El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, volvió a criticar en duros términos a su par de Argentina, Mauricio Macri y a Cambiemos. Lo llamó sanguijuela y aseguró que "el 80% del pueblo rechaza a un hombre que apenas tiene un año y medio en el poder; ni gobierna ni aparece".

En un extenso reportaje al canal de noticias RT en Español, el bolivariano aseguró que su régimen está "resistiendo y luchando" y se está preparando para "la nueva ola de pueblos y gobiernos progresistas" que está resurgiendo.

"Lo que estamos viviendo es la confirmación de que América Latina no tiene vuelta atrás. ¿Qué dice el pueblo argentino? ¿Acaso el pueblo aplaude y está feliz con la llegada del neoliberalismo salvaje, el despido de los trabajadores y la eliminación de las pensiones que el gobierno nefasto de esta sanguijuela Mauricio Macri le ha aplicado?", sentenció.

Según Maduro, se aproxima una "nueva ola de cambios revolucionarios" a la que llamó Socialismo del Siglo XXI y "Venezuela se alzará victoriosa". "Este es nuestro siglo, nuestro destino es la independencia, la realización de nuestro modelo que nosotros llamamos chavismo", añadió.

Foto de familia de la última reunión del Mercosur (AFP)
Foto de familia de la última reunión del Mercosur (AFP)

El bolivariano aseveró que "Venezuela es víctima de una persecución ideológica y política y el Mercosur es uno de los escenarios" y responsabilizó a lo que él llama "la triple alianza, de los gobiernos nefastos de Argentina, mil veces nefastos de Mauricio Macri, de Paraguay y el gobierno golpista de Temer, quienes rompieron el equilibrio de convivencia" en la región.

Recordó que en América Latina hubo un equilibrio de convivencia instalado por "el comandante Chávez y los presidentes Lula, Kirchner, Correa y Evo", y recordó que "en Colombia gobernaba Álvaro Uribe, un hombre de extrema derecha, y nunca se le persiguió ni se le amenazó con la expulsión de ningún organismo, por el contrario, se convivió con las diferencias. Pero la derecha actual, muy subordinada a los intereses de Washington, rompió ese equilibrio y nosotros lo vamos a restituir", aseguró.

En este sentido, Maduro afirmó: "Argentina no aguantaría una arremetida política, mediática, diplomática, económica, de todo el poder mundial y de los poderes fácticos de la Argentina. Si ven las encuestas, hay un 80% de rechazo a un hombre que apenas tiene un año y medio en el poder; ni gobierna ni aparece".

Para finalizar, sostuvo que él está al frente de "un país libre y democrático por decisión del pueblo".