"Queremos justicia para que las 85 víctimas puedan descansar en paz", pidió la DAIA

“La justicia señala con mucha claridad a quienes cometieron el atentado”, dijo Ariel Cohen Sabban.

El presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, afirmó que a 22 años del ataque contra la AMIA, el "peor atentado terrorista en nuestro país, la reflexión es qué nos está pasando, por qué no llegamos a juzgar a aquellos que lo cometieron, porque las 85 personas que cayeron merecen descansar en paz".

"La justicia argentina señala con mucha claridad a quienes lo realizaron: por un lado, a la República Islámica de Irán; por el otro, a ex funcionarios de ese país", señaló Cohen Sabban en una entrevista en InfobaeTV.

Si bien admitió que "es difícil volver a reconstruir lo que sucedió 22 años atrás, y sería muy iluso para cualquiera de nosotros pensar que se va a saber absolutamente todo, no vamos a dejar de reclamar y exigir. Si algo tiene la comunidad judía es saber tener esperanza y tener fe", agregó.

En el atentado contra la AMIA, en cuyo edificio también funciona la DAIA, murieron 85 personas; el más joven fue un nene de 5 años que pasaba por la calle Pasteur hacia el Hospital de Clínicas, donde debía ser atendido.

Cohen Sabban criticó al juez Daniel Rafecas por haber archivado la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner por el presunto encubrimiento de los funcionarios iraníes que habrían llevado a cabo el atentado terrorista.

 
“Sería muy ingenuo pensar que la muerte de Nisman estuvo desvinculada de la causa”, dijo Ariel Cohen Sabban  

"Rafecas, por decirlo delicadamente, nos sorprende en su actuación en una denuncia que tenía tanto peso para esclarecer el atentado. Siempre pedimos que se investigue la denuncia del fiscal. Le pedimos al juez que nos esclarezca por qué lo hizo", sostuvo.

Sin pronunciarse sobre si fue un suicidio o un asesinato, el directivo vinculó la muerte de Nisman a su investigación sobre el atentado contra la AMIA: "Sería muy ingenuo pensar que su muerte estuvo desvinculada de la causa".

Cohen Sabban recordó que, el día del atentado, "estaba a pocas cuadras y en pocos minutos estuve en lugar. Tuve la posibilidad de trabajar durante 8 días, 15 o 16 horas por día, con la Policía Federal, con los bomberos, con el Ejército Rescatista de Israel que había sido autorizado para venir a la Argentina. Vi lo mejor y lo peor de mi vida, tengo imágenes que nunca se me van a borrar. Lo mejor fue ver la solidaridad de muchísima gente pero que sin darnos cuenta estábamos borrando pistas. Lo peor que viví fue haber visto gente que se acercaba pero no para colaborar con las víctimas sino para robar a las víctimas".

TE PUEDE INTERESAR