El directorio del FMI aprobará hoy un desembolso de 800 millones de dólares y recomendará al Gobierno que profundice la ayuda social

La Argentina sobrecumplió las metas previstas en el acuerdo de Facilidades Extendidas, y la intención de Milei es avanzar en un nuevo programa que comenzará a debatir con Georgieva cuando se reúnan en el G7 de Italia

Guardar

Nuevo

Milei y Georgieva durante su encuentro en el Foro de Davos
Milei y Georgieva durante su encuentro en el Foro de Davos

(Desde Washington, Estados Unidos) El directorio del Fondo Monetario Internacional aprobará hoy un desembolso de 800 millones de dólares a favor de la Argentina, tras haber sobrecumplido las metas previstas para el primer trimestre de 2024. Además, el Board del FMI insistirá al Gobierno con la necesidad de profundizar las medidas sociales para aplacar las consecuencias del plan de ajuste.

La decisión del directorio será el punto de partida de una próxima negociación entre Argentina y el FMI para acordar un nuevo programa a partir de 2024. El presidente Javier Milei y la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, se encontrarán mañana en la cumbre del G7 de Italia para preparar el escenario que a continuación ocuparán el ministro de Economía, Luis Caputo, y la subgerente del FMI, Gita Gopinath.

Milei y Caputo desean un programa del FMI que prorrogue los plazos de pago de la deuda y los intereses, que achique el porcentaje de los sobrecargos y que incluya un desembolso extra de 10.000 millones de dólares.

“Estamos en el proceso de la revaluación del Fondo que va a ser el 13 (de junio) y de ahí empezaremos a negociar un nuevo programa”, señaló Caputo.

Y completó: “No lo anunciamos ahora porque primero hay que acordarlo con el Fondo y tratar de que con ese programa llegue nueva plata”.

El jefe de Estado y su ministro de Economía consideran que el Fondo debería satisfacer la propuesta de la Argentina frente al holgado cumplimiento de las metas del programa que la administración de Alberto Fernández había puesto al borde del default.

El board del FMI y su staff, que lideran Georgieva y Gopinath, no avalarán la propuesta que -a grandes rasgos- ya se definió en el Cuarto piso del Palacio de Hacienda. El Fondo no reducirá los sobrecargos y a priori tampoco concederá un desembolso extra para fortalecer las reservas del Banco Central y abrir el cepo financiero.

Luis Caputo y Gita Gopinath durante la última reunión que mantuvieron en Buenos Aires
Luis Caputo y Gita Gopinath durante la última reunión que mantuvieron en Buenos Aires

El FMI usa los sobrecargos para sostener su propia burocracia y el desembolso extra solo podría ser un hecho si Donald Trump vence a Joseph Biden en los comicios presidenciales del 5 de noviembre. La actual secretaria del Tesoro, Janet Yellen, elogia el plan de ajuste del Gobierno. Pero no abriría la mano -con los antecedentes previos de Mauricio Macri y Alberto Fernández- a favor de la Argentina.

Trump, en cambio, tiene afinidad ideológica y personal con Milei y no dudaría en apoyar al presidente. Esta posibilidad ya está en el tablero de decisiones políticas y económicas del Gobierno, y a partir del 6 de noviembre se podría convertir en el Plan A.

El board del FMI aprobará hoy el desembolso previsto para la octava revisión e insistirá con la necesidad de aprobar nuevas iniciativas oficiales para sostener a los principales afectados por el plan de ajuste. El desembolso será de 800 millones de dólares y mañana ya aparecerá en las reservas del Banco Central.

“Hemos estado enfatizando la necesidad de aumentar la asistencia social para apoyar a los pobres, asegurando que la carga del ajuste no caiga desproporcionadamente sobre las familias trabajadoras y recomendando a las autoridades que hagan esfuerzos para aumentar la asistencia”, sostuvo Julie Kozack, vocera del FMI en su última conferencia de prensa.

En este contexto, Kozack alentó al equipo económico a “dar mayor prioridad a las reformas a nivel micro que puedan desbloquear barreras de entrada que puedan promover el empleo formal en el país y atraer inversión privada”.

El reclamo de Kozack es reflejo del pensamiento mayoritario en el board del Fondo. Y cuando se conozca su comunicado oficial habrá una mención directa a la deuda social que la Casa Rosada aún mantiene con los principales afectados del programa de ajuste que inició hace seis meses.

Guardar

Nuevo