La arenga machista de un preparador físico del Ascenso que se hizo viral y generó repudio

Diego Kofler, profe de Atlético Güemes de Santiago del Estero, usó ejemplos lamentables para motivar a los jugadores. Lograron subir a la Primera Nacional luego de un polémico arbitraje en el duelo ante Villa Mitre de Bahía Blanca

Polémica arenga del PF de Güemes

Fue minutos antes de la final del Torneo Federal A en el que Atlético Güemes de Santiago del Estero venció por penales a Villa Mitre de Bahía Blanca y consiguió el ascenso al Nacional B. Ahí Diego Kofler, el preparador físico del conjunto santiagueño, hizo una charla para motivar a sus jugadores donde utilizó términos machistas. Una persona grabó esa arenga que se viralizó y promovió un fuerte rechazo. A raíz de ello, se conoció la noticia de que su DT, Pablo Martel, en 2019 fue condenado por violencia de género.

Rodeado de los futbolistas y a los gritos afirmó: “Es hoy. Hasta hoy Güemes se venía culeando a la negrita del pueblo, esa que se la culean todos. La que tiene olor a pingo. Y acá tengo una rubia, se llama Nacional B. ¡A esa la voy a buscar! ¡A esa me la quiero culear! Entonces tengo que romperme el orto para culearme esa mina. Tengo que ser decidido, tengo que ser inteligente. Tengo que romperme el orto y dejar la vida acá”.

“El partido que viene no importa, es hoy muchachos. Laburo, entreno, me rompo el orto. Frío, calor, lluvia, estoy acá. Pero por eso soy el mejor, porque estoy acá. Pero lo tengo que demostrar ahí adentro, en esa canchita. Me cansé de culearme a esa mina del Federal C, del Federal B, del Federal A. Me cansé, me quiero culear esa mina que me la voy a culear yo solo. ¡Yo solo voy a ser el primero que me la voy a culear! Depende mi”, concluyó.

(IG: @diegokofler)
(IG: @diegokofler)

En tanto que el actual director técnico del equipo, Pablo Martel, hace dos años fue condenado por violencia de género. Según informó Nuevo Diario, fue denunciado por su mujer. Ella le reclamó por unos mensajes que él le mandó a otra mujer y allí le dio “unos manotazos”.

Martel se presentó ante la Justicia y admitió que la versión de su mujer era verdadera. Fue condenado a un año de prisión en suspenso. “Al tratarse de una pena menor, el delito se toma como excarcelable y el entrenador quedó en libertad horas después”, publicó Diario Panorama. Luego no pudo entrar el domicilio donde vivía con ella y tuvo que cumplir con otras restricciones.

Polémico partido

Se jugó el estadio Juan Domingo Perón, de Instituto de Córdoba. El comienzo fue a todo ritmo y con Villa Mitre con el control del juego y estuvo a punto de abrir el marcador, cuando tras una habilitación excelente de Alfredo Ramírez, Gabriel Jara se escapó solo hacia al arco de Juan Ignacio Mendonca, pero fue derribado a la dentro del área por Jonatan Lastra, quien en la acción se ganó la tarjeta roja, a los 11 minutos. Aunque el árbitro Lucas Novelli no cobró penal.

La segunda controversia fue la expulsión de un jugador bahiense. En un pelotazo con poco peligro y el defensor Héctor González cubrió la pelota y, exigido, se tiró para pasársela a su arquero. David Romero, quien llegó a presionarlo, se cruzó y cayó. El juez consideró que fue falta y le sacó la segunda amarilla a González, que debió irse a los vestuarios.

A los 12 minutos del complemento, Claudio Vega saltó en la mitad de la cancha y metió un codazo. Aunque Novelli le sacó la tarjeta amarilla a Vega y a Víctor Manchafico, capitán de Villa Mitre, por reclamar esa jugada.

Luego a los 22, Güemes abrió el marcador con un gol de David Romero. Pero Villa Mitre marcó su tanto en el minuto 47 por intermedio de Nicolás Ihtz, que estableció el empate.

La igualdad agónica llevó la definición a los tiros penales y, en esa instancia, el “Gaucho” fue más eficiente y se quedó con la serie por 4 a 2, gracias a que convirtió todos los tiros que ejecutó; mientras que Gastón Herrera, de Villa Mitre, lanzó el suyo por encima del travesaño, y el arquero de Güemes, Mendonca, contuvo el remate de Maximiliano López.

Seguí leyendo