Los expertos diferencian inversiones conservadoras de aquellas con mayor riesgo.
Los expertos diferencian inversiones conservadoras de aquellas con mayor riesgo.

Las elecciones presidenciales en Argentina se acercan y las variables financieras tienden a sacudirse en forma abrupta. No es un escenario para apelar a la osadía de los ahorristas, aunque con prudencia y cautela el mercado aporta alternativas de inversión que ofrecen un respetable margen de ganancia frente a la elevada inflación, la incertidumbre política y la inestabilidad del dólar.

Así lo plantearon cuatro especialistas del mercado consultados por Infobae, que diferenciaron sus propuestas según el temple del inversor, más conservador o más arriesgado.

Perfil consevador

"Vemos que con la volatilidad e incertidumbre electoral no es recomendable una cartera que esté integrada en más de 20% en pesos. Y para el resto, un 80% debe estar posicionado en activos en dólares. El contexto no da para ser demasiado agresivo", aportó Nery Persichini, jefe de Inversiones de GMA Capital.

"Hay alternativas en dólares cuyos vencimientos se producen dentro de la actual gestión, como las Letras del Tesoro (Letes) o Fondos Comunes respaldados en estos instrumentos. Asimismo, si se quiere salir de una posición exclusivamente argentina, vemos Fondos Comunes que se posicionan en activos internacionales, enfocados en renta fija como Treasuries y bonos de Chile, México y Brasil. Tienen liquidez y menor volatilidad y exposición al riesgo que los locales", consideró Persichini.

En un año el Riesgo País subió de 400 a 800 puntos: Argentina es hoy el doble de riesgosa (Bano)

Los Treasuries o bonos del Tesoro de los EEUU son una referencia para el mundo financiero. Hoy ofrecen con una rentabilidad de 2,54% anual para la emisión de 10 años. Podría decirse que en un escenario inestable, obtener una renta de 3% o más en dólares con escaso riesgo es una apuesta ampliamente ganadora.

Los bonos del Tesoro de EEUU tienen una rentabilidad de 2,54 por ciento a 10 años (EFE)
Los bonos del Tesoro de EEUU tienen una rentabilidad de 2,54 por ciento a 10 años (EFE)

José Bano, gerente de Asesoramiento Financiero de InvertirOnline, explicó que hay buenas alternativas, siempre y cuando se tenga en consideración el "perfil de riesgo". En ese marco, destacó "una Lecap en pesos, con un retorno de 55% anual y unos 10 puntos más que un plazo fijo. Si ves inflación de acá, que el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA ve en 30% para los próximos doce meses, te estás colocando con un margen de 25% puntos, es una locura, incluso si la inflación es un poco mayor a la prevista. Está claro que no va a ser siempre así esa tasa en la medida que la inflación se vaya desacelerando".

Diego Falcone, Head Portfolio Manager de fondos de Cohen SA, comentó que "si el inversor quiere salir del 'riesgo argentino', recomendamos fondos que inviertan en bonos corporativos de América Latina y también norteamericanos, sobre todo deuda de bancos. Tienen mucha diversificación de riesgo y rinden un 4% en dólares".

La incertidumbre electoral contagió a la economía y generó parálisis de los inversores (Castagna)

Pablo Castagna, director de Portfolio Personal Inversiones, estimó que si la intención es "cubrirse en dólares y esperar que pase la tormenta, el instrumento elegido es sin duda las Letras del Tesoro (Lete), las que vencen en agosto y septiembre rinden aproximadamente 4% anual en dólares y tienen mercado secundario. Esto significa que se pueden comprar o vender antes del vencimiento pactado".

Perfil de riesgo

José Bano observó potencial en las acciones argentinas. "Si se analiza el Price/Earning, la relación entre cuánto cotiza la empresa versus cuánto gana –la medición más común para valuar las empresas- es de 7,5 años en promedio para las que integran el panel S&P Merval. Es decir, son 7,5 años para que la empresa gane todo lo que vale. Cuanto más 'cara' es una acción, más alto es el Price/Earning. Ese promedio en compañías de mercados de frontera homólogos a la Argentina da 12 años. Es decir que para que las empresas argentinas valgan lo que sus pares deberían subir 65% en promedio en dólares", refirió.

En ese caso ¿por qué las acciones argentinas están tan baratas? "Pasa que el 2019 va a ser bravísimo, hay que tener estómago, porque la jugada es a 3 ó 4 años de plazo", subrayó el experto de InvertirOnline.

Los bonos locales, “atentos” para ver si Macri accede a la reelección o no
Los bonos locales, “atentos” para ver si Macri accede a la reelección o no

Diego Falcone añadió que "para aquellos que están posicionados en títulos públicos, por ejemplo, y quieren salir de deuda argentina, pero a la vez no quieren resignar tanta renta -como sería posicionarse en un Treasurie-, hay en ese caso un menú de títulos corporativos: no salís de Argentina, están menos expuestos a un evento negativo que un soberano y ofrecen una rentabilidad de 10% en dólares. Las empresas argentinas que van a pagar las obligaciones que asumen".

El actual no es un contexto para ser un inversor demasiado agresivo (Persichini)

En tanto, Pablo Castagna expresó que "solo para los más arriesgados y que tengan una visión optimista en relación a que no vuelva el populismo, justificaría comprar activos con rendimientos alrededor del 13% en dólares: bonos Discount (DICA) con vencimiento 2033″ y legislación argentina.

"Por el lado de los pesos, las mayores oportunidades las encontramos en los bonos que ajustan por inflación y pagan tasas reales después de convalidada la inflación, que hasta ahora nos sorprendió con una tasa más alta que la esperada. Nos gustan los bonos cortos de la curva como el Boncer 2020 (TC20) y el Bono Gatillo (A2M2)", afirmó Nery Persichini.

El experto de GMA Capital no descartó "los títulos públicos argentinos en un escenario en el que Macri es reelegido: bonos cortos como el Bonar 2020 (AO20) y Bonar 2024 (AY24). Si hay apetito por Argentina es mejor esperar los resultados y, de confirmarse, entrar más caro, pero con más seguridad".

Incertidumbre política y "riesgo país"

En el mercado secundario hay títulos públicos argentinos que ofrecen rentabilidades de hasta 15% anual en dólares. Un beneficio tan elevado se justifica por la percepción de riesgo que los inversores internacionales le atribuyen a la deuda argentina.

"Estamos frente a un contexto de suma volatilidad, no tanto por el frente externo -que estas últimas semanas se tranquilizó-, sino por la coyuntura local donde la alta incertidumbre electoral contagió a la economía del día a día, generando una parálisis de los inversores, quienes están muy cautos esperando que aparezcan mayores definiciones, nombres y certezas de los números macroeconómicos", dijo Pablo Castagna.

El mercado está empezando a evaluar un escenario de ‘no triunfo’ de Macri (Falcone)

"Además, se acrecienta el miedo que genera la posible vuelta al populismo, en la medida que sigan las malas noticias macroeconómicas: inflación que no baja, volatilidad del tipo de cambio y tasas altas", acotó el analista de Portfolio Personal Inversiones.

Diego Falcone especificó que "después del resultado de las elecciones en Río Negro, el mercado está empezando a evaluar un escenario de 'no triunfo' de Macri, más allá de quienes sean los otros candidatos. Son valores similares a mayo de 2015, cuando Daniel Scioli lideraba por poco las encuestas para las elecciones presidenciales".

Consideró que en ese aspecto, el riesgo argentino es más político que económico, pues "Argentina el ajuste lo ha hecho, no tienen que caer más las importaciones ni bajar más el gasto, ni el dólar tiene que subir más que los niveles actuales".

José Bano recordó que "un año atrás el Riesgo País sondeaba los 400 puntos básicos y en este momento, sobre 800 puntos, es el doble de riesgoso".

Y advirtió que debido a la incertidumbre en el plano político, ante la inminencia de las elecciones presidenciales, "todo el mercado argentino obedece a un perfil de inversión agresivo, casi no hay alternativas conservadoras ni en moneda dura. La Letra del Tesoro rinde 4,5% en dólares y ya después el bono más conservador, como el Bonar 2020 (AO20) rinde el 14% anual. Vence un año entrado el próximo Gobierno, así que es para quedárselo hasta el final".

Seguí leyendo: