Alerta en el Gobierno porteño: dos colaboradores de Rodríguez Larreta dieron positivo y mandaron a hisopar a casi todo el gabinete

Se trata de Emmanuel Ferrario y Federico Di Benedetto, cercanos al jefe de Gobierno

fmayol@infobae.com
Emmanuel Ferrario, uno de los funcionarios contagiados
Emmanuel Ferrario, uno de los funcionarios contagiados

El coronavirus se metió de lleno en la sede del Gobierno porteño de la calle Uspallata: dos colaboradores cercanos a Horacio Rodríguez Larreta dieron positivo y el Ministerio de Salud, encabezado por Fernán Quirós, mandó a hisopar a casi todo el gabinete, según pudo reconstruir este medio de fuentes oficiales.

La alerta se encendió tras la confirmación del análisis positivo de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, que el viernes visitó las oficinas del jefe de Gobierno para compartir un almuerzo junto a Rodríguez Larreta, el senador Martín Lousteau y Emilio Monzó, el ex presidente de la Cámara baja. Lousteau comunicó entrada la tarde de que su análisis había sido negativo. Rodríguez Larreta había hecho lo propio por la mañana, bien temprano. El resultado de Monzó, negativo, llegó pasadas las 21.

Sin embargo, entrada la noche, según confiaron altas fuentes de la Ciudad, hubo dos resultados que dieron positivos y que llevaron más intranquilidad a la administración porteña. Se trata de Federico Dibenedetto, a cargo de los contenidos de comunicación del Gobierno -uno de los históricos asesores de Rodríguez Larreta-, y de Emmanuel Ferrario -de Asuntos Estratégicos-, ex funcionario de Vidal que se mudó a la Ciudad después de diciembre y de que la ex mandataria perdiera las elecciones en manos de Axel Kicillof.

Esta mañana, Quirós le había indicado al jefe de Gobierno que se encerrara en su oficina y mantuviera el menor contacto posible con los funcionarios y colaboradores. De hecho, a la reunión de Olivos de esta tarde envió en su reemplazo al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, que definió los alcances de los nuevos controles al transporte en un cónclave con Alberto Fernández y Axel Kicillof.

La misma rutina del jefe de la Ciudad le indicaron por estas horas a buena parte del gabinete, que según resaltaron será hisopado a partir de mañana por los contactos estrechos con los casos positivos mencionados. La mayoría trabajará en forma remota a partir de este jueves y hasta nuevo aviso.

Para colmo, según remarcaron, en el edificio de Uspallata no era común por estos días el uso del barbijo dentro del edificio.

“Algunos ministros ya se hisoparon”, confirmaron desde el área de Salud. El resto, agregaron, serán analizados entre mañana y el viernes.

Pasadas las 20 se conoció además que Federico Salvai, el ex jefe de Gabinete bonaerense y dirigente de mayor confianza de Vidal, y su mujer, la ex ministra Carolina Stanley, recibieron el resultado negativo tras el test al que se sometieron después de que se enteraran de la confirmación de la ex gobernadora, que había sido recibido en el departamento de ambos días atrás.

Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, semanas atrás, junto a Maximiliano Ferraro en la sede de Uspallata
Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, semanas atrás, junto a Maximiliano Ferraro en la sede de Uspallata

La duda por estas horas es si fue Vidal la que hizo circular el virus por la sede del Gobierno porteño en su visita del pasado viernes, o si los dos casos positivos de Dibenedetto y Ferrario fueron contraídos en otro ámbito.

Lo cierto es que la ex gobernadora dio positivo después de un encuentro que mantuvo horas antes del almuerzo en cuestión con Alex Campbell, el diputado bonaerense que le responde políticamente y que oficializó que se había contagiado este lunes, según presumen por contactos estrechos del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, internado en el hospital de Llavallol.

Los comensales de ese almuerzo, que iba a ser un tanto más multitudinario y que sobre la marcha definieron reducirlo, resaltan que mantuvieron una distancia de tres metros entre silla y silla y que se trató de una comida “esencial” para analizar cuestiones vinculadas a la crisis. Se había suscitado polémica en las redes sociales por la organización de dicha comida y la esencialidad de la misma.

Hay inquietud, en tanto, por la salud de Alberto Fernández: la Unidad Médica Presidencial comunicó oficialmente en el mediodía de este miércoles que el jefe de Estado deberá permanecer en Olivos por la evolución de los contagios en el AMBA. El martes, el Presidente se habría reunido con Rodríguez Larreta. La información no fue confirmada ni desmentida por ninguno por el entorno del Presidente ni por el del jefe de Gobierno.

Seguí leyendo:

Alberto Fernández: “No tengo un solo síntoma de coronavirus, estoy perfecto”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos