Qué es el “canje blanco”, un nuevo indicador que se sigue de cerca en el mercado

Es una operación similar al contado con liquidación para girar dólares a una cuenta en el exterior. En poco tiempo, su costo subió del 2% al 8%

Hay un nuevo indicador que mira el mercado y sirve para medir la crisis porque es otro agujero por donde se van los dólares al exterior: el “canje blanco”. La operación es similar a la de contado con liquidación. La diferencia es que se los bonos se compran con dólares en la Argentina y se revenden en Estados Unidos para depositarlos en su cuenta. El costo de este pase, es de 8%. En otras palabras, quien compra bonos con USD 100.000 y los revende en Estados Unidos, deposita en su cuenta extranjera USD 92.000. Perdió USD 8 mil dólares al final del recorrido.

“La operación reemplaza al giro. El problema es que el costo actual de 8% contrasta con el costo normal de otras épocas de entre 1,5 y 2%. El aumento del costo de la operación es porque los que sacan el dinero ven la situación heavy - heavy y no saben si esto es algo pasajero o durará mucho tiempo”, señaló un operador.

Hay temor que algunas empresas privadas entren en default por no poder pagar sus deudas en el exterior y que se sumen más provincias a las cinco que están defaulteadas. Por supuesto, el movimiento impacta en los bonos nuevos de la deuda que están siendo tratados como si no se pudieran pagarse en el futuro. A dos semanas de debutar, cayeron casi 27% y rinden 15%. Estos números no coinciden con la calificación “CCC” que les asignó Fitch Rating y S&P a los nuevos 12 bonos del canje.

Lo que despertó alguna esperanza sobre los títulos, es que tocaron un piso y rebotaron en Nueva York provocando las primeras alzas de estos bonos desde el debut. El AL29D subió 2,32%; el AL30D lo acompañó con 2,56%. Los títulos más largos también se recuperaron. El AL35D aumentó 3,25% y el AL41D, 2,12%. El riesgo país, que había tocado los 1.400 puntos, cerró en 1.392 puntos básicos.

Las operaciones de dólar con contado con liquidación crecieron en volumen. Se operaron USD 46 millones y la divisa subió $ 1,13 a $ 148,65 (+0,8%). El dólar Bolsa o MEP con negocios por USD 30 millones, aumentó 30 centavos a $ 134,69. La distensión de los dólares alternativos se debió a que se destrabaron las operaciones para adquirir dólar ahorro. Al haber menos presión en el mercado, se frenó la avidez de cobertura de un sector de los compradores.

En bancos y casas de cambio el dólar quedó prácticamente igual en $ 79,89 lo que equivale a una cotización del dólar ahorro de $ 131,18. En la plaza mayorista se negociaron apenas USD 291 millones y el Banco Central volvió a venderle divisas a los exportadores por alrededor de USD 20 millones. El dólar mayorista aumentó 7 centavos a $75,72, es decir que el contado con liquidación duplica este valor. Una brecha tan amplia siempre termina en devaluación.

Las reservas siguieron su deterioro. Esta vez se perdieron USD 50 millones y quedaron en USD 42.177 millones. Parte de la caída es responsabilidad del derrumbe del oro de casi 2% al cerrar por debajo de los USD 1.900 por onza. El precio del metal fue de USD 1.864 y seguía en baja en el post cierre, por lo que hoy puede provocar otro retroceso de las reservas que están bajo el fuego cruzado de la baja del oro y del euro y de las ventas a los importadores y empresas.

La Bolsa, siguió su monotonía de bajo vuelo. Con negocios por $ 923 millones, un volumen que ahora es habitual, el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó apenas 0,07%. En otras palabras, quedó neutro y recortó las pérdidas de algo más de 1% que padeció una buena parte del día.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street- tuvieron una rueda negativa donde solo hubo dos alzas, las de IRSA Propiedades Comerciales (+4,02%) y Corporación América (+0,93%). Las caídas más importantes fueron las de Pampa Energía (-8,44%), Loma Negra (-6,95%) e IRSA (-6,07%).

El futuro no viene con buenas señales, aunque el rebote de los bonos en dólares y la desaceleración del alza de los dólares alternativos, muestran a un mercado menos tenso tras la liberación de las operaciones de dólar ahorro. De hecho, el “blue”, casi sin operaciones, terminó en $ 145 igual que el día anterior, pero con tendencia a la baja.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online