Alberto Fernández regresa a la Argentina con un balance positivo de su gira europea y una cargada agenda de trabajo por delante

El Presidente llegará a las 9.50 a la Argentina y tiene previstas reuniones en las que avanzará con la estrategia para renegociar la deuda y ultimará los detalles de los proyectos que tratará el Congreso en las sesiones extraordinarias

Alberto Fernández obtuvo el respaldo del presidente Macron
Alberto Fernández obtuvo el respaldo del presidente Macron

Con un balance de la gira por cuatro países europeos que juzgó como positivo, el presidente Alberto Fernández llegará hoy, a las 9.50, a Buenos Aires y no prevé descansar: tiene previstas una serie de reuniones para definir los próximos pasos de la renegociación de la deuda y ultimar detalles de los proyectos de ley que quiere se traten en el período de sesiones extraordinarias del Congreso.

El Gobierno buscará sacar provecho político del respaldo que obtuvo el Presidente en sus contactos con Ángela Merkel, Emmanuel Macron, Giuseppe Conte, Sergio Mattarella y Pedro Sánchez, además comenzar a diseñar la estrategia para negociar con el FMI tras el apoyo brindado a la Argentina por parte de estos líderes mundiales.

A esos gestos se le sumaron en las últimas horas las significativas palabras de Donald Trump, que al aceptar en Washington las cartas credenciales del embajador Jorge Argüello le comentó: “Que el presidente Fernández se quede tranquilo que puede contar conmigo”.

Argüello comentó que le había pedido ayuda al presidente norteamericano en las negociaciones con el FMI y que Trump se interesó por la situación de Argentina y escuchó con “atención” sus palabras.

El entusiasmo del Gobierno por las palabras de Trump refuerzan el optimismo de Alberto Fernández al finalizar su gira. En declaraciones efectuadas al periodismo en París, poco antes de regresar a la Argentina, se refirió a su objetivo de sumar respaldos para negociar con el FMI la cuestión de la deuda: “El Fondo, que tiene en Kristalina Georgieva a una directora ejecutiva con mucha capacidad de escuchar y de ver, seguramente debe estar viendo lo que está pasando en Europa, y cómo Europa quiere atender lo que Argentina ofrece como solución”, sostuvo.

Alberto Fernández y Angela Merkel
Alberto Fernández y Angela Merkel

Fernández destacó que “siempre hay una instancia de diálogo y negociación, y me parece que hoy estamos más acompañados que antes. Hace una semana nos sentíamos un poco más solos y ahora nos sentimos muy acompañados por las grandes potencias europeas”.

También señaló que el Gobierno “no quiere que nadie piense” que el país pretende “defaultear”, pero sabe que “la deuda es insostenible”. “Va a hacer imposible cumplir con las obligaciones -añadió-. Esto lo sabemos desde antes de asumir porque (el ex presidente Mauricio) Macri expresó la insostenibilidad de la deuda y por eso intentó la idea del reperfilamiento”.

Respecto del reperfilamiento de la deuda en moneda nacional, Fernández dijo que “se debe esperar”, y aclaró que el Gobierno “no emitirá a lo loco”, tras lo cual destacó: “Hay que esperar. Nosotros también tenemos disciplina fiscal. Hemos hecho una propuesta, esperamos que la entiendan, pero no vamos a andar emitiendo moneda, y menos para pagarles a los acreedores”.

El Presidente respaldó, además, la postura del gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien decidió pagar el vencimiento de los bonos que vencían a principios de 2019, y aseguró que su administración quiere “encontrar una solución sin entrar en default”.

“Lo que pasó en la provincia de Buenos Aires es una decisión que yo comparto con el gobernador. Estamos trabajando de buena fe en la negociación de la deuda. Ese fue un vencimiento que cayó anticipadamente en dólares”, sostuvo. Y afirmó que “entiende” al gobernador Kicillof, pero advirtió que será “muy difícil seguir esa lógica”.

El Papa y el presidente argentino
El Papa y el presidente argentino

Fernández habló de su encuentro con el Papa, aunque no mencionó la polémica por la ratificación de que enviará al Congreso la despenalización del aborto, que derivó en la decisión del Episcopado de convocar a una misa para el 8 de marzo en Luján para insistir en su rechazo a esa iniciativa.

“(Con Francisco) tenemos una visión muy parecida sobre lo que le pasa a la Argentina en materia económica y social -puntualizó-. La necesidad de resolver el tema de la deuda como condición para poder crecer y la necesidad de que los argentinos dejemos de pelearnos por zonceras y nos pongamos unidos a enfrentar la crisis. En eso tenemos una mirada común con el Santo Padre”.


Seguí leyendo:

El mensaje de apoyo de Donald Trump a Argentina: “Dígale al presidente Fernández que puede contar conmigo”

El Gobierno descartó tensiones con el Vaticano por el aborto y anunciará formalmente el proyecto una semana antes de la misa de la Iglesia


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos