Las palabras de Maradona tras la victoria de Gimnasia


“Yo amo a Boca, pero ojo, que mi corazoncito ama al Tripero. Diego Armando Maradona sabe que estará en el centro de la escena durante toda la semana. Será juez de la definición del campeonato, pero también será parte de la definición del descenso. El próximo sábado su Gimnasia de La Plata visitará al Xeneize por la última fecha de la Superliga y podría llegar a arruinarle el título al club de sus amores.

“¿Estas tres victorias consecutivas te entusiasman con ganarle a Boca en la Bombonera por ejemplo?", le preguntaron desde la transmisión oficial al DT del Lobo luego de superar 1-0 a Atlético Tucumán en el Bosque. "Por supuesto que sí”, dijo Diego con semblante de seriedad. “Pero mirá que si Gimnasia le gana a Boca el campeón es River”, insistió el cronista. “Yo soy el técnico de Gimnasia”, se limitó a contestar segundos antes de pegar un extasiado grito para abrazarse con su futbolista Víctor Ayala.

Segundos antes de ingresar al túnel para retornar al vestuario, Maradona dio una breve entrevista a Fox Sports donde tocó el tema. El periodista le advirtió que se había “ensuciado” su retorno a la Bombonera y Diego lanzó ahora sí una definición más extensa sobre el tema: “La ensuciaron mucho porque los sucios ensucian las cosas. Yo no, yo vengo a entrenar con los muchachos de Gimnasia y soy el técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Que se lo pongan bien en la cabeza. Yo amo a Boca, pero ojo, que mi corazoncito ama al Tripero”.

Diego Maradona: "Amo a Boca, pero mi corazoncito es Tripero"


Luego, volvió a tocar el tema en una nota con ESPN: “Se viene Boca, pero que tenga en claro que los sucios fueron ellos. Yo no hablé ni de plaqueta ni de reconocimiento ni nada. Yo el reconocimiento lo tengo en la calle. Sea de Boca, sea de San Lorenzo, sea de Banfield, Sea de Lanús. Yo eso me lo llevo para mí”.

El enojo de Diego está emparentado al debate que se armó en torno a su vuelta al club xeneize y las dudas sobre realizarle un homenaje, similar a las distinciones que le hicieron en las distintas canchas del país que visitó salvo la de Rosario Central.

Yo no le creo a los mentirosos. Si yo alguna vez hable de Boca, hablé bien de Boca. Lo único que digo es que no ensucien más la cancha, porque yo tengo un palco, tengo nietos, tengo sobrinos, que quieren ir a la cancha. No es todo Maradona. Lamentablemente se la agarran conmigo porque no tienen con qué”, amplió sus conceptos en conferencia de prensa. En ese momento, disparó munición gruesa contra la dirigencia actual del Xeneize: “No es Ameal eh, es a mear. Yo la verdad que no lo conozco de ningún lado. No sé si ordeñaba vacas, si vendía leche, a Ameal no lo conozco. Y sale: “No, que no le vamos a dar ninguna plaqueta a Maradona”. ¿quién te la pidió hermano? ¿sabés dónde te la podes meter a la plaqueta?”.

“Yo creo que esta semana va a ser alegre, pero no tanto, porque los muchachos tienen que doblegar el esfuerzo ese enfrentar en cancha de Boca a Boca. Pero los muchachos se la van a bancar y yo tengo plena confianza en ellos”, señaló sobre el partido clave del próximo fin de semana.

Esto es mérito de los muchachos. No te creas que nosotros hacemos magia. Nosotros entrenamos de una manera que ellos se divierten con la pelota. Los muchachos me dan una satisfacción enorme”, explicó sobre su presente en el banco de suplentes.

Más allá de vencer a Independiente y Gimnasia por el torneo local –entre semana venció a Sportivo Barracas por la Copa Argentina–, Gimnasia todavía marcha en la última colocación de la tabla de promedios a una jornada del final del actual torneo. Sin embargo, tiene toda la Copa de la Superliga por delante para revertir esta situación.

Diego Maradona "¡Así nos salvamos, la p...!"


“¡Bien! ¡Bien! ¡Así nos salvamos la p... madre!”, fue el grito que pegó Maradona en el complemento cuando uno de sus jugadores peleó una balón en la mitad de la cancha emparentado a esta situación de la lucha por permanecer en la máxima división.

Seguí leyendo: