Silenciosamente los empresarios invierten en máquinas y equipos de producción (Télam)
Silenciosamente los empresarios invierten en máquinas y equipos de producción (Télam)

Las turbulencias cambiarias que comenzaron a manifestarse desde el 5 de marzo, cuando el Banco Central no pudo contener la paridad cambiaria con el uso de la tasa interés y debió complementarla con un sostenida venta de dólares (sacrificó desde entonces poco más de USD 10.000 millones), no frenaron el ritmo de las inversiones en la actividad real por parte de las empresas.

Por el contrario, el índice de Inversión Bruta Interna Mensual (IBIMI) de la consultora Orlando Ferreres registró más de 18 meses consecutivos de incremento interanual, con la novedad de que en los últimos meses se sustentó más en la dinámica de la compra de máquinas y equipos para la producción que en la firmeza que sostiene la actividad de la construcción.

"Como sucedió en el primer bimestre de 2018, la suba de este mes estuvo traccionada en mayor medida por los equipos durables de producción importados, mientras que la construcción mantiene un buen ritmo de expansión", sostiene el informe privado.

“La suba de este mes estuvo traccionada en mayor medida por los equipos durables de producción importados, mientras que la construcción mantiene un buen ritmo de expansión”

Los datos del estudio dieron cuenta de una tasa de inversión en abril del 23,5% del PBI mensual, en términos físicos, es decir, a precios constantes, descontado el efecto de la inflación. Fue el nivel más alto desde la recesión que se registró a fines de 1998.

Aunque en dólares corrientes, la estimación de la IBIF del último mes en USD 8.668 millones, equivalente a 18,1% del PBI medido en divisas, fue la relación más alta en casi 7 años, equiparó a la proporción que estimó el Indec para el III trimestre de 2011, antes de la desaceleración sostenida que provocó el cepo cambiario que se anunció a fines de octubre de ese año. Pero en ese caso influye el efecto del atraso cambiario que "infla" artificialmente el valor de la generación de riqueza por el conjunto de los agentes económicos.

Desde ese momento se mantuvo una sostenida descapitalización de la economía nacional, hasta alcanzar un piso de 14,2% del PBI en la serie oficial en el último trimestre de 2016; mientras que para el estudio Ferreres el punto mínimo se anotó en valores corrientes en el último cuarto de 2017, con 14,9% del PBI.

Desde el punto máximo de la crisis la tasa de inversión productiva repuntó en más de 4 puntos del PBI

En términos de volumen físico, el piso de la IBIF fue del 19,3% del PBI en el primer trimestre de 2016 para la consultora privada, en tanto que para el Indec la tasa mínima de inversión en el segundo cuarto de ese año fue de 18% del producto.

El informe privado estimó que el primer cuatrimestre de 2018 cerró con "un aumento de la inversión bruta interna de 9,5% anual".

Aclararon los economistas de la consultora que dirige Orlando Ferreres que "el indicador de inversión de este mes no refleja aún los cambios de todo orden que trajo aparejada la corrección cambiaria que se inició en mayo. Es esperable, teniendo esto en cuenta, que veamos en el próximo informe un cambio en cuanto a las decisiones de inversión de los agentes, en un contexto de mayor incertidumbre, tasas elevadas y tipo de cambio
más alto".

Seguí leyendo: