El BCRA alienta la firmeza de tasas para quitar presión al dólar. (AFP)
El BCRA alienta la firmeza de tasas para quitar presión al dólar. (AFP)

En medio de la vigencia de la ley de Emergencia solidaria y reactivación productiva que sancionó el Congreso en diciembre pasado, el Banco Central informó este lunes los lineamientos de la política monetaria que llevará a cabo para bajar la inflación y avanzar junto a la cartera que conduce Martín Guzmán para salir de la recesión.

El BCRA afirmó a través de un comunicado que en el contexto de negociación del Gobierno con los acreedores por el pago de la deuda, y de una situación crítica en lo que hace al acceso al mercado de crédito voluntario externo, “considera necesario asistir excepcionalmente al Tesoro tanto en la eventualidad de pagos de deuda al exterior como, de ser estrictamente necesario y bajo límites prudentes que respeten el equilibrio en el mercado monetario, financiamientos en moneda local”.

Remarcó que hasta tanto se pueda avanzar en esas definiciones, no es posible desplegar una estrategia de política monetaria donde se fijen objetivos específicos sobre la expansión de los agregados o la inflación pero sí dio cuenta de los lineamientos con los que buscará avanzar.

El Central destacó que el nivel de tasa de interés real debe preservar la estabilidad financiera y externa de la economía, y debe ser compatible con el financiamiento de la producción

Tasa de Interés. Teniendo en cuenta que existen componentes inerciales en el proceso inflacionario en y lo acotado del mercado de crédito local, el Banco Central señaló que “el intento de reducir la inflación apelando exclusivamente a la vigencia de tasas de interés reales excesivamente elevadas demostró su ineficacia y su carácter eventualmente contraproducente”.

En ese sentido, destacó que el nivel de tasa de interés real debe preservar la estabilidad financiera y externa de la economía, y debe ser compatible con el financiamiento de la producción y la construcción de una curva de rendimientos a mayor plazo, favoreciendo el ahorro en pesos. “Esto último supone un manejo de tasas de interés donde se evitará que caiga en niveles reales negativos”, aclaró el BCRA.

Precios. Con respecto a los precios, la entidad que conduce Miguel Pesce sostuvo que apunta a inducir una reducción gradual pero sostenible de la tasa de inflación a partir de un enfoque de política monetaria prudente, consistente y coordinada con el resto de la política económica y la política de ingresos impulsada por el gobierno.

Añadió que se espera una desaceleración de la inflación hacia niveles marcadamente menores que en 2019 “debido a la concurrencia de la política monetaria, cambiaria y fiscal, los acuerdos de precios y la coordinación de estrategias de corto y largo plazo, a través de distintos ámbitos institucionales”.

Agregados monetarios. El Central afirmó en el comunicado que los agregados monetarios se encuentran en niveles históricamente muy reducidos y agregó que un contexto de recuperación de la confianza y de reducción gradual de las tasas de interés que posibilite una mejora de las condiciones crediticias y un estímulo al nivel de actividad económica, cabe esperar un proceso gradual de remonetización.

La política monetaria debe promover una expansión prudente de los agregados monetarios, evitando desequilibrios que afecten en forma directa o indirecta al proceso inflacionario. En otras palabras, la autoridad monetaria considera necesario emitir pesos de manera prudente para evitar que se dispare la inflación.

Miguel Pesce (María Amasanti/Bloomberg)
Miguel Pesce (María Amasanti/Bloomberg)

Tipo de cambio. Con respecto a la política cambiaria, el Central indicó que “la flotación administrada es un instrumento apto para evitar fluctuaciones pronunciadas de la paridad cambiaria que generen efectos negativos sobre la competitividad, los precios internos y la distribución del ingreso”.

Y agregó que apuntan a acumular reservas internacionales de manera preventiva, sobre la base del ingreso genuino de divisas provenientes de las exportaciones.

Crédito. En este punto el Banco Central considera que el crédito interno se encuentra en niveles bajos por lo que apunta a expandirlo para atender las necesidades de los hogares y la producción. Pero con un sentido estratégico que permita atender no sólo el corto sino también el mediano y largo plazo.

Nivel de actividad y empleo. Las políticas adoptadas por el Gobierno apuntan a recuperar el mercado interno y el crecimiento de las exportaciones, induciendo aumentos en la inversión y la productividad.

En tanto, se espera que una vez que el Gobierno avance con la negociación de la deuda, tanto con acreedores privados como con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y puede desarrollar un plan económico, el Banco Central logre asimismo establecer sus metas de política monetaria con mayor precisión.

Seguí leyendo: