Donar sangre es necesario siempre, también durante una pandemia

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Mientras la humanidad hace denodados esfuerzos por reducir la propagación de la COVID-19 y desarrollar herramientas de prevención y tratamiento, en el mundo entero las donaciones de sangre periódicas y voluntarias siguen siendo fundamentales para quienes deben recibir transfusiones que les permitan recuperar su salud y mejorar su calidad de vida. Atender esta demanda permanente es tan importante como hacerlo en condiciones de seguridad tanto para donantes y receptores como para el personal de salud.

En tiempos de pandemia, a lo largo y a lo ancho del planeta también son más necesarias que nunca las muestras de solidaridad y compromiso. Por ello el 14 de junio, Día Mundial del Donante de Sangre, constituye una oportunidad inmejorable para homenajear y dar las gracias a los donantes voluntarios por una acción que permite salvar vidas, así como para generar conciencia sobre la necesidad de hacer donaciones habituales que permitan tener acceso oportuno a sangre y componentes sanguíneos seguros y de calidad, como parte integral de la salud universal y componente fundamental de los sistemas de salud eficaces.

En 2020, celebramos este día bajo el lema “Dona sangre para que el mundo sea un lugar más saludable”, que hace hincapié en que la necesidad de disponer de sangre es universal. Porque es fundamental en los tratamientos y en las intervenciones urgentes, porque permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales, además de llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. También porque la sangre es requerida para tratar a las personas heridas durante urgencias de todo tipo y cumple una función esencial en la atención materna y neonatal.

Donar sangre en este contexto sigue siendo seguro, ya que se han dispuesto las medidas necesarias para que las personas puedan continuar haciéndolo, como el distanciamiento físico y el uso de protección por parte del personal de salud.

La donación de sangre es un acto rápido y sencillo que beneficia a toda la comunidad. En palabras todavía más simples y directas: quien hoy es donante, mañana puede ser receptor. Para donar sangre sólo se requiere pesar más de 50 kilos, tener entre 18 y 65 años, y llevar una vida sana. Durante la pandemia, pueden donar las personas sanas que no tienen síntomas similares a la gripe y que no han tenido contacto con un caso confirmado de la COVID-19.

Nuestro mensaje para las personas que donaron sangre en alguna oportunidad: hoy es particularmente importante que vuelvan a hacerlo. Y a quienes todavía no han donado, les decimos que en solo 15 minutos pueden salvar tres vidas. El objetivo es que cada vez haya más donantes regulares y voluntarios, y no esperar a que alguno de nuestros familiares o allegados necesite sangre para realizar la donación.

¿Por qué remarcamos que es tan importante sostener la donación de sangre en forma permanente y en todo el mundo? Para que el acceso deje de ser un privilegio de unos pocos. A raíz de la falta de donaciones y de equipos para analizar la sangre, actualmente la mayoría de los países de ingresos bajos y medios tienen dificultades para conseguir sangre segura. Y, a nivel global, el 42 por ciento de las donaciones de sangre se hacen en países de altos ingresos en los que solo vive el 16 por ciento de la población mundial.

Gracias a la solidaridad de la población, al empeño de los equipos de salud y al compromiso de las autoridades, en Argentina la donación voluntaria y regular de sangre se viene incrementando en forma sostenida en los últimos años.

Desde la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) acompañamos, asesoramos y colaboramos con la tarea de promover la donación de sangre, además de valorar el enorme esfuerzo que realizan tanto los y las donantes como quienes cotidianamente trabajan en la organización de colectas, mantienen las condiciones de seguridad durante todo el proceso y se ocupan de que la sangre llegue a quienes la necesitan en cada rincón el país.

* Representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Argentina.


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos