La ruta del Torrent de Pareis: una de las más impresionantes de Mallorca que recorre un cañón con paredes de 200 metros de altura y una playa paradisíaca

Este sendero de unos 15 kilómetros de longitud permite recorrer uno de los parajes más singulares de la isla. Además, al final el viajero puede disfrutar de una maravillosa cala

Guardar

Nuevo

Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).
Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).

Ahora que el verano está a la vuelta de la esquina, las playas de nuestro país se preparan para recibir millones de turistas procedentes de todas las partes del mundo. Así, la isla de Mallorca se convierte en uno de los destinos favoritos por todos para disfrutar de unas vacaciones. Esto es gracias a sus encantos únicos, de los cuales destacan en especial sus impresionantes playas. Estas llevan al viajero al paraíso, pues sus aguas cristalinas y arena blanca permiten disfrutar de un momento de relajación único.

Una de las más impresionantes se ubica en el corazón de la Sierra de Tramuntana, en mitad de un entorno totalmente salvaje que la convierte en una joya natural. Estamos hablando de la cala del Torrent de Pareis, que con apenas 30 metros de longitud por 15 metros de ancho es uno de los lugares más emblemáticos de la isla. Igualmente, la cala de Sa Calobra es la antesala perfecta para llegar a este paraje, el cual se ubica al final del cañón de Torrent de Pareis.

Cómo llegar a Torrent de Pareis

Esta imponente garganta cuenta, con más de tres kilómetros de longitud, muestra un impresionante valle esculpido durante milenios por la fuerza del viento y el agua en mitad de la sierra de Tramuntana. Su majestuosidad es tan grande que permite contemplar las rocas calcáreas de abruptas paredes que se elevan más de 200 metros. La más común es acceder por carretera desde Sa Calobra. El camino serpenteante y estrecho, conocido por sus curvas cerradas y su exigente trazado, es ya toda una experiencia en sí mismo, ofreciendo vistas panorámicas de los acantilados y el océano.

Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).
Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).

Sin embargo, si de verdad se quiere disfrutar de todo el paisaje, la mejor opción es realizar la famosa ruta de senderismo que sigue el cauce del torrente desde Escorca. A lo largo de unos 15 kilómetros (ida y vuelta), el viajero puede disfrutar de uno de los enclaves más singulares, no solo de Baleares, sino de toda España. El recorrido tiene una duración aproximada de cinco horas y es recomendada para senderistas experimentados debido a su dificultad, ya que se trata de una ruta técnica que requiere buen estado físico y habilidades en escalada y orientación.

Ruta por el Torrent de Pareis

El sendero por el Torrent de Pareis tiene su punto de partida en el Bar Restaurante Escorca, donde se puede aparcar el coche. Seguidamente, se desciende por un camino de montaña hasta llegar al Torrent de Lluc, donde comienza el barranco a través de un recorrido accidentado, con grandes bloques de roca, pasajes estrechos y zonas resbaladizas. El siguiente punto de interés es el Entreforc, el cual es el inicio del Torrent de Pareis, así como también se contempla el famoso barranco del Gorg Blau o Sa Fosca.

Este punto es uno de los más impresionantes de la ruta, pues muestra el cañón en su máximo esplendor con sus paredes verticales de más de 200 metros de altura. La guinda la pone la propia cala situada al final de todo el torrente. Esta pequeña playa es totalmente salvaje y en el año 2003, fue declarado Monumento Natural por el Gobierno de las Islas Baleares. Igualmente, durante el recorrido, los excursionistas pueden observar una variedad de flora y fauna endémica, como el buitre leonado, la cabra mallorquina y diversas especies de orquídeas.

Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).
Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).

Por otro lado, dada la dificultad del recorrido, es recomendable llevar ropa y calzado adecuados, suficiente agua y alimentos, y un equipo básico de primeros auxilios. Además, es aconsejable consultar las condiciones meteorológicas, ya que las lluvias pueden aumentar el caudal del torrente y hacerlo intransitable. Cabe señalar también, que una vez acabada la ruta, los viajeros pueden elegir coger el barco que les lleva hasta el puerto de Sóller o regresar hasta el punto de inicio.

Qué ver en Sa Calobra: playas, torres y conciertos de música

Las calas de Sa Calobra y la de Torrent de Pareis esperan al viajero. La primera de ellas, la de Sa Calobra, recibe el nombre del pueblo vecino. Se trata de una playa de piedras que alberga, además, servicios como baños, servicio de socorrismo y restaurantes. Por su parte, a la cala de Torrent de Pareis se llega tras cruzar un estrecho túnel al borde del acantilado y el cual descubre una de las joyas naturales más impresionantes de Mallorca. Al contrario de la cala de Sa Calobra, esta no cuenta con ningún servicio, ya que se trata de una zona natural y protegida.

Una de las características más sorprendentes de la Cala de Torrent de Pareis es su acústica natural. Los altos muros del desfiladero crean una especie de anfiteatro natural donde los sonidos se amplifican de manera espectacular. Esta particularidad ha sido utilizada para la realización de conciertos y eventos musicales al aire libre, ofreciendo una experiencia sonora inigualable bajo el cielo estrellado de Mallorca.

Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).
Torrent de Pareis, en Mallorca (Shutterstock).

Por otro lado, la Torre del Lluc es otro de los puntos más singulares de esta zona. Situada en la cima del morro de Bordils, entre la Cala Media o Cala Porxo y Cala Codolar, formaba parte de un extenso sistema de vigilancia y señalización de toda la costa mallorquina para combatir la piratería. Igualmente, el acceso hasta ella brinda otras de las rutas más espectaculares de la isla.

Mallorca siempre es un referente turístico. Desde el impresionante cañón de Torrent de Pareis hasta las calas vírgenes de la sierra de Tramontana, estas son algunas de las mejores playas
Guardar

Nuevo