En septiembre fue la devaluación un lastre para la actividad. (Reuters)
En septiembre fue la devaluación un lastre para la actividad. (Reuters)

El sondeo elaborado por el centro de estudios económicos Orlando Ferreres indicó que la medición desestacionalizada arrojó una baja mensual en la actividad de 3 por ciento.

"Septiembre observó una caída de la actividad económica de 5,9% interanual, la contracción anual más pronunciada desde mediados de 2016″, alertó el informe.

Señaló, a su vez, que es la sexta baja consecutiva del índice, lo cual lleva el acumulado de los primeros nueve meses "a mostrar por primera vez en el año un resultado negativo si se compara con 2017, al anotar una caída de 0,6%".

Argumentó que el resultado negativo del mes responde a "las caídas observadas en la actividad comercial y en la industria manufacturera".

"Estos dos sectores se vieron particularmente afectados por la devaluación del peso, la aceleración de la inflación, y la baja en el consumo", puntualizó el análisis.

Subrayó, de ese modo, que "se destaca la abrupta caída de 3% que muestra la medición desestacionalizada en la comparación con agosto".

Consideró que las perspectivas para el resto del año "continúan siendo modestas", mientras aclaró que "aunque no se esperan caídas tan abruptas como la evidenciada en septiembre, tampoco puede verse un contexto macroeconómico que permita motorizar una recuperación económica en los meses venideros".