10 tendencias para tomar decisiones mirando a futuro

Claves que resultan una brújula en medio de la pandemia

El comercio electrónico creció en medio de la pandemia y las cuarentenas en distintos países (REUTERS/Valentyn Ogirenko/File Photo)
El comercio electrónico creció en medio de la pandemia y las cuarentenas en distintos países (REUTERS/Valentyn Ogirenko/File Photo)

En tiempos turbulentos es clave poder descifrar indicios de cuáles son las tendencias que marcarán el futuro de la economía y los negocios. La incertidumbre se caracteriza por la carencia de información para la toma de decisiones, lo que genera mucha ansiedad y riesgos para los negocios.

Es importante aclarar que hay una gran diferencia entre moda e incertidumbre. La moda es algo pasajero, por lo general tienen un fuerte impulso inicial, gozan de popularidad, pero mueren rápidamente. Por ende, no es bueno planificar estrategias basadas en modas.

Por otro lado, las tendencias. Las mismas tal vez no gozan de un crecimiento inicial tan pronunciado, pero a diferencia de las modas suelen durar. Podríamos decir que las tendencias llegan para quedarse, las modas no.

Desde Grupo Set realizamos un informe basado en encuestas a directores de empresas de 10 países y tomando como referencia otros estudios realizados por universidades y consultoras de toda la región. A continuación, 10 tendencias de estos tiempos.

1 - Experiencia mata lujo

El 90% de los entrevistados sostuvieron que valoran más las experiencias que el lujo. Entendiendo como lujo artículos costosos y a experiencias como vivencias relacionadas con viajes, entretenimiento, cultura.

La pregunta fue: “¿Si tuviera un ahorro de 5 mil dólares disponibles para gastar, preferiría gastarlo en un artículo de lujo o en una experiencia?”. La respuesta fue contundente.

Se consultó, además, si pensaban realizar algún viaje si fuera seguro hacerlo. El 95% dijo tener intensiones de viajar cuando sea seguro hacerlo.

El terrible presente que le toca vivir a la industria del turismo y hospitalidad parece tener indicios de una fuerte recuperación una vez que la pandemia quede atrás. Esta tendencia en particular ya venía con mucha fuerza previa a la crisis y es posible que tantos meses de encierro sirvan para potenciarla mucho más.

2 - Vida saludable

El 75% de los entrevistados manifestó mostrarse más preocupado y ocupado sobre la vida saludable. Se trata de una combinación de alimentación, deporte y meditación o relax. El mismo grupo también describió que sus empresas ya tienen destinados presupuestos tendientes a mejorar la calidad de vida de sus colaboradores y consideran que a futuro este presupuesto se incrementará.

Actividad física en tiempos de coronavirus (REUTERS/Edgard Garrido)
Actividad física en tiempos de coronavirus (REUTERS/Edgard Garrido)

Esta es otra tendencia que parece haber tomado mucha fuerza durante la pandemia y que debe ser muy tenida en cuenta en el futuro post pandémico.

3 - Educación segmentada

Sin dudas, una de las grandes tendencias tiene que ver con la educación. Por la mayor disponibilidad de tiempo en cuarentena, muchos aprovecharon para hacer diferentes tipos de capacitaciones, desde cursos gratuitos a certificaciones internacionales. El negocio de la educación a distancia se agrandó y diversificó.

Aún es muy temprano para sacar conclusiones. No obstante, ya se observaba antes de la pandemia la elección de microcarreras por sobre las tradicionales de larga duración. Esto se refuerza por diversos estudios realizados entre jóvenes menores de 20 años que manifiestan preferir carreras cortas y de rápida salida laboral, bien focalizadas en un tema.

El ejemplo más claro se da en las industrias de la tecnología donde muy pocos de los profesionales que se desempeñan dentro de las organizaciones tienen títulos de grado o posgrado. En su mayoría dominan una tecnología muy específica.

4 - Out working office

Muchas empresas ya han decidido que muchos de sus colaboradores no volverán a trabajar de manera presencial en las oficinas, o al menos, no todos los días.

La pregunta es dónde trabajarán estas personas. La respuesta automática seria: en sus casas. Sin embargo, cuando se realizó la pregunta a los entrevistados, cerca de la mitad manifestó que no se ve trabajando todos los días en su casa y que prefiere hacerlo en algún lugar cercano, pero donde pueda interactuar con otras personas como bares, coworking, etc.

¿El home office es una tendencia para todos? No (REUTERS/Eva Plevier)
¿El home office es una tendencia para todos? No (REUTERS/Eva Plevier)

Esta tendencia sin dudas genera una gran oportunidad para la gastronomía en general, que está acostumbrada a trabajar pocas horas al día. Con esta nueva forma de comportamiento laboral podrán tener clientes durante toda la jornada. Sin embargo, deberán reconfigurar muchos de sus espacios con mejores conexiones a Internet, espacios más amplios, lugares privados para la realización de video conferencias, menús económicos para los que pasen largas jornadas de trabajo en sus comercios, etc.

Sin dudas otra perspectiva para una de las industrias más golpeadas en la crisis actual.

5 - Triple impacto

El mayor acceso a la información sumado a una mayor conciencia social genera una presión para el mundo empresarial a la hora de cumplir con el triple impacto. Cualquier organización que busque ser reconocida por sus consumidores deberá planificar todos sus proyectos cuidando tener un impacto positivo en su entorno. Esto implica buscar no solo un beneficio económico para la empresa. Deben aportar a la economía en su conjunto, al medio ambiente y su entorno social.

Ya existen certificaciones internacionales como la de la organización Sistema B, que ayudan a las empresas a impactar positivamente en su medio ambiente. Los consumidores se informan y valoran mucho las empresas socialmente responsables. Lo que años atrás fue la “onda verde”, hoy se transforma en una exigencia y control social para las organizaciones que busquen liderar el mercado.

6 - Comercio electrónico

Si bien parece una obviedad que el comercio electrónico cada vez es más importante, lo que permitió esta cuarentena fue incorporar a cientos de miles de nuevos clientes al mundo del e-commerce.

El 80% de los encuestados piensa seguir comprando de manera remota una vez que termine la crisis. Esto significa, para muchos comercios acostumbrados al cara a cara, que muchos de sus clientes no volverán una vez que se levanten las restricciones.

Es importante aclarar que el e-commerce no sólo se refiere a la venta de productos. Uno de los mayores crecimientos experimentados en la pandemia tiene que ver con el crecimiento exponencial de venta de servicios en formato remoto. Desde médicos a veterinarios, pasando por peluqueros y abogados. Todos se vieron forzados a adaptar su formato tradicional a uno a distancia. Lo curioso es que muchos usuarios manifiestan una mayor satisfacción en este nuevo formato que el anterior.

Otro impacto positivo tiene que ver con la gran demanda laboral de esta industria, lo cual también es un problema en el corto plazo por la ausencia de profesionales con experiencia. Esto suele ser una barrera para los emprendedores y comercios más chicos que no cuentan con buen asesoramiento para llevar adelante la transformación.

7 - Aprendizaje on-line

Si bien en otra tendencia ya se había mencionado el aprendizaje segmentado, ahora nos referimos a otra que sin dudas se vio potenciada al extremo.

El relevamiento muestra que un 75% de encuestados manifiesta que seguirá utilizando este formato en la post Pandemia como el medio preferido para obtener capacitación.

Si bien existen muchos prejuicios respecto a la eficiencia de los modelos educativos a distancia, nuevas técnicas y herramientas, sumado a una rápida adaptación de cientos de miles de docentes, hacen que la calidad se asemeje mucho a la educación tradicional.

En lo que respecta a la educación ejecutiva, muchas empresas aprovecharon la crisis para acelerar el proceso de creación de plataformas educativas virtuales. Cerca del 70% de los entrevistados manifestó que piensa mudar la totalidad de sus capacitaciones al formato on-line versus el tradicional en la post-pandemia.

8 - Gestión del tiempo

El 80% de los entrevistados expresó sentir que no optimizan su tiempo y que empeoró con el trabajo remoto. Se observa un crecimiento de la denominada multitarea. No es casualidad que uno de los cursos más demandados son precisamente los relacionados con gestión y administración eficiente del tiempo.

9 - Calidad de servicio

“Ya no te eligen por el qué, sino por el cómo”, se suele escuchar. Hoy, cada vez es más valioso el servicio que brindan las empresas. El 90% de los entrevistados dijeron valorar el servicio por sobre el producto. Dan por hecho la calidad, el valor agregado debe ser el principal objetivo de las organizaciones modernas.

Dentro de los servicios más valorados se encuentran la rapidez en la atención, servicio de logística y posventa.

10 - Personalización

La última tendencia tiene que ver con la necesidad de los consumidores de sentirse especiales. En un mundo cada vez más impersonal, se manifiesta cada vez más la necesidad de personalización de productos y servicios.

La tecnología aporta gran parte de la solución a través de herramientas de inteligencia artificial aplicada a redes sociales y permitiendo obtener mucha información para generar experiencias que hagan sentir a los clientes especiales.

El autor es CEO Grupo Set y consultor y conferencista internacional

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos