El Gobierno busca dólares del BID y el Banco Mundial para enfrentar la crisis a la espera de acordar con el FMI

El presidente Javier Milei se reunió con el presidente del banco regional, Ilan Goldfajn; también estuvo en Buenos Aires el vicepresidente del Banco Mundial para América latina, Felipe Jaramillo y autoridades de la CAF

Compartir
Compartir articulo
Javier Milei e Ilan Goldfajn
Javier Milei e Ilan Goldfajn

El nuevo gobierno ya tomó contacto con los bancos multilaterales para sumar dólares a las alicaídas arcas públicas mientras se define el nuevo esquema de política económica.

Por un lado, el presidente Javier Milei se reunió con el titular del Banco Interamericano de Desarrrollo (BID), Ilan Goldfajn, quien viajó a Buenos Aires para participar de la ceremonia del cambio de mando presidencial de este domingo. En el encuentro, desarrollado en el hotel Libertador, se habló de la importante cartera actual con el país y los proyectos para 2024.

Según la canciller Diana Mondino, se dialogó sobre “los préstamos que están otorgados” y se aclaró que “si se van cumpliendo las metas que se están poniendo, sí habrá desembolsos, pero tenemos que cumplir”. Esto se debe a que la mayoría de los créditos del BID y del Banco Mundial están atados al avance de proyectos concretos y en el gobierno anterior hubo una importante demora en algunos casos.

En este sentido, Mondino dijo que “no sabemos de cuánto va a ser” el potencial de futuros desembolsos del BID al país, aunque aclaró que “la predisposición del mundo con la Argentina es total. Mire la cantidad de gente que está viniendo para la inauguración, es realmente histórico”.

El BID tiene aprobados créditos por USD 12.757 millones para el país, repartidos en 60 proyectos, entre los que se destacan 13 en agua y saneamiento, 13 en transporte, 10 en reforma del estado, 8 en vivienda, 6 en inversión social, 6 en mercados financieros y el resto entre agricultura, pymes, ciencia y tecnología, salud y otras áreas.

En su web, el banco destaca que “el Grupo BID sigue siendo el principal socio multilateral de Argentina” y el país es un socio importante de esta entidad.

Goldfajn es un economista reconocido a nivel internacional que fue presidente del Banco Central de Brasil y se desempeñó como director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta asumir este cargo clave, luego del fracaso del gobierno anterior de postular para ese puesto a Cecilia Todesca Bocco.

La semana pasada, Goldfajn recibió el apoyo de numerosos y reconocidos economistas frente al ataque verbal de un ex funcionario de Lula ante el FMI, Paulo Nogueira Batista, quien lo agredió con términos antisemitas al insistir en que representa el “lobby judío”, tras haber afirmado que defendía al “lobby sionista” por haber nacido en Israel.

El aporte del Banco Mundial

Además, el vicepresidente del Banco Mundial para América latina, Felipe Jaramillo, también viajó a Buenos Aires para reunirse con el nuevo ministro de Economía, Luis Caputo.

El vicepresidente del Banco Mundial, Felipe Jaramillo, se reunió con miembros del nuevo Gobierno argentino.
El vicepresidente del Banco Mundial, Felipe Jaramillo, se reunió con miembros del nuevo Gobierno argentino.

Según detalló Jaramillo a Infobae, la entidad tiene una cartera vigente con Argentina de USD 8.600 millones; de este monto, restan desembolsar USD 4.500 millones. En particular, está previsto que en 2024 ingresen USD 1.000 millones y el país deberá pagar vencimientos por cerca de USD 900 millones al banco que preside Ajay Banga.

Jaramillo detalló que el resto de los fondos llegará durante el resto del mandato de Milei, pero existe la posibilidad de ampliar la cartera vigente e incrementar el fondeo “va a depender de las conversaciones”.

El funcionario de origen colombiano se reunió con los ministros Caputo, Guillermo Ferrado, Sandra Petovello y con el economista Federico Sturzenegger, ex presidente del Banco Central de la gestión de Mauricio Macri que asesoró a Milei en las cuestiones vinculadas a la reforma del Estado.

Caputo también se reunió con el presidente ejecutivo de la CAF, Sergio Díaz-Granados, y su vicepresidente, Christian Asinelli, en un encuentro “protocolar”.

En paralelo, el equipo de Caputo comenzó a dialogar con el staff del FMI para destrabar el último desembolso pendiente para este año, que quedó suspendido por el incumplimiento de las metas del acuerdo por parte del gobierno de Alberto Fernández. El resto de los organismos miran de reojo estas negociaciones para saber cuánto avanzar en futuros desembolsos al país.

Se espera que lleguen al país funcionarios clave de Washington en las próximas semanas, como Michael Kaplan, subsecretario del Tesoro de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, para “ablandar” al directorio que conduce Kristalina Georgieva, sobre todo frente a los importantes vencimientos que el país tiene con el organismo este mes y el próximo. El país puede hacer uso de los créditos que tomó con varios países para pagar estos vencimientos, en tanto formen parte de la canasta de monedas del Fondo, como los yuanes de China.