El 7 de abril vence la primera etapa del nuevo
El 7 de abril vence la primera etapa del nuevo "Precios cuidados" y habrá revisión para el trimestre abril-junio

La reglamentación de la sancionada Ley de Góndolas y la revisión del programa “Precios Cuidados” para el próximo trimestre son las próximas dos discusiones que las compañías alimenticias y del sector de supermercadismo tendrán en los próximos días con la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, en momentos en que si bien se percibe una desaceleración de la inflación, hay una fuerte preocupación dentro del Gobierno en torno a la evolución de los precios de los alimentos.

En el caso de la Ley de Góndolas, perdida la primera batalla de evitar que el Congreso sancione la norma, la apuesta es ahora trabajar sobre su implementación, mientras que con el programa de precios, la discusión pasará por analizar suba de costos y buscar que el Gobierno convalide aumentos, si fueran necesarios. Pero hay pocas expectativas de los empresarios en torno a esta posibilidad; menos aún en el actual contexto, en el que hasta el propio presidente, Alberto Fernández, insiste en culparlos por los aumentos.

Español ya tiene prevista una visita a la sede de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) para el lunes para hablar con los industriales sobre todos los temas en agenda: Precios Cuidados, Ley de Góndolas y también la evolución de los costos y cómo éstos inciden en la conformación de los precios.

“Hay varios factores de incidencia. En enero se reestableció el IVA, hubo modificaciones de Ingresos Brutos y tasas municipales; y aumentos de salarios. Los $3.000 para la categoría inicial de alimentación implican 12%, y en el interior hay muchos trabajadores en esa categoría”, dijeron en Copal.

La expectativa de los empresarios es que el Gobierno no autorizará aumentos superiores al 3 a 5% promedio
La expectativa de los empresarios es que el Gobierno no autorizará aumentos superiores al 3 a 5% promedio

Ademas, agregaron que hay un alto stock de deuda financiera y un bajísimo uso de la capacidad instalada que hace que los costos fijos aumenten. La presión fiscal en la industria, que alcanza al 40% y 50% en el caso de las bebidas, es otro factor determinante. Por otra parte, los empresarios remarcan que una cosa es el precio de salida de fábrica y otra el precio en el negocio, se defienden en el sector.

Español llegará a Copal con las cifras de cómo evolucionó “Precios Cuidados” desde enero y les transmitirá cuál es la idea para el próximo trimestre, es decir, qué tendrán en cuenta a la hora de disponer aumentos y en dónde lo ven viable. Las definiciones llegarán luego de los encuentros individuales con cada empresa, pero en las compañías creen que no habrá demasiado margen. La expectativa es que la suba promedio permitida oscile entre el 3% y el 5%, con la excepción de carnes, frutas y verduras, que deberían haber tenido una revisión mensual y no la tuvieron.

Desde el día uno de vigencia del programa, Español remarcó que la lista de 311 ítems podría aumentar con las futuras revisiones (es decir, que podrían incluirse productos), pero que no estaría permitido que las empresas saquen productos durante un año. En este sentido, el Gobierno seguirá buscando sumar marcas líderes de categorías importantes al programa, como por ejemplo el azúcar, que no pudieron incluir en enero por diferencias en materia de precios con las compañías productoras (Ledesma y Tabacal).

Ley de Góndolas, una batalla perdida

En cuanto a la Ley de Góndolas, sancionada por el Senado a fines de febrero y con la cual las empresas de consumo masivo y el supermercadismo estuvieron en contra desde el primer momento, el objetivo será intentar que la reglamentación sea lo menos costosa posible para las compañías. En la reunión del lunes con Español, Copal le planteará la inaplicabilidad que avizoran, y lo mismo hará la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (Amcham), que también tiene agendado un encuentro con Español para el martes próximo.

El punto más crítico que plantea la Ley es que las empresas tendrán, por categoría, un espacio del 30% en la góndola, por lo que si se trata de un producto que tiene mucha rotación, la reposición deberá ser permanente. Ese porcentaje no podrá ser modificado, pero lo que sí deberá trabajarse en la reglamentación son las categorías. ¿Serán amplias o acotadas? ¿Habrá un 30% para cada empresa que fabrique lácteos o leche fluida?

Algunos sectores buscarán que las categorías sean lo más amplias posibles, pero otras empresas que tal vez cuentan con muchas marcas de un mismo producto prefieran que haya una mayor discriminación para poder tener un mayor aprovechamiento de su oferta de productos en la góndola.

Cómo se definirán las categorías para el cumplimiento de la Ley de Góndolas, uno de los temas a definir
Cómo se definirán las categorías para el cumplimiento de la Ley de Góndolas, uno de los temas a definir

Otro punto a discutir será el porcentaje de reserva que deben dejarle los comercios a las pymes (25%). En categorías donde no hay pymes, como por ejemplo en la industria de bebidas, ¿qué se hará con ese espacio? Lo que intentarán las compañías es que ese porcentaje se reparta entre los jugarores de la góndola.

Por otra parte, los empresarios plantearán que los productos de Precios Cuidados queden fuera del 30% exigido por empresa por categoría y, en el caso de los supermercados, que quede bien definido cómo jugarán las marcas propias. Es decir, si podrán o no competir, en cada categoría a definirse, por el 30 por ciento.

Otra duda es si los comercios chicos también estarán obligados a cumplir con la ley, ya que así lo sugiere la norma sancionada, pero no era la idea original. El objetivo inicial de los promotores de la iniciativa era que sólo fuese para las grandes superficies. En el caso de los locales más chicos, no sólo no tienen el espacio suficiente como para cumplir con los porcentajes establecidos, sino que para el propio Gobierno es más difícil el control.

La autoridad de aplicación, que se supone será la Secretaría de Comercio, tendrá 90 días para reglamentar la Ley desde su promulgación, que todavía no salió.

Seguí leyendo: