Kicillof espera aplicar más de 1.500.000 dosis de Sputnik V en febrero: cómo es el operativo en 350 escuelas y el rol de los intendentes

La Provincia pretende vacunar a más de 50 mil personas por día, casi la misma cantidad que en toda la primer quincena de enero. En los próximos días habrá simulacros en algunas escuelas

(Prensa Gobernación)
(Prensa Gobernación)

“Muchachos, la vacuna tiene mejor imagen positiva que todos nosotros”, lanzó el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán frente a un grupo de intendentes de la oposición. Axel Kicillof también busca desalentar cualquier intento de politizar la campaña de vacunación en sus encuentros con jefes comunales. “Si sale mal, nos perjudicamos todos”, suele repetir. En el Gobierno nacional son más contundentes sobre un impacto negativo de la campaña: “Si no funciona, no se pueden ganar las elecciones”.

Luego de terminar de aplicar las 300 mil dosis que llegaron ayer al país desde Moscú, la Provincia pondrá en marcha la segunda etapa de la campaña. El objetivo es muy ambicioso: aplicar más de 1.500.000 dosis durante el mes de febrero, a un ritmo de 50 mil por día, casi la misma cantidad que se aplicó durante la primera quincena de enero.

Todo el plan depende de la llegada de las vacunas. Si las promesas de los rusos se cumplen, antes de fin de mes deberían llegar al país 5 millones de dosis. Para eso se necesitan al menos cinco vuelos de Aerolíneas Argentinas en menos de dos semanas. Y los días siguen corriendo. Hasta ayer, todavía no había fecha para el próximo vuelo.

“La información que nos llega de los funcionarios que están en contacto con los rusos es que las vacunas van a llegar antes del 31 de enero”, dijo ayer un alto funcionario bonaerense. De ese cargamento de 5 millones, la Provincia aspira a recibir entre 1.500.000 y 1.800.000 dosis.

El objetivo de Kicillof es aplicar esa cantidad durante el mes de febrero, a un ritmo de 50 mil dosis diarias. Para eso, el operativo de vacunación necesita dar un salto cuantitativo notable. ¿En qué consiste el plan? A los 169 hospitales provinciales y municipales utilizados para vacunar durante enero, se sumarán unas 350 escuelas en todo el territorio provincial, unos 100 puestos de IOMA, y todos los geriátricos, siempre y cuando se termine de aprobar en nuestro país para los mayores de 60 años.

Christian Heit
Christian Heit

Las escuelas comenzarán a recibir decenas de personas justo cuando deberían volver las clases. “No vamos a vacunar adentro de las escuelas, la cola y la entrega de los carnets se hará en la vía pública con gazebos”, le dijo a Infobae el vice ministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak.

En los puestos de IOMA se vacunarán a los trabajadores de la salud y al personal de seguridad, aunque el esquema puede sufrir variantes en aquellas ciudades de menos de 200 mil habitantes.

Mas allá de alguna queja inicial por la elección de los hospitales, los intendentes de Juntos por el Cambio decidieron apoyar la campaña de vacunación aunque en las reuniones con las autoridades sanitarias reclaman transparencia y claridad en la información sobre la vacuna rusa. “Estamos para colaborar, pero queremos que no se haga política con un tema tan importante”, resumió un intendente de ese espacio político.

La organización de la campaña está exclusivamente en manos de la Provincia, que dispone el personal necesario, los freezers, y el resto de los suministros sanitarios. Los intendentes solo se encargarían de la provisión de agua en las colas de las escuelas (se esperan altas temperaturas en los meses de verano) y de ordenar el tránsito, algo similar a lo que ocurrió con el operativo en los bancos al comienzo de la pandemia.

