Un hombre en libertad condicional mató a un niño de 9 años horas después de intentar secuestrar a otra menor

Los vecinos, que intentaron lincharlo, dicen que habían alertado a la Policía de que ya había intentado días atrás llevarse a una menor de un parque de Lardero, La Rioja

Detención de Francisco Javier A.L. de C., el presunto asesino de un menor en Lardero (Guardia Civil)
Detención de Francisco Javier A.L. de C., el presunto asesino de un menor en Lardero (Guardia Civil)

A las 20.15 horas del jueves, noche cerrada ya en Lardero (La Rioja) entró una llamada al 112, teléfono de emergencias. Una mujer denunciaba la desaparición de su hijo de 9 años. El chico estaba con la familia celebrando una fiesta de Halloween, pero había ido al parque próximo con un amigo. De allí, dijeron algunos testigos, se había ido con un hombre.

Se movilizó la Policía Local. También la Guardia Civil. Empezó una búsqueda por el pueblo, de 11.000 habitantes y a cinco kilómetros de Logroño, la capital riojana. Una niña fue la clave para localizar al pequeño desaparecido. Horas antes de que el menor desapareciera, un hombre la había invitado a ella a entrar en su casa.

Las indicaciones de la pequeña llevaron a los agentes hasta el número 7 de la calle Río Linares. El niño estaba en el suelo del portal, inconsciente, malherido. Junto a él, su presunto asesino: Francisco Javier A.L. de C., de 54 años.

Llegaron las ambulancias, los servicios de emergencia. Intentaron salvar al pequeño. Fue inútil. Murió. Los primeros datos que han trascendido indican que su cuerpo presenta signos de asfixia. Su asesino lo habría estrangulado. Aún se está a la espera del resultado oficial de la autopsia, que se realizará en el Instituto de Medicina Legal de Logroño.

Intento de linchamiento

A las puertas de la casa donde se encontró el pequeño se arremolinaron vecinos del pueblo. Empezaron a gritar. Querían linchar al detenido. “Hijo de puta”, gritaban. “Asesino”, se oía entre el gentío. Más dura fue la denuncia de una vecina contra los policías: “Nos llamabais locos y sólo veníais dos [agentes] y ahora ha tenido que morir un niño para que vengáis todos a proteger al asesino”.

¿Qué quería decir esta mujer? El 25 de octubre algunos vecinos denunciaron que un hombre extraño se había acercado por el parque. Una mujer de Lardero dice que a su hija se la quiso llevar hace dos semanas. Sostienen muchos habitantes del pueblo riojano que la Policía estaba avisada.

De hecho, el detenido habría intentado ayer mismo, como se ha explicado, llevarse engañada a una menor de 12 años. Pero la chica se negó a irse con él. Poco después, se llevó al pequeño al que encontraron herido de muerte. La madre de esta pequeña ha declarado a la Cadena Ser que su hija se siente culpable.

Francisco Javier A.L. de C., que tuvo que salir escoltado por la Guardia Civil del número 7 de la calle Río Linares, estaba en libertad condicional desde abril de 2020. En estos últimos meses en la calle hacía trabajos en la prisión y ayudaba, según su historial, en la reinserción de otros presos.

El detenido fue condenado una pena de 7 años de prisión en 1993 por agresión sexual. En 1998 cometió un asesinato por el que fue condenado a 20 años y 10 meses de prisión. En aquélla ocasión fue el protagonista del conocido como “crimen de la inmobiliaria”.

Francisco Javier A.L. de C. acudió a una agencia inmobiliaria y pidió ver un apartamento. Cuando la agente que lo acompañó en la visita y él estaban en el piso, se produjo el ataque: una agresión sexual y, finalmente, el asesinato.

En el pueblo hoy había silencio. Luto oficial. E indignación porque, repiten, sabían que algo así se avecinaba y habían avisado.

TE PUEDE INTERESAR