(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Luego de que la UCR le reclamara "seriedad" a Elisa Carrió, quien había acusado al radicalismo de "misógino", la líder de la Coalición Cívica redobló la apuesta y respondió con una chicana.

En su cuenta de Twitter, la diputada escribió: "Mil disculpas Cornejo, es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente, solo que quizás no la recordás porque en esa época estabas en el Kirchnerismo".

La referencia de Carrió tiene que ver con que cuando el radical mendocino Julio Cobos se alió al kirchnerismo y compartió la fórmula para la campaña presidencial de Cristina Kirchner en 2007, Alfredo Cronejo era uno de los dirigentes fundamentales que el entonces gobernador de Mendoza tenía a su lado.

Más temprano, la UCR había difundido un comunicado en el que le pidió a Carrió que "respete a los socios de la coalición de Gobierno que ella pretende destruir", al tiempo que señaló que "hoy a Cambiemos le aporta menos que las propinas que deja".

De esta manera el partido que encabeza el gobernaddor de Mendoza, Alfredo Cornejo, respondió a las chicanas que la diputada realizó el último jueves, durante un evento en Entre Ríos donde dijo que a los radicales ella "los maneja desde afuera" y que ése es su "castigo por misóginos".

"Somos un partido político nacional, soberano en sus decisiones y democrático hacia adentro. No un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico", respondió la UCR nacional mediante un comunicado en el que además señalaron que "los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente".

En este sentido, los radicales le reclamaron a la diputada "respetar, de una buena vez, a los socios de la coalición de Gobierno que ella pretende destruir" y dispararon: "Que nos diga Carrió, realmente, cuánto aporta hoy a Cambiemos y a las políticas del Gobierno nacional. Seguramente sea menos que las propinas que deja".

De esta manera la UCR le devolvió la chicana utilizando el comentario que realizó días atrás la líder de la Coalición Cívica, acerca de la importancia de dejar propinas en momentos de crisis económica.

Los socios radicales del PRO y la Coalición Cívica advirtieron además que "la frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición".

"Le pedimos que se abstenga de continuar con esta serie de declaraciones desafortunadas, que lamentablemente ya se han vuelto una costumbre suya", indicó la UCR, al tiempo que sostuvo que "la respuesta no puede ser 'ya sabemos cómo es Carrió'".

Seguí leyendo: