Eva Perón: ama y haz lo que quieras

Hace 75 años, el 22 de octubre de 1945, Eva Duarte y Juan Domingo Perón formalizaban su enlace; ella abrazaba definitivamente la causa en la que consumiría su breve y extraordinaria vida

Eva y Juan Domingo Perón c. 1950 (AP Photo, File)
Eva y Juan Domingo Perón c. 1950 (AP Photo, File)

El 17 de Octubre de 1945 la concentración de personas en Plaza de Mayo pidiendo la liberación del Juan Domingo Perón signó el inicio del movimiento justicialista en Argentina. A 75 años de este hecho histórico, unas palabras desde la mirada de Evita.

Insultaba mucho. Y claro, ¿qué? ¿Tenía que “cumplir modales” en los ’50, siendo mujer, de 30 años, artista, y en medio de los militares?. Hacía y deshacía a su antojo. Y si, ya se lo había dicho Juan XXIII cuando entonces era arzobispo en París “si quiere cumplir la misión despójese de cualquier burocracia”. Y además, el punto no es cómo, es para qué.

Eva, esa figura trascendental de la historia en el mundo, una vez más nos interpela a 75 años de aquel 17 de octubre que vio nacer a uno de los movimientos políticos más trascendentales. Antonio Cafiero afirmaba que el peronismo ese 17 de octubre se forjó a la inversa de los demás partidos. Es decir, el peronismo comenzó por un instinto social de defensa de sus derechos, salió a las calles, y luego ese sentimiento se transformó en doctrina, libros, y academia. Eso es, decía Cafiero, lo que hace único y eterno al peronismo, la conexión entre el sentimiento y la razón a diferencia de las teorías políticas que nacieron en las academias e intentaron instaurarse en la sociedad, y fracasaron.

No es ajena esta línea de pensamiento a lo que ocurre hoy, por ejemplo con el movimiento feminista. Hay un hartazgo, un cansancio si se lo quiere denominar así, social, colectivo, que antes que nada quiere gritar y desahogarse, para luego de cantar el presente profundizar en su filosofía, la política y la transformación social. “El desahogo y la liberación suelen ser a menudo exagerados, sobre todo cuando es muy grande la fuerza que lo oprime”. Es un fragmento de La Razón de Mi Vida, el texto autobiográfico de Eva Duarte que en 59 capítulos trata de hacer una traducción escrita de sus pensamientos y sentimientos que van desde los inicios de su vida, hasta justamente la razón -política- de su existencia. Une todo, en un hilo conductor, nada queda afuera de su historia, todo tiene una fuente.

Los días previos al 17 de octubre, ella los describe como “la hora de la soledad”: “Me largué a la calle buscando a los amigos que podían hacer todavía alguna cosa por él -por Perón-. Fui así, de puerta en puerta. En ese penoso e incesante caminar sentía arder en mi corazón la llama de su incendio, que quemaba mi absoluta pequeñez.” Cabe recordar que Juan Perón estaba detenido en la Isla Martín García, principalmente por su elevada aceptación y relación con las masas trabajadoras, que ponían, según la mirada del resto de la conducción militar, en jaque al gobierno de entonces.

Antes de Perón la sociedad argentina era otra. Eso también da un marco conceptual del porqué de la revolución social. Ella lo plantea bien claro en el texto, haciendo referencia a cómo se consumía la vida de entonces y cuál era el propósito de esos poderes previos: “En todas las vidas hay un momento que parece definitivo. Es el día en que una cree que ha empezado a recorrer un camino monótono, sin altibajos, sin recodos, sin paisajes nuevos.”

Refiere, claro a la inercia que nos hace esclavos de sistemas mundiales que plantean la caridad antes que la justicia, que plantean la cultura del descarte antes que la construcción de un proyecto de vida. Esa es la síntesis, como Jauretche que manifiesta que “el arma de nuestros enemigos es entristecer a los pueblos”, bueno bien retoma esa idea previa de Eva del capítulo 5: “Me resigné a ser víctima”. Es una radiografía clara de la conducta de las clases más bajas de la Argentina antes del ’45.

