La mejora de precios reluce en un contexto todavía adverso. (NA)
La mejora de precios reluce en un contexto todavía adverso. (NA)

Las acciones argentinas sostuvieron la tónica alcista por segunda rueda seguida, tanto en la Bolsa local como en Wall Street, mientras que en forma más atenuada subieron los títulos soberanos, con un riesgo país que descendió 15 unidades, a 729 puntos básicos.

Lo más destacado de la jornada bursátil volvió a estar en los papeles bancarios. Los ADR de Grupo Galicia (+13,6%), Banco Francés (+15,4%), Banco Supervielle (+13,9%) y Banco Macro (+8,2%) son los que más repuntaron en Nueva York.

Fuente: Rava (actualización a las 18:00)
Fuente: Rava (actualización a las 18:00)

También descollaron los ADR de compañías de energía: Transportadora Gas del Sur (+12%) y Central Puerto (+16,9%).

Después de una serie de bajas que llevaron a las valuaciones a pisos desde 2015, los activos mejoraron por segunda rueda seguida, a la espera de nuevos avances en las discusiones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional para reforzar el acuerdo crediticio del país.

El índice Merval del ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) trepó un 4,1%, a 29,957 unidades, tras haber ganado otro 4% el miércoles.

Nuevamente el rubro financiero fue el que lideró la tendencia positiva

Las acciones y los bonos ya habían mostrado indicios de recuperación el miércoles, después de que los funcionarios argentinos se mostraron confiados sobre las conversaciones con el FMI.

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) cerraron con un alza promedio de 0,6%, que se suma al avance de 1,6% en la rueda anterior.

Los seguros contra un default (CDS) a cinco años bajaban a 707 puntos, con retroceso de 50 unidades, para alejarse de los máximos históricos alcanzados el miércoles, por encima de los 800 puntos, como respaldo al esfuerzo fiscal que hará el país por el plan financiero diseñado por el Gobierno, dirigido a despejar las dudas sobre un default.

"Más allá de algunos rebotes, aún resulta prematuro interpretarlo como un cambio de tendencia en el actual complejo contexto, ya que los inversores aún esperan el resultado de las negociaciones con el FMI y la aprobación del presupuesto 2019", dijo Gustavo Ber, economista de la consultora Estudio Ber.

"La gran apuesta de analistas e inversores, es que se llegue a un acuerdo con el Fondo. Por otro lado, se espera para la semana que viene, que se llegue a un arreglo con los gobernadores por el tema del Presupuesto", comentó Eduardo Fernández, analista de Rava Bursátil.

Mientras el equipo económico argentino negocia en Washington con los técnicos del organismo multilateral de crédito, el presidente Mauricio Macri buscaba alcanzar un acuerdo con los gobernadores provinciales a fin de garantizar su compromiso para aproximarse al equilibrio fiscal el próximo año.

En medio de una turbulencia financiera que agudizó los temores a una recesión en la tercera economía latinoamericana, el peso perdió la mitad de su valor en lo que va del 2018, los bonos públicos cayeron un promedio del 25% y la Bolsa acumula una baja próxima al 50% medida en dólares.

En momentos en que los inversores esperan una ampliación en la línea de crédito de USD 50.000 millones que firmó Argentina con el FMI en junio, el ministro de Economía Nicolás Dujovne, dijo que las negociaciones con los técnicos del Fondo estaban siendo productivas.