la postura del Gobierno ante la Justicia

El presidente Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández

Después del vacunatorio VIP y de los cuestionamientos y desencuentros en el Frente de Todos por su fuerte discurso en la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández hará mañana un viaje fugaz a Mendoza, distrito marcadamente opositor y una de las únicas provincias que no visitó desde que asumió. El Presidente busca retomar su agenda en el interior, donde construye vínculos con los gobernadores de cara a las elecciones primarias. La visita a la provincia estaba pendiente en la agenda del jefe de Estado.

El primer mandatario planea viajar con una comitiva acotada, integrada por su vocero, Juan Pablo Biondi, el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello, y el ministro de Agricultura, Luis Basterra. El viaje ocurre tras una semana de versiones cruzadas en el oficialismo por la creación en el Congreso Nacional de una comisión bicameral que controle a los jueces, entre fuertes críticas de la oposición y la Justicia.

El Presidente confirmó anoche, a último momento, que se presentará en el tradicional desayuno del Día de la Vendimia que organiza la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) con altos funcionarios de las provincias que producen vino, los empresarios de las bodegas y productores. El acto está convocado a las 10 y es coordinado entre Coviar y la gobernación junto a otros integrantes del directorio. Envían cada año una invitación al Presidente de la Nación. En 2020, Alberto Fernández no estuvo presente: la fecha de la celebración local coincidió con su gira por Europa. En representación suya fue el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. El convite de este año llegó a la Presidencia desde Mendoza en febrero, pero Alberto Fernández confirmó su presencia recién anoche en los actos de celebración de la principal actividad económica de la provincia.

Llegará al encuentro a las 11 y coincidirá en el acto con el gobernador radical Rodolfo Suárez, con quien mantiene una relación neutral y se reunirá de forma privada. También estará presente el anterior jefe provincial, Alfredo Cornejo, principal referente duros de Juntos por el Cambio en el interior. “Estará sentado en la primera fila”, dijeron fuentes de su entorno. Recientemente, el diputado nacional se mostró duro con el Gobierno por la vacunación VIP, cuestionó la exclusión de referentes opositores en el Consejo Económico y Social, y lanzó fuertes críticas por la postura que adoptó el Presidente con respecto a la Justicia.

Aunque la visita será fugaz y regresará el mismo día, Alberto Fernández postergó, para estar presente en Mendoza, la reunión pendiente para el fin de semana con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. El Presidente tenía planeado encontrarse a almorzar con el líder del Frente Renovador para discutir su rol y los detalles respecto de la creación de la comisión bicameral para hacer un “control cruzado” de los jueces, a través del Congreso. Anunció esa medida el lunes en la Asamblea Legislativa que dio apertura a las sesiones ordinarias del Congreso, cuando marcó una dura postura ante la Justicia. Fuentes oficiales informaron que la esperada reunión de coordinación se pasó para el lunes.

El Presidente recibió fuertes críticas de la oposición y de la Justicia por el alineamiento en la postura con la vicepresidenta Cristina Kirchner (Comunicación Senado)
El Presidente recibió fuertes críticas de la oposición y de la Justicia por el alineamiento en la postura con la vicepresidenta Cristina Kirchner (Comunicación Senado)

En el desayuno también estará presente la senadora mendocina del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, referente de La Cámpora y una de las espadas de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el impulso de una reforma judicial. Ese fue uno de los ejes del discurso del Presidente en la Asamblea Legislativas, el lunes.

La campaña no empezó, pero el presidente Alberto Fernández prioriza las visitas al interior. Hace dos semanas había adelantado su regreso desde México para participar de un encuentro de gobernadores del Norte Grande en Corrientes -otro distrito opositor, conducido por el radical Gustavo Valdés- por el natalicio de San Martín. Y ayer estuvo en Santiago del Estero con el oficialista Gerardo Zamora, la presidenta provisional del Senado de la Nación, Claudia Ledesma Abdala; los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; del Interior, Eduardo de Pedro, y de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el vicegobernador Carlos Silva Neder; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello y la Secretaria de Deportes de la Nación, Inés Arrondo.

Faltan seis meses para las elecciones primarias y el Presidente elige estar de forma presencial en las provincias. La visita a tierras mendocinas es una forma de retomar su agenda de cara a las elecciones, al igual que con el relanzamiento del Consejo Económico y Social, opacado el viernes de su oficialización en el CCK por el escándalo del Vacunatorio VIP. En Gobierno evalúan que ese problema ya quedó atrás.


SEGUIR LEYENDO: