El camarista de Casación Alejandro Slokar, denunciado por Elisa Carrió(Télam)
El camarista de Casación Alejandro Slokar, denunciado por Elisa Carrió(Télam)

La Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura desestimó hoy la denuncia contra el juez de la Cámara Federal de Casación Penal Alejandro Slokar, a partir de una denuncia de Elisa Carrió por haber demorado por casi tres años un expediente vinculado a la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex secretario de Obras Públicas, José López. La causa original se había iniciado en 2008 y el pasado 12 de junio el ex funcionario kirchnerista fue condenado a seis años de prisión, la pena máxima para ese delito. López lleva tres años con prisión preventiva y continuará detenido.

Carrió había pedido la remoción de Slokar por mal desempeño en 2016 por "haber faltado en forma manifiesta al principio de celeridad de justicia, y a la imparcialidad que debe imperar en todo proceso judicial" debido al tiempo que tardó en para resolver el recurso de apelación presentado por la defensa de López, lo que interpretó como producto de "negligencias y arbitrariedades" dirigidas a "cajonear el expediente" en una "una actitud encubridora".

Sin embargo, el consejero instructor  Pablo Tonelli consideró que esa calificación legal merecía ser descartada, debido a que "no se había podido verificar que la dilación del trámite del incidente haya tenido por objeto el encubrimiento de la comisión de un delito" por parte de López.

El consejero del PRO impulsó, en cambio, en la reunión de la Comisión que tuvo lugar esta mañana, la citación de Slokar por el artículo 20 del Reglamento de la Comisión de Acusación y Disciplina -equivalente a la instancia de una citación indagatoria en sede penal– "por falta o negligencia en el cumplimiento de sus deberes, así como de las obligaciones establecidas en el Reglamento para la Justicia Nacional".

Sin embargo, el dictamen de Tonelli no obtuvo los votos necesarios y sí, en cambio, el del consejero Juan Pablo Más Vélez que, por el contrario, consideró que no existían razones para avanzar en la citación del camarista, y pidió que la denuncia sea desestimada. Según puso saber Infobae, la decisión de la Comisión será rubricada en la próxima reunión del plenario, ya que en la de hoy no llegó a incluirse en el temario.

Más Vélez  destacó que las pruebas recolectadas en el expediente "resultan suficientes, sin necesidad de ninguna otra medida probatoria adicional, para comprobar que no existió ninguna "negligencia" o "arbitrariedad" en la actuación del Sr. Slokar que permita configurar una causal de mal desempeño"

Slokar resolvió como juez de la Sala II de Casación el incidente de apelación el 14 de junio del 2016, el mismo día que se conoció el episodio de los bolsos con USD 9 millones de López. Según Carrió, resultaba "sospechoso que el día en el que tiene lugar el "escándalo de López" el Dr. Slokar resuelve un recurso en cuestión que "tenía archivado", con prontitud", siendo que "se había originado en una denuncia del año 2008 y estaba cerca de su prescripción".

Carrió había sostenido en su denuncia que Slokar había "cajoneado del expediente" para que "el solo transcurso del tiempo beneficie" al entonces secretario de Obras Públicas de la Nación. "Solo el impensado escándalo público protagonizado por José F. López evidenció su actitud encubridora y sus propios actos confirmaron su conducta".

Para la diputada, el accionar del magistrado denotaba ¡la falta de independencia del Juez Slokar en aquellas causas en las que se encuentran involucrados funcionarios del anterior gobierno nacional". Asimismo, mencionaba que el camarista fue uno de los fundadores de la agrupación "Justicia Legítima", creada durante el kirchnerismo, y de afinidad ideológica con el anterior gobierno.

El descargo de Slokar

En su descargo, Slokar destacó que, en coincidencia con sus colegas Ángela Ledesma y Pedro David, votó en contra de lo solicitado por López, confirmando la denegación de la excepción de falta de acción – por lo que se ratificó la investigación de su patrimonio a partir del año 2003- además de imponerse la celeridad en la instrucción de la causa principal".

El camarista también precisó que la audiencia para escuchar a la partes, previa a que los jueces resuelvan, había sido fijada por Ledesma para el 18 de mayo, "mucho tiempo antes de que trascendiera la detención del referido López en los medios de comunicación, por lo que nadie podría haber predicho acerca de lo que iba a acontecer el 14 de junio". También señaló que el fallo se resolvió dentro del plazo de los veinte días establecidos.

En ese sentido, Slokar sostuvo que "no hubo ni pudo haber oportunismo, sino regular actuación frente al vencimiento del periodo de deliberación para el dictado de la pertinente resolución".

El camarista también destacó que "jamás intervino en la causa principal y sólo lo hizo en el incidente en cuestión y, en consecuencia, su intervención no suspendió la marcha del proceso" y "que nunca se requirió a la cámara el legajo principal a fin de no interferir y mucho menos demorar la instrucción".

Asimismo, recordó que "la prescripción de la acción estuvo suspendida hasta el 10 de diciembre de 2015, momento en el que José Francisco López cesó en el cargo público, por lo que la acción no corrió riesgo de prescripción".

Atribuyó la demora en la tramitación en la cantidad de "causas complejas y voluminosas del fuero penal, entre las que se encuentran aquellas por crímenes de lesa humanidad que tienen preferencia en el despacho"

Los argumentos para desestimar la denuncia

Si bien Tonelli sostuvo en su dictamen que el incidente que llegó a la Sala II de Casación tuvo "un período de inactividad absoluta por más de dos años y un mes, entre el 21 de marzo de 2014 y el 28 de abril de 2016", Mas Vélez precisó en el suyo que "la causa registró diversos movimientos procesales, tanto antes como después de la fijación de la audiencia prevista en el artículo 468 del CPPN, todos los cuáles fueron absolutamente regulares, habituales y normales en su ejecución".

Más Vélez también mencionó que la fijación de la audiencia no correspondía a Slokar, sino a quienes ejercieron la Presidencia de la Sala II entre 2014 y 2016, por Ledesma y David.

Finalmente al pedir la desestimación de la denuncia, sostuvo que "la imputación formulada presenta una patente orfandad argumental y probatoria, en tanto no se muestra cuál sería el "nexo causal" que existiría entre uno y otro evento (el revoleo de los bolsos de López y la resolcuión de la Sala II de Casación el mismo día), más allá de la sola coincidencia en el calendario. Ciertamente, tal atribución tiene por único apoyo las elucubraciones subjetivas de quien la formula, pues no hay elementos objetivos que permitan pasar de la simple "casualidad" a la indispensable "causalidad" que debería mediar entre la ocurrencia de uno y otro suceso".