Volviendo a la semana de Octubre, la tarea de Evita comenzaba. Fue sin dudas un pilar fundamental y fundacional de ese 17 de Octubre. “Anduve por todos los barrios de la gran ciudad. Desde entonces conozco todo el muestrario de corazones que laten bajo el cielo de mi Patria”. Remite a los ocho días en que Perón estaba detenido y ella acudía a distintos lugares solicitando intervengan para que lo liberen. “A medida que iba descendiendo desde los barrios orgullosos y ricos a los pobres y humildes las puertas se iban abriendo generosamente, con más cordialidad”.

Y aquí se demuestra la diferencia, el cambio social que se produjo, la consciencia de derechos que comenzaba a crecer en Argentina. Podemos incluso plantear un paralelismo de interpelación con nuestro presente. Es decir, aunque cada vez más hay movimientos políticos, sucesos históricos y causas comunes que nos interpelan, es real que hay muchas personas que no tienen esa capacidad -o coraje- de cuestionar su presente. En esto Eva es rotunda, en referencia a la resignación de la que hablamos antes: “en el fondo de mi alma, no podía resignarme a que aquello fuese definitivo”. Se manifiesta ahí la esperanza, y en efecto, entender que siempre la esperanza es una creadora de revoluciones. Había a disposición de la hora un pueblo convencido de que la transformación social era posible.

La reacción popular fue genuina, no hay modo de contradecir eso. Las causas sociales ya venían creciendo con mucha empatía y desde entonces se notaban los cimientos del empoderamiento social. “Quien quiera oír que oiga”, pero sin redes sociales, sin siquiera teléfonos, sin medios posibles en comparación a nuestros tiempos, la Plaza de Mayo hace 75 años fue el escenario del nuevo protagonista de la historia argentina: el movimiento obrero.

Pero hay algo que marca también el pensamiento transversal de esta historia real: el poder de decidir y la libertad de acción, lo que quizás poéticamente se entiende como “poner las patas en la fuente”. Porque La Razón de Mi Vida y el 17 de Octubre no son lejanos en absoluto de nuestra realidad actual. Aun con diferencias contextuales, lenguaje y representaciones, los dolores sociales y las injusticias, siempre tienen un mismo epicentro.

¿Cómo se cambian los presentes? Accionando. Paulo Freire lo repite en la Pedagogía de los Sueños Posibles, “hay que dejar de educar para adaptarse al mundo, sino más bien para ser protagonistas de la realidad”. Y en esto Eva lo refleja cuando dice que el peor calvario que sufrió en la ciudad fue por la cobardía de los hombres que pudieron hacer algo y no lo hicieron.

Por eso, y como Discépolo le diría al Mordisquito, “yo no lo inventé a Perón ni a Eva Perón ni a su doctrina. Los trajo, en su defensa, un pueblo a quien vos y los tuyos habían enterrado en un largo camino de miseria”. En resumen un pueblo, un colectivo mayoritario, que durante décadas se había resignado a ser víctima, en una monotonía, pero que entendió en lo más profundo que eso podía cambiar. Como dice el Papa Francisco en su última encíclica: la esperanza es audaz, sabe mirar más allá. Por eso hay un despertar de la conciencia que inicia en esa plaza llena, que abre el juego a que las clases hasta entonces sin nombre pasen a ser ejecutores, en el máximo posible, de sus vidas.

San Agustín decía ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos; esa razón de libertad se mezcla con la esperanza, y entre el derecho y la empatía nacen los movimientos que cambian el mundo. Por eso no es cómo, es para qué. No es la forma, es el fondo. Si hay amor, hay inteligencia, respeto y dignidad, todo lo que de allí nazca será ampliatorio.

Esa es la causa de Eva, no consumir la vida en una resignación monótona, saber que al final de nuestra historia la interpelación será inevitable. A 75 años del 17 de octubre la razón de su vida nos involucra, desde aquel día pienso que no debe ser muy difícil morir por una causa que se ama, o simplemente morir por amor. Entonces es por cada uno, por ella, y por todos.



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS