En una entrevista con Infobae para el Especial de Candidatos por Capital, Maximiliano Ferraro, primero de la lista de Juntos por el Cambio, anticipa que quiere llegar a la Cámara baja para trabajar temas de "educación, el cuidado del medio ambiente, la ampliación de derechos al colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales),  el transporte público, la movilidad sustentable y la cultura".

Actual diputado porteño por Vamos Juntos, va por su segunda mandato, y es vicepresidente de la Legislatura de la Ciudad. Es titular de la Comisión de Educación, y como conocedor de esta área, sostiene que hay mejorar el sistema de formación docente y de estadísticas educativas, así como discutir una modificación a la ley de educación sexual integral.  

Desde diciembre pasado preside la Coalición Cívica-ARI nacional y forma parte de la Mesa Nacional de Cambiemos/Juntos por el Cambio. Tiene 43 años, está soltero y maneja con unos amigos un centro cultural alternativo en Almagro.

– ¿Por qué quiere ser diputado?

– Quiero llevar al Congreso mi experiencia de 8 años como legislador de la Ciudad y poder trabajar temas como educación, cuidado del medio ambiente, ampliación de derechos al colectivo LGTBI y temas vinculados también al transporte público, la movilidad sustentable y la cultura.

– ¿Cuál es el problema de la Ciudad que hoy más le preocupa?

– Más que preocuparme, me parece que tiene que ver con podernos ocupar cada vez más. Como construir una ciudad más integrada. Estamos viviendo un proceso que nos lleva a poder integrar más a nuestra Ciudad, entre el norte y el sur, y en la ruptura de más barreras, formales y materiales.

– En el Congreso, mi idea es poder trabajar en temas que están centrados en educación. Eso en educación. Tengo otras ideas y proyectos que trabajaremos en equipo, porque eso es Juntos por el Cambio, un equipo.

– ¿A qué área de la gestión le daría prioridad?

– Creo que un área importante para seguir dándole prioridad es la educación. Estoy muy satisfecho con el plan de 54 nuevas escuelas que generan 9000 vacantes nuevas en la ciudad. Estoy muy de acuerdo con respecto al proceso de integración social y urbana que se está dando en muchísimos barrios de la Ciudad, como la Villa 31, el playón Chacarita de Fraga, la Rodrigo Bueno en Puerto Madero, el barrio Papa Francisco. Son políticas y transformaciones importantes que se están dando en la Ciudad.

– Tenemos que discutir seriamente una ley de evaluación integral del sistema educativo, cómo mejoramos el sistema de formación docente, y el sistema de estadísticas educativas. Y discutir una modificación a la ley de educación sexual integral.

– ¿Cuál es su posición respecto de la atención en hospitales públicos de ciudadanos que no viven en la Ciudad?

-Lo primero que hay que decir es que la ciudad de Buenos Aires es la capital de todos los argentinos. Me parece que tanto en los hospitales como en las escuelas conviven quienes nacimos y crecimos en esta ciudad y quienes vienen a trabajar y también tributan acá. También reivindico el trabajo conjunto que está haciendo la provincia, María Eugenia Vidal, con el equipo de la Ciudad de Buenos Aires para ver de qué manera poder atender más integralmente esta situación en la atención primaria de la salud, en los hospitales, y también en la educación.

-¿Está de acuerdo con que la Ciudad haya adherido al protocolo de uso de armas de fuego adoptado para las fuerzas federales?

– La Ciudad tiene una ley integral de seguridad pública que votamos con un amplio consenso de las distintas fuerzas políticas, tanto oficialistas como opositoras, y donde está establecido cómo debe actuar la Policía de la Ciudad. Una Policía que estaba en 6.500 efectivos y hoy estamos llegando casi a 18.000. A través de esta ley, tenemos claramente establecido cómo deben actuar las fuerzas de seguridad para la prevención del delito y el cuidado de los vecinos en la Ciudad.

– ¿Está de acuerdo con el uso de pistolas Taser por parte de la Policía de la Ciudad?

– Creo que a la Policía de la Ciudad hay que darle todo tipo de herramientas para prevenir el delito, garantizar la seguridad ciudadana y eso tiene que ver con poder incorporar tecnología y otro tipo de elementos. En el caso puntual de la Taser, yo estaría de acuerdo pero con una clara limitación de para qué usarla, en qué momento. Esto va a requerir una modificación a la ley de Seguridad Pública para la incorporación de estas pistolas.

– ¿A qué partidos estuvo afiliado? ¿Actualmente?

– Estuve afiliado a la UCR, hasta el año 2000, cuando junto con Lilita y otros compañeros decidimos irnos del radicalismo. Desde esa fecha, estoy afiliado a la Coalición Cívica.

– ¿A cuánto asciende su patrimonio?

– Mi última declaración jurada asciende a $ 380.000. No soy propietario ni de auto ni casa. Alquilo y vivo en el barrio de Barracas.

– ¿Cuál es su posición con relación al aborto?

-Estoy a favor de la interrupción voluntaria del embarazo como también estoy a favor de una clara aplicación de la ley de Educación Sexual Integral y de todos los programas de prevención de embarazo adolescente. Reconozco que en Juntos por el Cambio tenemos posiciones de quienes estamos a favor y otros están en contra. Me parece que también eso es parte de lo que representa este debate en la sociedad y está bien que así sea.

– ¿Tiene creencia religiosa?

– Tengo creencias, no sé si asociarlas a una religión puntual. Creo en algo superior por arriba de nosotros. Pero no sé si lo asociaría a una religión en particular.

– ¿Cuál es su principal éxito personal?

– Creo que mi principal éxito o virtud es poder trabajar colectivamente. Creo que parte de mi recorrido, de las responsabilidades que me han tocado en todos estos últimos tiempos, tiene que ver con eso. Tiene que ver, más que con un éxito personal, con una virtud y una disposición personal que tiene que ver con la valoración personal y el trabajo en equipo.

– ¿Cuál es fue principal su principal fracaso?

– ¿Mi principal fracaso? … (pausa larga) No sé si encuentro un fracaso personal o principal mío. Soy de aquellas personas que cuando tiene un problema o está ante una situación de fracaso, siempre tengo como una actitud resiliente y de pelea. No me paralizan los escenarios adversos; me fortalecen.

– ¿Qué hace para relajarse cuando no está trabajando?

– Me gusta salir a comer con amigos, estar en el espacio que creamos con un montón de otros compañeros y compañeras que es un centro cultural independiente y autogestivo en el barrio de Almagro, que se llama Jungla Hábitat Cultural y es como mi espacio por fuera del trabajo en la Legislatura y de una campaña política. Es mi cable a tierra porque está vinculado a los amigos, a la cultura, a comernos unas empanadas o un asado en la terraza. Trato de que mi vida no esté totalmente signada por la política. Por supuesto que es una elección, la militancia, mi vida política, pero trato de tener también la vida cotidiana que tenemos muchos de nosotros. Amigos, lecturas, ir al cine, y Jungla como un espacio de un cable a tierra en momentos que son necesarios.

Seguí leyendo: