Gerardo Werthein, durante la presentación (foto Colin Boyle)
Gerardo Werthein, durante la presentación (foto Colin Boyle)

El deporte argentino atraviesa un presente convulsionado. La manifestación que se desarrolló el jueves por la tarde en el Cenard fue una muestra de la preocupación que hay sobre la posible venta del predio para destinarlo a un proyecto inmobiliario.

A lo dicho se suma la firma del Decreto Nacional de Urgencia, que reemplazó a la Secretaría de Deportes de la Nación por la Agencia de Deporte Nacional, una medida que tiene puntos a favor y en contra.

Como positivo el ente facilitará los pagos, becas, viáticos y premios a los deportistas, dado que los trámites burocráticos que se debían hacer con el organismo anterior demoraban entre 4 y 5 meses la llegada del dinero a los bolsillos de los atletas. El aspecto negativo, en tanto, se remite al presupuesto, que es inferior al pautado.

El titular del COA y los representantes de la Comisión de Atletas (Colin Boyle)
El titular del COA y los representantes de la Comisión de Atletas (Colin Boyle)

En este sentido, el titular del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, junto a los representantes de la Comisión de Atletas, brindó una conferencia de prensa en la que solicitó seguridad jurídica a través de la creación de un proyecto de Ley que derogue el DNU.

En la elaboración de dicho documento, se designará a un representante para que trabaje con los diversos actores que conforman a la política y al deporte nacional y se redacte el proyecto de Ley que será debatido en el Congreso.

Asimismo, se fijó una posición sobre los espacios del Instituto Romero Brest, referente a la formación docente en el ámbito de la educación física, y al Cenard, ya que su destino dependerá del consenso que surja de los diferentes actores del deporte, representados por las federaciones nacionales y los deportistas.

Finalmente, también se solicitó un aumento del presupuesto para el deporte, ya que el anunciado resulta visiblemente insuficiente.

"Hay que tener en cuenta que el deporte es una herramienta muy importante en la construcción social. Si no fuera por los anillos olímpicos las dos Coreas no se hubieran unido en los últimos Juegos de invierno", destacó Werthein, con el ejemplo que paralizó y conmovió al mundo, poniendo mayor énfasis en el aspecto económico que hoy tiene la Agencia de Deporte Nacional: "No alcanza el presupuesto que designaron. Es un tema a corregir porque entre las becas y el mantenimiento del Cenard hay necesidades que requieren mayores recursos. Además hay que tener en cuenta las plataformas para el desarrollo del deporte social, lo que supone un presupuesto muy exiguo".

Como es habitual en este tipo de situaciones, los deportistas se ven afectados por la incertidumbre, lo que podría suponer un resultado adverso en los Juegos Panamericanos. Sin embargo, con los antecedentes de Buenos Aires 2018, que "fue un éxito y hoy es considerado un modelo a seguir", y Río 2016, donde la producción de la delegación albiceleste fue histórica, se espera que se establezcan verdaderas políticas de Estado para que en Tokio 2020 continúe la tendencia favorable.

El comunicado

Seguí leyendo