Tensión en Diputados: se extiende la discusión entre el oficialismo y Juntos por el Cambio y se demora el inicio de la sesión

Los legisladores de la oposición están decididos a ir al recinto para evitar que el Frente de Todos sesione en forma virtual. En este momento, los presidentes de todos los bloques parlamentarios mantienen una reunión en el Salón Delia Parodi

aargento@infobae.com
Sergio Massa encabeza la reunión de Labor parlamentaria
Sergio Massa encabeza la reunión de Labor parlamentaria

La Cámara de Diputados es hoy el centro de atención por la disputa entre el oficialismo y la oposición, que pretende impedir que se sesione de forma virtual. En concreto, radicales, macristas y ‘lilitos’ sospechan que detrás de una sesión prevista para analizar temas de consenso como los beneficios al sector turístico y la suba de penas para la pesca ilegal, el oficialismo esconde la intención de habilitar el protocolo remoto para poder tratar todos los temas conflictivos, como la Reforma Judicial y el Aporte Extraordinario Solidario.

En ese contexto de tensión se desarrolla una reunión de Labor Parlamentaria en la que ambas partes intentan llegar a una acuerdo para destrabar la sesión prevista para esta tarde que primero se corrió dos horas de su horario original y ahora se postergó hasta las 18:30.

Los diputados de Juntos por el Cambio insistieron en su propuesta de sesionar hoy en forma presencial o sólo prorrogar el reglamento por 24 horas para luego acordar los temas que se debatirán en el próximo mes. El Frente de Todos insistió en renovar las sesiones virtuales, sin condicionamientos para la agenda.

Por lo menos tres pisos de las cocheras del edificio Anexo de la Cámara de Diputados están casi completos. Los ingresos tienen más personal de seguridad y hay más control, además de que, como es habitual, se toma la temperatura en cada puerta. Sobre avenida Rivadavia una veintena de personas protestaron con carteles contra la Reforma Judicial, aunque en la agenda de la sesión convocada para hoy está la emergencia del turismo y una suba en las multas por la pesca ilegal. Luego otro grupo rodeó el frente con una extensa bandera argentina.

A las once en punto ingresaron al Salón Delia Parodi el diputado José Luis Ramón (de Unidad y Equidad Federal, esta vez un aliado del Frente de Todos) y los diputados opositores que rechazan la sesión de hoy. En forma presencial están en el Palacio los tres jefes de los bloques de Juntos por el Cambio, los tres jefes parlamentarios y los dos diputados que tienen cargo en la Cámara: Mario Negri y Brenda Austin (UCR); Cristian Ritondo y Silvia Lospennato (PRO); Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López (Coalición Cívica) y Álvaro González y Alfredo Cornejo como vicepresidentes del cuerpo. En Pasos Perdidos, lugar reservado para la prensa, pasaron algunos diputados radicales como Diego Mestre que viajó desde Córdoba, Luis Petri que llegó de Mendoza y la bonaerense Karina Banfi. Al mediodía desde la presidencia del PRO convocaron a una movida virtual: “Acá les paso el hashtag con el que vamos a salir en Twitter hoy martes 1 de septiembre para hablar de la sesión en el Congreso. Salimos 13:30 horas puntual. La idea es que lo subamos en las cuentas nuestras de cada diputado y si otros usuarios (legisladores provinciales, intendentes o personas de a pie cualesquiera) quieren sumarse genial”.

Diputados de Juntos por el Cambio fueron al Congreso para sesionar de forma presencial y difundieron las imágenes con el hashtag #PresentesPorLaRepública (Foto: @KBanfi)
Diputados de Juntos por el Cambio fueron al Congreso para sesionar de forma presencial y difundieron las imágenes con el hashtag #PresentesPorLaRepública (Foto: @KBanfi)

El interbloque que reúne a 116 diputados hizo viajar a la mayoría de ellos (aseguran que hay 90 en la ‘casa’) y reclaman que la sesión sea presencial porque venció el protocolo de funcionamiento. No avalarán que se contabilicen como presentes a quienes estén conectados en forma remota, eso vinieron a transmitir como ya lo hicieron por nota. Tampoco quieren avalar, a diferencia del resto de los bloques, la renovación por otros 30 días excepto que se excluya expresamente de la agenda parlamentaria la Reforma Judicial y el Aporte Extraordinario Solidario.

Unos minutos antes de que arrancara la reunión ingresaron al recinto cuatro personas vestidas con traje blanco con mochilas y máscaras para volver a sanitizar las bancas. En los palcos hay micrófonos y notebooks para que también usen los diputados de la oposición que no darán el presente por VPN.

Aunque los gremios parlamentarios reclamaron por la seguridad sanitaria, el secretario general de APL Norberto Di Próspero aseguró que no impedirán el ingreso de los legisladores pero confirmó que los empleados se retirarán en el caso de que dentro del recinto haya más de 45 personas.

A las 11:40 finalmente comenzó la reunión, clave para destrabar la sesión o para confirmar una ruptura del diálogo que podría terminar en Tribunales. Empezó cuando llegaron, juntos, Sergio Massa, presidente del cuerpo, y Máximo Kirchner, Cecilia Moreau y Cristina Álvarez Rodríguez como autoridades del Frente de Todos. Los acompañó Daniela Vilar, presidenta de la comisión que redactó el protocolo de funcionamiento remoto cuya continuidad se cuestiona.

El tenor del debate y la tensión de esta semana obligaron a los jefes de los interbloques a estar en forma presencial. Además de los de Juntos por el Cambio y del oficialismo, se encuentran Ramón (representa un interbloque de ocho); Nicolás del Caño y Romina del Plá, por la izquierda; y Eduardo ’Bali’ Bucca, presidente del interbloque Federal que integran once diputados nacionales, entre ellos los cuatro que responden al gobernador Juan Schiaretti que avalaron la convocatoria con su firma y hoy se conectarán en forma remota. La única jefa de un interbloque que no participa en forma presencial es Alma Sapag del Movimiento Popular Neuquino, que habló desde su provincia, mientras que Carlos Gutiérrez, de Córdoba Federal, se conectó también en forma remota para darles respaldo a los federales.

En la cita, que ya lleva más de dos horas y media, el oficialismo defendió que consenso es mayoría, no unanimidad. Juntos por el Cambio interpretó que todos deben estar de acuerdo. Mediaron los diputados de izquierda: recordaron que en sesiones anteriores sólo consensuaron los temas los dos bloques mayoritarios sin acordar con el resto y también advirtieron que la prórroga del protocolo actual se definió por última vez en forma remota sin que nadie cuestionara que la mayoría de los legisladores no estuvieran presentes. A pesar de que Del Caño quitó ese argumento a la primera minoría, la discusión se trabó.

Otra voz que intentó mediar fue Bucca, quien propuso renovar el funcionamiento remoto pero al mismo tiempo buscar un lugar más amplio, con mayor aireación, de manera de poder sesionar a futuro en forma presencial si se mantienen las actuales condiciones sanitarias. El CCK sigue siendo la propuesta más fuerte para discutir Presupuesto, movilidad jubilatoria y el gravamen a las grandes fortunas.

Sí se oyeron voces en la reunión, de distintas fuerzas políticas, que coincidieron en que no están dadas las condiciones sanitarias en el país y en el Palacio para que los 257 diputados estén presentes, pero que el Congreso debe trabajar y sacar leyes de cara a la sociedad.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos