José “el turco” Ahmed, uno de los secuestradores de Mauricio Macri (Enrique García Medina)
José “el turco” Ahmed, uno de los secuestradores de Mauricio Macri (Enrique García Medina)

Uno de los secuestradores del presidente Mauricio Macri en los años 90 y un grupo de gendarmes y oficiales de la Policía Federal quedaron procesados y con prisión preventiva, acusados de crímenes de lesa humanidad que ocurrieron en los centros clandestinos conocidos como Club Atlético, El Banco y El Olimpo, en el marco de la causa Primer Cuerpo de Ejército donde se investiga el terrorismo de Estado durante la última dictadura militar.

Según revelaron a Infobae fuentes judiciales, el juez federal Daniel Rafecas firmó el procesamiento con prisión preventiva de cuatro gendarmes y dos oficiales de Policía Federal. Los procesados se suman a los 27 ya implicados en el circuito represivo establecido por el Primer Cuerpo del Ejército durante la última dictadura. De esos, 22 ya fueron condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2.

Los nuevos procesamientos, dictados por Rafecas en plena feria judicial, recayeron sobre los ex policías federales José Ahmed y Carlos Alberto Infantino, y los gendarmes Sergio Nazario, Miguel Víctor Pepe, Miguel Pablo Lugo y Hugo Luis Medina.

El presidente Macri, en los años 90 cuando habló del secuestro que sufrió
El presidente Macri, en los años 90 cuando habló del secuestro que sufrió

José "el turco" Ahmed fue exonerado con el grado de subcomisario de la Policía Federal, por su condena en el año 2001 a reclusión perpetua, sentencia que luego se le redujo a 25 años de cárcel, por su intervención en cinco secuestros –uno seguido de muerte- llevados a cabo entre los años 1978 y 1991 por la famosa Banda de los Comisarios. Entre los secuestros de esa banda estuvo la del hoy presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Ocurrió el 24 de agosto del año 1991, cuando tres personas lo abordaron casi en la puerta de su casa, en Barrio Parque, y lo mantuvieron cautivo hasta que su padre, Franco Macri, pagó un rescate de unos 6 millones de dólares. Según contó el propio Macri, los secuestradores lo metieron en un ataúd.

Según acreditó la investigación de Rafecas, durante la dictadura, Ahmed se desempeñaba en la Superintendencia de Seguridad Federal. A él se le imputó la privación ilegal de la libertad y aplicación de torturas de 376 personas que permanecieron cautivas en las tres sedes del circuito represivo, y su participación necesaria en el homicidio de 19 personas que el 6 de diciembre de 1978 fueron sacadas del Olimpo en la modalidad de los llamados traslados, los cuales encubrían el homicidio de las víctimas y la desaparición de sus cuerpos. Los cuerpos de tres de esas víctimas fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense, luego de ser hallados entre los días 16 y 20 de diciembre de 1978 en las localidades de Santa Teresita, Pinamar y Villa Gesell, resaltaron las fuentes.

El informe llevado a cabo para determinar la causa de muerte acreditó que los cuerpos presentaban severas y múltiples lesiones compatibles con el choque o golpe del cuerpo contra un objeto o superficie dura, lo cual permite concluir el arrojo de las víctimas en los llamados vuelos de la muerte.

El otro policía procesado por Rafecas fue el entonces inspector también de Superintendencia de Seguridad Federal, Carlos Alberto Infantino –retirado como subcomisario en el año 1990-, a quien el juez imputó las privaciones ilegales de la libertad y las torturas de las víctimas alojadas en los centros de detención; y aparte, su responsabilidad en la privación ilegal de la libertad de Victoria Vallejos, quien en el año 1976 tenía 16 años y trabajaba como doméstica, con cama adentro, en la casa de Infantino. Al día siguiente fue secuestrado su novio Miguel Ángel Leguizamón, quien está también desaparecido, y su padre Sebastián Vallejos, quien fue interrogado acerca de "qué cosas contaba Victoria", torturado y luego liberado.

Los gendarmes procesados son Hugo Luis Medina, quien fuera segundo jefe y jefe de Plana Mayor del Destacamento Móvil 1 de Campo de Mayo; el entonces primer alférez Sergio Raúl Nazario, también del Destacamento Móvil 1 de Campo de Mayo; Miguel Víctor Pepe, sargento de Gendarmería, quien también se habría desempeñado en el centro de detención Olimpo; y Miguel Pablo Lugo, quien se habría desempeñado como gendarme I del Destacamento Móvil de Campo de Mayo, a quien también se lo imputó por los hechos que tuvieron lugar en el centro de detención Olimpo.

De prosperar la imputación de las seis personas hasta la etapa de juicio, sería el Tribunal Oral Nro. 2 el cual llevaría adelante el juicio oral y público, en lo que sería el cuarto juicio del circuito conocido como ABO, indicaron fuentes judiciales.

Seguí leyendo