“Les dimos a todos los intendentes las mismas oportunidades sin importar el color político”, advierte un funcionario bonaerense. Sin embargo, los jefes comunales tendrán un rol secundario.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Si los pronósticos se cumplen y la vacuna rusa se termina de aprobar para mayores de 60 años, la prioridad es apuntar a ese sector de la población. “Primero vamos a vacunar a los mayores de 70, luego mayores de 60, y luego empezamos con aquellos que tengan entre 18 a 60 años y comorbilidades”, dijo Kreplak en diálogo con este medio.

La elección de las escuelas también quedó a cargo de la Provincia, aunque algunos intendentes reclamaron cambios por las necesidades propias de sus distritos. “Ellos buscan escuelas que cumplan ciertos requisitos como la accesibilidad, pero nosotros sabemos en qué zonas estará la mayor demanda”, le dijo a este medio un intendente de Juntos por el Cambio que también decidió ubicar a un representante municipal en cada escuela.

La campaña de vacunación en la Provincia arrancó el 29 de diciembre con 75 centros de vacunación y se fue ampliando hasta llegar a 169 hospitales provinciales y municipales. Hasta el jueves a la noche se habían vacunado apenas 71 mil personas. Los principales funcionarios de la Provincia pueden consultar esa cifra varias veces por día. También revisan la cantidad de inscriptos para vacunarse.

“Empezamos con 30 turnos por día y ya estamos en 100. Además tuvimos varios feriados. En la segunda etapa vamos a multiplicar la cantidad de centros de vacunación y vamos a vacunar de lunes a lunes”, dicen en la Provincia para explicar las diferencias con la nueva etapa.

El viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak (@SaludBAP)
El viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak (@SaludBAP)

El operativo previsto para febrero debería escalar hasta 50 mil vacunados por día, casi la misma cantidad que se aplicó en toda la primer quincena de enero. “Podíamos acelerarlo pero preferimos ser prudentes. Ya tenemos 720 inscriptos de todas las edades que se bajaron la aplicación o se inscribieron en la página”, dijo este martes Kicillof luego de una reunión con intendentes de la Costa.

En esa misma conferencia de prensa, el gobernador también se refirió a la polémica que se generó a partir de los dichos de la viceministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti, quien habló de extender el plazo entre las dos dosis de la Sputnik V para inmunizar a mayor cantidad de personas. “Siempre se habló de dar las dos dosis, el tema es acelerar la primera dosis”, dijo Kicillof para relativizar la polémica. El episodio terminó al día siguiente con unos tuits de la funcionaria. En el medio, hubo pases de facturas internos. Un sector del kirchnerismo acusa a Ginés González García de aprovechar el error comunicacional de Vizzotti, que podría ser su sucesora, pero hasta el propio Alberto Fernández admitió que se había equivocado.

Kicillof anuncia la segunda etapa del plan de vacunación

Si las promesas de los rusos se cumplen, antes de fin de mes deberían llegar 5 millones dosis. De ese cargamento, la Provincia aspira a recibir entre 1.500.000 y 1.800.000 dosis. “El objetivo es aplicarlas durante el mes de febrero”, admitió un funcionario bonaerense. Es más del doble de lo que aplicó Israel en casi un mes, transformándose en un modelo a seguir en todo el mundo.

Aunque la campaña se masificaría en verano, en la Provincia ya descartaron vacunar en las playas de la Costa Atlántica. En esos municipios solo se aplicará a los residentes que se hayan inscripto en la página web. El viernes a la mañana, esa cifra superaba las 840 personas, pudo saber Infobae de fuentes oficiales.

En el Ministerio de Salud aseguran que los episodios de Olavarría, donde se perdieron 400 dosis, y de San Miguel del Monte, donde se investiga un intento de sabotaje, fueron aislados. “Errores puntuales no se pueden descartar pero tenemos un sistema informatizado para seguir la temperatura de cada freezer”, destacó Kreplak.

Pese a la incertidumbre sobre los próximos cargamentos de la Sputnik V, en los próximos días comenzarán los preparativos en las escuelas de la Provincia y habrá simulacros puntuales.

Solo falta que lleguen las vacunas.

Seguí leyendo: