Luego del debate presidencial, Alberto Fernández se quedó en Santa Fe y participó en el Foro de Ciudades de Rosario, acompañado de Omar Perotti, María Eugenia Bielsa, Jorge Capitanich y Alejandra Rodenas.

Allí, durante un largo discurso referido al federalismo, el candidato del Frente de Todos exclamó: “No quiero más gobernadores e intendentes peregrinando miles de kilometros para llegar a Buenos Aires. Voy a ir a cada provincia, me voy a sentar con cada gobernador e intendente a resolver los problemas de los argentinos. Yo no soy el presidente de los porteños, soy el presidente de la Argentina”.

Y agregó: " Eso lo que tenemos que hacer. Y cuando les propongo que todos hagamos el esfuerzo, les propongo que después de estos cuatro fatídicos empecemos a construir otro país. Y hagámoslo juntos. Confiemos en el otro y entendamos que el otro quiere lo mismo. Porque estoy seguro que no hay un argentino que esté en desacuerdo con lo que estoy diciendo".

Alberto Fernández (Adrián Escandar)
Alberto Fernández (Adrián Escandar)

En el comienzo de su alocución, Fernández había criticado la idea de federalismo que viene arrastrando la Argentina: “Tengo la convicción de que una de las cosas que nos ha pasado es que los argentinos decimos vivir en un país federal pero vivimos en un país enormemente unitario. Nos llenamos la boca con el federalismo pero no lo practicamos. No hay una Argentina central y una periférica. Hay una Argentina donde viven argentinos y todos deben tener las mismas posibilidades de progreso y desarrollo”.

“Me propongo que cambiemos esa realidad. Porque así nadie vive bien, feliz. Cuando digo que vamos a gobernar de otro modo y digo que vamos a ser un gobierno de un presidente y 24 gobernadores es que nos vamos a sentar en una mesa y resolver las urgencias de la Argentina”, sostuvo.

Y agregó: “Un país federal es distribuir nuestros recursos de modo que llegan a todas las latitudes de un modo razonable para que todos puedan ordenar su desarrollo y evitar la migración de sus habitantes en busca de mejor suerte”.

En sintonía con esto, en tono de arenga, el ex jefe de Gabinete expresó: “Estoy seguro de que los argentinos somos un pueblo maravilloso. No es verdad que nosotros cíclicamente chocamos con la misma piedra. La piedra son ellos que cíclicamente vuelven a gobernar y nos chocan con los mismos problemas. Esta vez hemos aprendido y vamos a levantarnos. Nuestra historia es un sinfín de caídas y de pueblos que se levantaron”.

“Nos vamos a levantar, todos y todas, haciendo que esta vez haya sido la última caída. Que eso nos pase reinventando a la Argentina y dándole el sentido federal que nunca debió haber perdido, dándole a cada provincia lo que le corresponde y tratando a cada argentino con el respeto que se merece”, completó.