España debuta este sábado en la Eurocopa 2024 en el Grupo B: estas son las estrellas, la táctica y los puntos débiles de Croacia, Italia y Albania

‘La Roja’ juega en el Grupo B, uno de los más complicados, donde se enfrentará a la actual campeona del torneo y al subcampeón de la Nations League. Hoy se mide las fuerzas con el equipo croata, al que conoce muy bien

Guardar

Nuevo

España, durante el último amistoso antes de la Eurocopa. (Cati Cladera/EFE)
España, durante el último amistoso antes de la Eurocopa. (Cati Cladera/EFE)

España debuta este sábado en la Eurocopa ante Croacia, en el primer partido del Grupo B. Son dos selecciones que se conocen perfectamente: en los últimos años, se han enfrentado en los octavos de final de la Eurocopa 2020, donde España ganó 5 - 3 en un partido de ida y vuelta que se fue a la prórroga; y en la final de la UEFA Nations League en 2023, que terminó 0 - 0, con victoria de La Roja en penaltis.

Este nuevo encuentro será el primero de la selección española en esta Eurocopa de Alemania, donde le espera un grupo complicado en el que también está Italia, la actual campeona del torneo. El otro rival, Albania, es (a priori) el más débil. Sin embargo, los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros -de seis grupos en total- avanzan a la siguiente ronda, así que -salvo debacle absoluta- España debería pasar a los octavos de final.

Pero es más fácil decirlo que hacerlo, y los partidos hay que jugarlos en el césped. Después de este homenaje a los clichés, tan queridos en el mundo del fútbol, repasamos las características de los rivales de España en la Eurocopa, sus estrellas, estilo de juego y posibles puntos débiles.

Croacia

Croacia está viviendo una segunda época de oro. La primera fue poco después después de nacer como selección -y como país, tras la desaparición de Yugoslavia-, con un equipo que ha pasado a la historia, en el que estuvieron jugadores como Zvonimir Boban, Robert Prosinečki,, Mario Stanić, Goran Vlaović y Davor Šuker. En su primera participación en la Eurocopa, en 1996, llegaron a cuartos de final, y en el Mundial de Francia 98, en el que Šuker fue máximo goleador del torneo, alcanzaron las semifinales.

Después de un periodo de travesía por el desierto, los éxitos regresaron a Croacia con la generación liderada por Ivan Rakitić, Luka Modrić, Darijo Srna, Mario Mandžukić o Ivica Olić: subcampeona en el Mundial de Rusia 2018 y tercer puesto en el de Qatar de 2022.

Luka Modric, en una imagen de archivo. (EFE)
Luka Modric, en una imagen de archivo. (EFE)

Estrellas

Esta segunda generación de grandes futbolistas croatas está ya llegando a su fin, pues la mayoría están cerca de retirarse. Luka Modrić, a sus 38 años, sigue siendo el líder y el eje del equipo. Junto a él, Marcelo Brozović y Mateo Kovačić forman un mediocampo sólido y creativo, y en ataque, Ivan Perišić es una amenaza constante por las bandas. Esta Croacia no es la que era hace pocos años, pero lo mismo parecía en 2022 y llegó de nuevo a las semifinales del Mundial.

Táctica

El seleccionador Zlatko Dalić ha mantenido un enfoque táctico flexible, alternando entre un 4-3-3 y un 4-2-3-1 dependiendo del rival. El mediocampo es la columna vertebral del equipo, con Modrić orquestando las jugadas desde el centro del campo, aunque le falta un goleador fiable.

Puntos débiles

A pesar de su calidad, la defensa ha mostrado vulnerabilidades, especialmente contra equipos rápidos y con transiciones veloces. Además, la dependencia de jugadores veteranos como Modrić puede ser un punto débil si el desgaste físico afecta su rendimiento.

Italia

Italia, una de las selecciones más exitosas de la historia, es también el equipo más extraño de los últimos años. Ganó la Eurocopa de 2020, después de eliminar a España en semifinales y vencer a Inglaterra en penaltis en la final. Pero después ni siquiera se clasificó para el Mundial de Qatar... y antes tampoco fue al Mundial de Rusia. Ahora, aunque llega como vigente campeona, se ha clasificado de milagro, o a la italiana: con un empate a cero frente a Ucrania y en el último partido.

Pero el caso es que se clasificó, e Italia sigue siendo Italia, así que se antoja como el rival más duro para España en este grupo.

Estrellas

Italia llega a la Eurocopa con una mezcla de veteranos y jóvenes talentos. Gianluigi Donnarumma se ha consolidado como uno de los mejores porteros del mundo, mientras que jugadores como Federico Chiesa y Nicolò Barella aportan dinamismo y creatividad en el mediocampo y ataque. Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini, aunque en el ocaso de sus carreras, siguen siendo pilares defensivos importantes.

Federico Chiesa. (Riccardo Antimiani/EFE)
Federico Chiesa. (Riccardo Antimiani/EFE)

Táctica

El técnico Roberto Mancini ha implementado un estilo de juego basado en la posesión y el control del balón, utilizando un 4-3-3 que permite flexibilidad en ataque y solidez en defensa. El equipo italiano busca presionar alto y recuperar el balón rápidamente, utilizando las bandas para crear oportunidades de gol.

Puntos débiles

Uno de los puntos débiles de Italia es la falta de profundidad en la defensa, con Bonucci y Chiellini en la fase final de sus carreras. Además, la dependencia de Chiesa para generar peligro ofensivo podría ser un problema si el joven delantero no está en su mejor forma física.

Albania

El rival más débil, al que será necesario ganar sí o sí para clasificarse -aunque esto dependerá, claro, de lo que haga España en los otros dos partidos-. Albania juega la segunda Eurocopa de su historia, después de la de 2016, en la que no logró pasar de la fase de grupos.

Estrellas

La palabra “estrellas” es mucho decir, pero el equipo albanés tiene jugadores clave como Elseid Hysaj y Berat Djimsiti, que aportan experiencia y solidez defensiva. En el mediocampo, Keidi Bare es un jugador a tener en cuenta por su capacidad para recuperar balones y distribuir el juego.

Taulant Seferi y Jasir Asani, de Albania. (Florion Goga/Reuters)
Taulant Seferi y Jasir Asani, de Albania. (Florion Goga/Reuters)

Táctica

El seleccionador Edoardo Reja ha adoptado un enfoque pragmático, utilizando un 5-3-2 que se convierte en un 3-5-2 en fase ofensiva. La defensa es la base del equipo, buscando aprovechar los contraataques y las jugadas a balón parado para generar peligro. El equipo albanés se caracteriza por su disciplina táctica y su capacidad para defender en bloque.

Puntos débiles

La principal debilidad de Albania es su falta de profundidad en el plantel y la limitada experiencia internacional de muchos de sus jugadores. Además, el equipo a veces tiene dificultades para mantener la posesión del balón y generar jugadas ofensivas consistentes.

Pau Cubarsí, Aleix García y Marcos Llorente, descartes para la Eurocopa 2024.
Guardar

Nuevo