La sede del Banco Central, en la City porteña.
La sede del Banco Central, en la City porteña.

El Banco Central efectuó este miércoles su habitual licitación de Letras de Liquidez (LELIQ) a siete días de plazo en dos tandas: la primera, antes del mediodía y la segunda, minutos antes del cierre de las operaciones de cambio.

En la primera subasta, por $85.339 millones, la autoridad monetaria convalidó una tasa promedio de corte de 62,682% anual. En la segunda fueron $115.700 millones, con una tasa promedio de corte de 63,804 por ciento.

De este modo, la tasa de política monetaria aumentó más de un punto porcentual, unos 120 puntos básicos, a 63,328% anual, su nivel más alto desde el 13 de noviembre.

El BCRA enfrentó vencimientos de LELIQ por $200.527 millones en el día. Por lo tanto, la licitación por $201.039 millones incrementó de manera marginal el stock de deuda.

En el último mes la entidad monetaria revirtió la tendencia bajista para los rendimientos en pesos que había caracterizado el inicio de 2019. Así, la tasa de política monetaria acumula un incremento de 19,4 puntos porcentuales desde el 14 de febrero pasado.

El dólar en bancos de la City porteña siguió demandado, pero pasó a pérdidas sobre el cierre de los negocios, ya conocida la suba de tasas de la segunda licitación de LELIQ, a $41,20 en el mercado mayorista. La divisa de EEUU alcanzó un récord histórico el pasado 7 de marzo, por encima de los 43 pesos al público, y de los 42 pesos en la plaza mayorista.

Pablo Gao, fundador de InvertirenGrupo, consideró que "la tasa está por encima de 60%, pero para los bancos. Para el público en general en los plazos fijos no supera 40%. Ya está licuando el valor del peso para la gente".

La entidad monetaria informó que la tasa Badlar, para depósitos de más de un millón de pesos, promediaba en bancos privados el 39,56% anual, mientras que para plazos fijos a menos de 60 días alcanzaba 38,18 por ciento.

Esto es menos de 3% mensual: en el corto plazo estos rendimientos perdieron contra la inflación proyectada por los estudios privados para febrero y marzo.

El BCRA incrementó la tasa de política monetaria en 19,4 puntos en el último mes

Pablo Gao manifestó que "no hay otra mejor opción que ir al dólar en este momento. Y mirando los últimos 12 meses, el dólar superó cualquier inversión; mirando los últimos 24 meses, también".

Para los expertos de Research for Traders hay un "contexto en el que sigue pesando la incertidumbre política de cara a las elecciones presidenciales de octubre y las dudas sobre una recuperación de la economía doméstica".

Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, expresó que "la incertidumbre financiera persiste y la fiebre por el dólar, también". Reconoció que esta condición "pone nerviosa a la sociedad toda, dado que ni con la suba de la tasa se aquieta".

"Desde luego que con el dólar activo y la alta volatilidad vamos a convivir durante toda la campaña electoral, hasta el muy probable ballottage. Es decir casi todo el año en curso", puntualizó Fedio.

Seguí leyendo: