Adolfo Cambiaso demandó a una empresa estadounidense por clonar sus caballos de polo

El mejor polista del mundo inició un juicio contra un empresario petrolero texano a quien acusa de robar material genético para producir y vender clones sin autorización

Adolfo Cambiaso inició la demanda en los tribunales de Florida, Estados Unidos
Adolfo Cambiaso inició la demanda en los tribunales de Florida, Estados Unidos

El martes pasado el polista argentino Adolfo Cambiaso inició una demanda judicial a un petrolero tejano al que en la presentación se lo describe como genetista “amateur” a quien acusa de robar material genético de sus caballos de polo y producir y vender clones sin autorización.

Al mismo tiempo que se presentó la demanda Cambiaso juega el torneo de polo más importante del mundo. La Dolfina, el equipo de 40 goles de hándicap que lidera Cambiaso, perdió contra Murus Sanctus después de 34 partidos y ocho años sin conocer la derrota en el Abierto de Palermo. El sábado próximo se sabrá, de acuerdo a varios resultados, si La Dolfina-que ganó siete campeonatos seguidos- llega o no a la final de Palermo como sucede desde hace años.

Uno de los principales negocios de Cambiaso es la clonación de sus caballos de polo. La empresa de Cambiaso y de su esposa María Vázquez , La Dolfina S.A, había firmado un acuerdo inicial con Alan Meeker- el demandado- y su empresa Crestview Farms en 2009 para clonar algunos de los caballos de polo del argentino.

En la demanda presentada en la división de Palm Beach Oeste de los tribunales del Distrito Sur de Florida, Cambiaso acusó a Meeker de haber excedido los términos del acuerdo, que otorga derechos de licencia limitados a la empresa y no la propiedad absoluta del material genético original de los caballos.

Según la demanda , Meeker le comunicó a La Dolfina que vendió tres caballos clonados a un tercero en noviembre pasado, con el argumento de que el contrato de 2009 le daba a su compañía el derecho a hacerlo y que un acuerdo posterior –sellado en 2019- era diferente ya que había sido firmado un compañía diferente Crestview Genetics. Además en la demanda se señaló que existe la posibilidad de que Meeker venda más material genético de los caballos de Cambiaso fuera de la jurisdicción de Florida e inclusive fuera de los Estados Unidos.

La demanda se presentó en la Florida porque la empresa La Dolfina LLC –relacionada con la argentina La Dolfina S.A.-, tiene sede en Palm Beach, Cambiaso tiene domicilio y juega al polo de manera profesional en Wellington, en ese condado y el demandado tiene oficinas en ese mismo lugar.

En la demanda, el polista argentino solicita que se incaute todo el material genético de sus caballos en manos de la empresa estadounidense para evitar nuevas clonaciones.
En la demanda, el polista argentino solicita que se incaute todo el material genético de sus caballos en manos de la empresa estadounidense para evitar nuevas clonaciones.

“La clonación no autorizada de los caballos La Dolfina y de Cambiaso y la venta internacional de los clones amenaza con dañar de modo irreparable a La Dolfina y a Cambiaso para competir con éxito en los niveles más altos del polo, así como también amenaza con diluir y distribuir irremediablemente el material genético único e irremplazable que se encuentra en los linajes de los caballos de polo de La Dolfina. Que quede claro, estos daños no se pueden reparar con indemnizaciones económicas posteriores “, dice la demanda a la que accedió Infobae.

La demanda no solo busca que se deje de incumplir el contrato sino que también pretende que se dicte una orden judicial para incautar todo el material genético de los caballos de Cambiaso para evitar que se sigan realizando clonaciones por parte de Meeker. En la demanda se recuerda que Cambiaso decidió comenzar a clonar caballos luego de haber tenido que sacrificar a Aiken Cura uno de sus preferidos. Fue en 2006 cuando guardó células de aquel caballo que inició la historia de la clonación que lo llevó a firmar un acuerdo con Meeks. En la demanda Cambiaso recuerda que Meeks y sus empresas asociadas ya fueron demandadas por haber clonado sin autorización de los dueños del material genético al caballo de carreras Storm Cat.

La presentación del mejor polista del mundo -representado por el estudio Chapman Law Group- se hizo una semana más tarde de que Crestview Farms demandara a Cambiaso y a La Dolfina en los tribunales del Distrito Norte de Texas, también por los términos del acuerdo firmado en 2009.