El patio, uno de los espacios más aprovechados de este PH.
El patio, uno de los espacios más aprovechados de este PH.

Artista y amante de los detalles, Carolina Bidondo tardó varios meses en lograr que el PH luciera como ella había soñado. Y fue su visión la que convirtió a este patio en uno de los espacios más aprovechados de la casa.

El mismo conserva la fuente original, pero ahora revestida en venecitas y enmarcada por un espejo que desdibuja sus límites. La caja usa tonos neutros y claros –tiene piso de adoquines de Travertino rústico colocados en ondas y paredes al tono–, pero un camastro de hierro con asiento de madera (@reinarasdeco) y almohadones bordados (feriacoasdelasnaciones.com.ar) le dan vida y color. De fondo, irrumpe la parrilla con tapa de hierro.

El living, integrado al comedor y la cocina, también prefiere los tonos neutros. Las encargadas de aportar color son las obras de arte, como el cuadro de Carolina Antoniadis que destaca sobre el sofá vestido, al igual que los sillones, con fundas de gabardina cruda y almohadones de tusor pintados a mano (Reinarás). Sobre la alfombra chevron (mihranalfombras.com.ar) descansa una antigua mesa de bronce. Una banqueta, dos mesas auxiliares y una lámpara de pie completan la escena.

Tonos neutros en el living.
Tonos neutros en el living.

La cocina-comedor también está conectada al patio, por lo que se baña de luz natural y consigue un aire de loft neoyorquino gracias a los azulejos tipo Subway colocados de forma trabada, que dialogan con muebles blancos con detalles de acero y la mesada de mármol de Carrara. Una barra alta con tapa de madera de paraíso divide los espacios al tiempo que suma una práctica superficie de apoyo. Delante, el comedor asocia una mesa Tulip con tapa de mármol con sillas Tolix color bronce (landmark.com.ar). Unos cuencos de madera y cerámica y un canasto de mimbre para llevar los cubiertos y servilletas a la mesa (ambos comprados en la Feria de las Naciones) logran engamar con el conjunto.

La cocina-comedor se conecta con el patio.
La cocina-comedor se conecta con el patio.

El dormitorio principal aprovecha la altura original de la casa, que tiene un entrepiso que habilita espacio para una biblioteca. La cama de hierro (Mercado de Pulgas) está vestida con almohadones de tusor pintados a mano (Reinarás) y coronada por dos cuadros de Trujillo, un artista uruguayo. Junto a ella, una puerta comunica con el vestidor y el baño principal. Una antigua araña de bronce con caireles ilumina la escena.

Un entrepiso en el dormitorio principal oficia de biblioteca.
Un entrepiso en el dormitorio principal oficia de biblioteca.

El baño de la planta alta consigue una fuerte imagen gracias a los azulejos en diferentes tonos de verde (@azulejosbajoelpuente), que se multiplican gracias a un espejo colocado a filo sobre la mesada flotante de Corian. Allí se instaló la grifería de pared (www.robinet.com.ar) que alimenta la bacha ovalada de apoyar. Una ventana, original del PH, permite la entrada de luz natural al espacio.

El baño, revestido con azulejos verdes.
El baño, revestido con azulejos verdes.

Producción: Margarita Bustillo. Fotos: Ariel Gutraich.

SEGUÍ LEYENDO: