Gustavo Grobocopatel, presidente del Grupo Los Grobo. (Martín Rosenzveig)
Gustavo Grobocopatel, presidente del Grupo Los Grobo. (Martín Rosenzveig)

El presidente del Grupo Los Grobo, Gustavo Grobocopatel, aclaró este miércoles que podrían desaparecer "empresas" y no "sectores" de la economía a partir del acuerdo Mercosur-Unión Europea, al tiempo que reclamó un "fortalecimiento del capitalismo" en la Argentina.

A comienzos de esta semana, el empresario había generado polémica al sostener que "hay que permitir que haya sectores que desaparezcan y aparezcan otros" en los países del Mercosur, a partir de ese acuerdo comercial.

"El error de ese comentario fue hablar de sectores y no de empresas. Lo que ocurre es que hay muchas empresas a las que les va mal, inclusive a la mía le fue mal, tuve capitalizar con fondos, perdí parte de mi empresa, tuve que reestructurarme de alguna manera. Que a las compañías les vaya mal es algo común en el mundo", sostuvo el productor agropecuario.

Hay muchas empresas a las que les va mal, inclusive a la mía: perdí una parte y la tuve que reestructurar

En declaraciones radiales, Grobocopatel aclaró que "la diferencia en la Argentina con respecto a otros países, es que mientras a muchas empresas le va mal no hay nuevas empresas que aparecen. Esa es la diferencia con los países desarrollados".

"Y esa es la dinámica: hay tareas que se realizan hoy, que no se van a realizar en el futuro y pueden suceder estas cuestiones. Lo que hace este tratado Mercosur-UE es que pone en debate hasta donde debemos ir, y cómo, para dar vuelta la página de este proceso de creación de pobreza", evaluó.

Para el empresario, ese acuerdo "obliga al sector privado y público a ir por otro camino. El sector público con las reformas y transformaciones, desde las leyes, para que ser competitivos".

"Si en 10 años no logramos hacer esas reformas con este tratado nos va a ir mal. Si las hacemos, nos va a ir bien. No condeno a un sector o una empresa, incluso pueden ser de mi sector o mi propia empresa, pero si no hace bien las cosas, le va a ir mal", añadió.

En la Argentina no hay nuevas empresas que aparecen. Esa es la diferencia con los países desarrollados

A su criterio, la Argentina tiene "10 años por delante para resolver los desequilibrios macroeconómicos como inflación, el tipo de cambio, desequilibrios fiscales".

Además, insistió: "Este acuerdo es fundamental para industrializar, para generar ventas. Sin este acuerdo, eso era una utopía. Lo del mundo que se cierra, es relativo; el mundo exporta, Argentina y Brasil son los países más cerrados del planeta".

Por último, comentó que "cuando una empresa vende menos, bajan los precios, pero acá no pasa. Eso es por falta de una estructura de oferta, por falta de inversión durante tantos años, por falta de competitividad. Ahí el capitalismo expresa lo peor de sí".

"Nosotros tenemos que ir a un fortalecimiento del capitalismo, con un Estado de mejor calidad, con integración al mundo", finalizó.

SEGUÍ LEYENDO: