Manu Ginóbili sumó otro unicornio a la lista de tecnológicas por las que apuesta: con qué receta decide sus inversiones

El cuatro veces campeón de la NBA y oro olímpico ya cuenta con una amplia cartera de inversiones en tecnológicas y startups. Dice que invierte en empresas que lo inspiran, pero que mantiene sus apuestas precavida

Emanuel Ginóbili ahora es accionista del unicornio mexicano Kavak
Emanuel Ginóbili ahora es accionista del unicornio mexicano Kavak

El astro argentino del básquet, Emanuel Ginóbili, anunció que ingresó como accionista a un unicornio que busca revolucionar el comercio de autos usados en la región. El deportista retirado hace ya cuatro años ha hecho de todo menos quedarse quieto: no sólo se desempeña como asesor del equipo en el que ganó cuatro anillos de la NBA, los San Antonio Spurs, sino que se reveló como un curioso y activo inversor en empresas tecnológicas y disruptivas.

Esta semana, Kavak y el ex basquetbolista anunciaron que Ginóbili se había sumado a la empresa en el rol de inversor. Se trata de una plataforma está basada en el uso datos y la tecnología que le permite comprar, reacondicionar y vender autos usados a través de Internet o en las propias instalaciones de la compañía, con revisiones técnicas y otras garantías. Con 4 años de vida, Kavak es la primera empresa unicornio en la historia de México, con operaciones en México, Argentina y Brasil, y con planes de expansión en toda región. Tiene un valor de mercado de unos USD 8.700 millones.

No es la primera tecnológica en la que “Manu” invierte. En su momento, también supo hacer ruido al participar del unicornio argentino Ualá, pero la lista continúa. Ginóbili invirtió en Pachama, una tecnológica de un emprendedor tucumano que sería una especie de plataforma de comercio de bonos de carbono; una startup bahiense de real estate que se llama Properix; otra llamada Consorcio Abierto, que busca tecnologizar la administración de propiedades horizontales; y en el fondo Newtopia, que invierte en startups tecnológicas.

“Me fascina el mundo tecnológico. Está poco menos que cambiando el paradigma de cómo vivimos”

Y, además de Kavak, hoy se conoció que también se sumó a financiar Waterplan, una startup que tiene como misión acelerar la transición hacia un mundo con seguridad hídrica fundada por egresados del ITBA.

En diálogo con Infobae, Ginóbili admitió que existe un patrón en el tipo de empresas en las que decide invertir.

“Me fascina el mundo tecnológico. Está poco menos que cambiando el paradigma de cómo vivimos. Siempre fui un fanático de la tecnología desde el momento en que me mude a Italia y es algo sobre lo que leo, me interiorizo y que me encanta”, dijo.

El exescolta argentino de San Anotnio Spurs, Manu Ginóbili, invirtió en Ualá, Pachama
El exescolta argentino de San Anotnio Spurs, Manu Ginóbili, invirtió en Ualá, Pachama

“Hay tres grandes ‘baldes’ que me interesan: inclusión, movilidad y bienestar”, resumió. “Y en ese sentido Kavak está innovando en un tema que era engorroso, como es la compra de autos usados, que tiene toda clase de problemas, y lo más interesante de todo es que genera la posibilidad de financiar las compras a personas que no tenían forma de acceder a un crédito”, agregó.

Desde su rol en Newtopia, en base a sus propios intereses y curiosidad -se ha confesado fanático de leer las locuras de Elon Musk y Jeff Bezos- Ginóbili está permanentemente atento a lo que pasa en el mundo tech. Así como también no ha ocultado su interés por el mundo de las criptomonedas y la Web 3.0.

El caso de Kavak, sin embargo, asegura no haberlo detectado a tiempo. “Dormí mal”, bromeó.

“Hay tres grandes ‘baldes’ que me interesan: inclusión, movilidad y bienestar”

“Yo no sabía de la existencia de la empresa. La gente que me asesora y me acerca oportunidades me dice un día tenés que tener una charla con la gente de Kavak y dije perfecto”, comentó. La charla no fue bien, dijo: “Cuando escuché sobre venta de autos usados y pensé en ese mercado y la fama que tiene dije ‘paso, esta no es para mi’”.

Más tarde me insistieron, consulté a otras startups, pregunté más sobre el proyecto y finalmente me interesó el hecho de la facilitación de las operaciones, las garantías y revisiones que se dan, pero en particular el cómo darle un préstamo a alguien que nunca tuvo un préstamo”, comentó.

El entorno argentino, con expectativas de inflación para este año que están en un récord de cuarenta años, por supuesto jugó. “Fue mi primera pregunta. ¿Cómo vas a dar préstamos con 60% de inflación?”, dijo Ginóbili respecto a un problema que la empresa sólo enfrenta en la Argentina, entre los mercados en los que opera.

Jaime Macaya, CEO de Kavak Argentina, admite que fue una pregunta difícil. Pero le dijo a Infobae que si bien sin dudas es un desafío se enfocan en otras variables que pueden manejar, ya que la macro los excede. Un sistema de scoring propio, la posibilidad de direccionar préstamos bancarios a escala –lo que simplifica el trabajo para el sector financiero– y apuntar a mejorar el acceso, ya que las condiciones financieras no ayudan, puede hacer mucho. La empresa afirma que en un continente donde sólo el 7% de la cuota de mercado de autos usados tiene financiamiento, pueden llegar a cerca del 30% sólo con hacer más fácil acceder.

Cómo decide sus inversiones

La inversión en startups, unicornios en etapa de crecimiento, tecnológicas con ideas disruptivas o directamente revolucionarias puede ser fascinante pero está lejos de ser una forma de inversión que por sí misma pueda ser la principal en una estrategia de inversión. Por promisorios o seguros que parezcan algunos proyectos, Ualá y Kavak ya alcanzaron el status de unicornio, se trata de inversiones de riesgo. Por caso, Mercado Libre es una empresa muy asentada, y sin embargo su acción puede tener cambios de valor extremos.

Ginóbili lo sabe. “En medio de un portafolio enormemente conservador, es una pequeña parte de mi capital”, explica el campeón olímpico.

“De un todo bastante conservador, a una parte más excitante, motivante y que me llena”, explicó.

“Son inversiones en las que aprendo porque escucho y participo. Fomento, porque comunico lo que están haciendo los emprendedores y puedo hacerlo visible. Tiene que ser algo que me inspire porque tiene la capacidad de cambiar la vida a muchas personas”, explicó.

SEGUIR LEYENDO: