Con la cuarentena, las salas de cine se vaciaron en forma obligatoria, pero los costos permanecen, por lo que el sector pidió ayuda inmediata
Con la cuarentena, las salas de cine se vaciaron en forma obligatoria, pero los costos permanecen, por lo que el sector pidió ayuda inmediata

El sector de las salas de cine, que emplea a 10.000 personas, le solicitó al Gobierno un amplio y rápido paquete de apoyo impositivo ante la pérdida total de sus ingresos por la pandemia del coronavirus.

Los empresarios afirmaron que ya no cuentan con recursos para hacer frente a sus pagos el mes próximo y que no podrán recuperar la recaudación hasta el año próximo.

En 2019 el cine en la Argentina recibió a 46.871.081 espectadores, que generaron una recaudación de $8.500 millones. Se trata de una industria que ocupa a otros 10.000 en forma indirecta y que, hasta ahora, fue atendido por las autoridades del Ministerio de Cultura y del INCAA, pero no por los funcionarios económicos que deciden a quién apoyará el Gobierno.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció que habrá una reducción de contribuciones patronales para los sectores más castigados por la crisis, pero no detalló cuáles serán. Y los empresarios entienden que aunque esta medida los alcanzara, sería insuficiente.

La semana pasada los ministros Martín Guzmán y Matías Kulfas anunciaron una serie de medidas de alivio fiscal, aunque todavía no se conoce su alcance completo
La semana pasada los ministros Martín Guzmán y Matías Kulfas anunciaron una serie de medidas de alivio fiscal, aunque todavía no se conoce su alcance completo

Los ejecutivos del sector entienden que las prioridades oficiales están colocadas en la atención de la emergencia sanitaria, pero advierten que no podrán garantizar las fuentes de trabajo ni el resto de los pagos en unas semanas más, sobre todo mientras se mantenga la cuarentena obligatoria.

En una carta que dieron a conocer hoy, indicaron que “las salas de exhibición cinematográfica con un alcance de 10.000 trabajadores en todo el país están cerradas, no perciben ingresos y no tienen ninguna posibilidad de revertir esta situación en el mediano plazo”.

El mensaje fue firmado por la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantallas (CAEM), la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec) y Showcase Cinemas.

Por esta razón, solicitaron “la implementación urgente de medidas para el sector”. Al respecto, detallaron sus reclamos:

- Declarar la emergencia del sector relacionado con espectáculos públicos y específicamente de la exhibición cinematográfica.

- Dado el cierre total de la actividad y caída inminente para todo el 2020, que genera imposibilidad de pago de salarios, que el Ministerio de Trabajo o el organismo que corresponda se haga cargo del pago de salarios del personal del sector.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, a cargo del programa Repro
El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, a cargo del programa Repro

- Eximición de aportes y contribuciones de la seguridad social del total de salarios de marzo 2020 y de los salarios del personal activo mientras dure la crisis del sector, estimada para todo el 2020.

- Eximición y diferimiento de pago del impuesto a las ganancias 2019 y del anticipo de ganancias 2020/2021.

- Eximición o diferimiento del pago del impuesto al cine pendientes y tasas de reinscripción de la actividad en el INCAA.

- Aplicación de subsidio 100% en las tarifas de energía eléctrica, servicios sanitarios y todos los servicios incluidos en la actividad (gas, teléfonos y otros) desde marzo y por todo el período en que los cines estén cerrados.

- Eximir del pago de intereses por pago fuera de término en todos los servicios durante 2020 y no permitir el corte del servicio por falta de pago.

El Gobierno tiene claro que el cine y los espectáculos, así como el turismo, están muy castigados por esta situación, pero también entendemos las otras prioridades que tiene hoy el Estado (Racauchi)

- Rebaja y diferimiento del pago de los alquileres desde marzo y hasta el 31 de diciembre de este año.

- Suspender el pago de comisiones bancarias y cualquier tipo de embargo en cuentas por el plazo de 365 días.

Además, pidieron que en las provincias se las exima o se difiera el pago de las alícuotas de ingresos brutos, “hasta la reapertura de las salas, como así también de cualquier otro impuesto y eximir a la actividad de retenciones y percepciones sobre este impuesto”. También, “solicitar a los entes recaudadores la devolución de los eventuales saldos a favor registrados a la fecha y ayudas a la actividad para hacer frente a salarios, servicios, alquileres, impuestos y tasas”. Una solicitud similar se les formuló a los municipios para todo el año.

El vocero de CAEM, Leonardo Racauchi, le dijo a Infobae que el Estado debe acompañar al sector, aunque enfatizó que entienden las prioridades de atender la emergencia sanitaria.

Se estima que la industria del cine perderá 20.000 millones de dólares por la pandemia del coronavirus en todo el mundo
Se estima que la industria del cine perderá 20.000 millones de dólares por la pandemia del coronavirus en todo el mundo

Frente a una industria que se estima que perderá 20.000 millones de dólares en todo el mundo, Racauchi dijo que “en Estados Unidos la decisión fue despedir al 95 por ciento del personal de las salas”.

“Y el sector está negociando una ayuda fabulosa con el gobierno de Trump para Hollywood”, aclaró. En Europa, Francia, España e Italia las salas “dispusieron de ayudas muy importantes porque esos gobiernos tomaron muy en serio al sector, asumiendo que las pérdidas son incalculables”.

“Hoy reabrieron cines en China y Japón y no fue nadie, pese a que bajó el valor de la entrada. No van por temor y porque se pospusieron los estrenos. O sea que la mejora de la situación se va a demorar al menos hasta fin de año”, advirtió.

En el caso local, expresó, “el sector necesita una ayuda inmediata porque en abril no se puede hacer frente a ningún tipo de costo. Y las ayudas que dan vueltas son pocas”.

Los empresarios del sector afirmaron que ya no cuentan con recursos para hacer frente a sus pagos el mes próximo y que no podrán recuperar la recaudación hasta el año próximo

En este sentido, dijo que “el tema de las cargas patronales es insuficiente y el Repro alcanzar para pagar una parte de los sueldos, no todo. Y repito, el sector se quedó sin ingresos”.

“El Gobierno tiene claro que el cine y los espectáculos, así como el turismo, están muy castigados por esta situación, pero también entendemos las otras prioridades que tiene hoy el Estado”, indicó.

Sobre el diálogo con las autoridades, dijo que Cultura y el INCAA los escuchan, así como algunos funcionarios del Gobierno de la Ciudad, pero “todavía no se llegó adonde se define este tipo de ayuda”.

El ministro Tristán Bauer escuchó a los empresarios, pero asegura que las decisiones económicas no están a su alcance
El ministro Tristán Bauer escuchó a los empresarios, pero asegura que las decisiones económicas no están a su alcance

Y, como en la mayoría de los sectores, el punto de arranque de esta crisis no es el mejor, ya que “si bien 2019 fue un buen año porque hubo muy buenos títulos, fue en un contexto malo por la alta inflación que los precios de las entradas no podían acompañar”.

En este contexto, admitió el ejecutivo, “no podemos comprometernos a mantener las fuentes de trabajo; el sindicato decidió acompañarnos en todas las presentaciones de Trabajo y dialogar con la CGT”.

Seguí leyendo: