Cómo impacta en la industria automotriz que se hayan fabricado 1,3 millón de neumáticos menos por el conflicto gremial

Ford ya se vio obligada a suspender dos turnos de su línea de producción y las terminales temen que se desate un “efecto dominó”

(NA)
(NA)

El duro conflicto gremial que enfrenta al sindicato de los neumáticos con las tres empresas que producen en el país, Bridgeston, Fate y Pirelli, impactará duramente en el proceso de producción de la industria automotriz con números que son más que elocuentes. Entre las tres compañías producen cada año un total de 6 millones de neumáticos. Ante la contienda sindical y su extensa serie de paros y bloqueos, se estima que en 2022 se fabricarán 1,3 millones de unidades menos que el año pasado.

En ese contexto complejo, las terminales automotrices tuvieron un buen mes de agosto: fabricaron 54.057 vehículos, lo que marcó un crecimiento de 22,8% respecto del mes anterior y una mejora de 40,9% en su comparación con los 38.362 vehículos fabricados en el mismo mes del año anterior. La producción en los primeros ocho meses del año alcanzó las 341.788 unidades (vehículos de pasajeros y utilitarios), lo que también reflejó un aumento de 29,5% si se compara con las 263.877 unidades del mismo período de 2021.

Pero nadie se atreve a asegurar que esa bonanza se extenderá a septiembre. Ayer, llegó la primera gran señal de alarma. Ford debió suspender dos turnos de producción en su planta bonaerense de General Pacheco donde se produce la pickup Ranger, tal como adelantó Infobae. Si la situación continúa, podría derivar en breve también en paradas en la producción de otras terminales fabricantes de pickups, que son las que más utilizan los neumáticos fabricados localmente.

(Luciano Gonzalez)
(Luciano Gonzalez)

En la industria automotriz se habla de la “tormenta perfecta”, ya que este nuevo conflicto que genera faltante de neumáticos se suma a las dificultades para acceder a dólares para la importación de insumos, tal como ocurre en otros sectores industriales, y a un tercer factor de alcance global: la escasez de semiconductores, piezas clave para las computadoras y las conexiones del tablero de los vehículos.

“La mayoría de las automotrices están afectadas excepto las que importan cubiertas y no las compran localmente. Los fabricantes de pickups están seriamente afectados y van a tener que parar producción por falta de insumos”, señaló una fuente del sector. Además de Ford, es el caso de Renault, Nissan y Toyota.

“Por un lado tenemos problemas para pagar a proveedores externos que debe ser a 180 días; por el otro lado, el tema de neumáticos y además de eso los fabricantes de semiconductores a nivel mundial que te van entregando con cuentagotas. Hay que ver qué pasa con las empresas que tengan que parar la producción, si les van a seguir entregando”, alertó la fuente.

Se teme que haya un efecto dominó y que la situación que obligó a Ford a limitar el funcionamiento de su planta por no contar con cubiertas impacte en otras compañías

Las automotrices están monitoreando la situación “minuto a minuto” para decidir cuándo deberán frenar su producción. Ayer, varias de ellas realizaron reuniones de directorio de urgencia para evaluar la situación. Renault, por caso, dispone de una cobertura de stock de neumáticos para una semana y aunque aún no hay previsión de suspender la producción están siguiendo la evolución de la situación con mucha atención.

Algo similar sucede en Volkswagen donde están cubiertos por lo menos para esta semana, pero ya analizan los próximos pasos si el conflicto se mantiene por más tiempo. La compañía utiliza un 30% de neumáticos nacionales en su producción.

“Las tres plantas de neumáticos están totalmente paradas y todas las terminales se ven afectadas. En la medida que no haya novedades en el conflicto, sigue el paro total de actividades y no hay quien opere las plantas”, dijo en off una fuente del sector.

La escalada del largo conflicto gremial entre el Sindicato de Trabajadores del Neumático (Sutna) y las empresas fabricantes paralizó por completo a las plantas de Fate, Pirelli y Bridgestone. Se teme que haya un efecto dominó y que la situación que obligó a Ford a limitar el funcionamiento de su planta por no contar con cubiertas impacte en otras compañías.

Cabe recordar que por una protesta sindical que ya lleva más de cinco meses, el gremio Sutna mantiene bloqueadas las tres plantas que producen neumáticos en la Argentina. Desde Pirelli confirmaron a Infobae que su producción fue suspendida “indefinidamente” a raíz del conflicto y lo mismo pasa en Fate y Bridgestone.

SEGUIR LEYENDO: